Por iniciativa de la Alzheimer’s Disease International, mañana viernes medios de comunicación, organismos especializados y la opinión pública de gran parte de Occidente volverán a conmemorar el Día Mundial del Alzheimer como cada 21 de septiembre desde 1994. Este año, la asociación británica fundada por la hija de Rita Hayworth también proclamó el Mes Mundial del Alzheimer para extender la serie de actividades organizadas con miras a difundir la problemática de la llamada «enfermedad del olvido».

En este breve recordatorio previo al informe anual cuya publicación está anunciada para mañana, la ADI define el mal de Alzheimer como la «causa más común de demencia», que además puede ser consecuencia de un accidente cerebro-vascular o manifestarse como demencia con cuerpos de Lewy y demencia fronto-temporal (de Pick). Más allá de particularidades propias, las distintas variaciones coinciden en generar «desórdenes cerebrales que alteran la memoria, el pensamiento, la conducta y la emotividad de la persona».

La entidad estima que «hoy son más de 36 millones las personas con demencia en el mundo» (casi nuestra cantidad total de habitantes), y que la cifra ascenderá a 115 millones en 2050. Según estas mismas proyecciones, en el planeta se diagnostica «un nuevo caso cada cuatro segundos».