El rito de fin de añoFiel a su costumbre, Espectadores llega al agotador diciembre con la lengua afuera y con la intención de tomarse un receso hasta mediados de enero próximo. A modo de despedida, el blog cierra 2012 con el clásico balance anual, que -además de repasar porciones de actualidad, homenajes varios, asuntos mediáticos y periodísticos, intereses fuera de agenda, películas inolvidables (para bien y para mal) y distintos motivos de orgullo- también incluye un oportuno ejercicio autocrítico.

———————
Flojo, flojito
———————
Este sexto año de actividad blogger resultó el menos prolijo o más desnivelado en términos de contenido, quizás porque 2012 fue especialmente demandante a nivel personal (afectivo) y por lo tanto le restó energía a este emprendimiento online. Ya en enero, costó retomar la rutina de publicación y, durante el segundo semestre, las actualizaciones casi diarias se interrumpieron sorpresivamente en una/dos oportunidades.

En 2012 el blog no pudo cumplir con el propósito de cubrir el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata (que sí siguió de cerca en 2011) y el Festival UNASUR Cine. Asimismo, enriqueció poco y nada las secciones Literatura (Señores niños de Daniel Pennac y Siempre nos quedará París de José Pablo Feinmann fueron los únicos dos libros reseñados) y Teatro/Música/Danza (reducida a promocionar una nueva edición del ciclo Teatro X la Identidad y esta presentación titiritera del amigo Beppo).

Por otra parte, las exposiciones alojadas en el apartado Visto y Oído (¡más!) fueron sólo tres: la de Alberto Giacometti en la Fundación Proa (que, recordamos, concluye el próximo 9 de enero) y, en el Centro Cultural Recoleta, las dedicadas a las Aguafuertes porteñas de Roberto Arlt y a las víctimas del atentado en la AMIA.

Si bien no presentó el mismo nivel de abandono, la sección TV perdió protagonismo este año. Se concentró especialmente en la producción de la televisión pública (la ficción En terapia o la versión autóctona de la primera temporada de In treatment y los ciclos Arte Rep, Disparos en la biblioteca, Historias argentinas, Escenas de la novela argentina) y en el lanzamiento de programas gestados al calor de la Ley de Medios (23 pares, Historia clínica y Nosotros, campesinos).

El rito de fin de añoComo años anteriores, Espectadores llega a mediados de diciembre con la lengua afuera y con la intención de tomarse un receso hasta principio del año nuevo. Aunque pueda sufrir interrupciones, esta desconexión servirá para recargar energías con miras a un 2012 pleno.

También como de costumbre, el blog publica un balance anual, que esta vez señala motivos de orgullo, hitos varios, homenajes realizados y algunas reflexiones periodístico-mediáticas. Recién al final del post figura un repaso de las películas, obras televisivas/teatrales/musicales, libros más destacados entre lo mucho o poco que vimos, leímos, escuchamos.

—————-———————————————————
Motivos de orgullo
—————-———————————————————
Más allá de uno/dos récords estadísticos, Espectadores celebra algunas publicaciones que considera logros. Dos entrevistas exclusivas encabezan el modesto «Top 8»: la primera, realizada a Sylvain George, documentalista francés responsable de la conmovedora Qu’ils reposent en révolte y ganador de la competencia internacional y del premio FIPRESCI en la última edición del BAFICI; la segunda, al juez de la Corte Suprema de la Nación, Eugenio Raúl Zaffaroni, a propósito de La cuestión criminal.

Ambos reportajes se relacionan con otros dos grandes motivos de orgullo. Por un lado, la cobertura de la 13ª entrega del Buenos Aires Festival de Cine Independiente y por el otro, el granito de arena aportado a la enorme tarea de difusión que llevan adelante el Dr. Zaffaroni y su equipo: léase la síntesis digital del mencionado compendio y la cobertura del acto de solidaridad con el magistrado y en contra del acoso mediático del que fue (y por oleadas sigue siendo) objeto.

Para terminar, otras tres coberturas propias provocan orgullo en la autora de estas páginas. De la más reciente a la más lejana en el tiempo, se trata de la clase magistral que Luc y Jean-Pierre Dardenne ofrecieron en el cine Gaumont, del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y de la transmisión online de la 83ª entrega de los premios Oscar (con récord aboluto de visitas: 22 mil en menos de cinco horas).

De yapa: este post sobre inmigración francesa en nuestra provincia del Chaco.