La presentación de la 15ª edición del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente es irreductible a un solo post. Por eso Espectadores publica la siguiente enumeración de datos suplementarios -además de curiosos/interesantes- a la cobertura del lanzamiento que tuvo lugar ayer martes en el Centro Cultural Recoleta.

La película de apertura (No de Pablo Larraín, con Gael García Bernal) se presentará por partida doble el miércoles 10 de abril a las 19.30. A la première oficial que tendrá lugar en el Village Recoleta, se le sumará una proyección con entrada libre y gratuita en el anfiteatro del Parque Centenario.

Los admiradores del argentino Raúl Perrone celebrarán la participación de P3ND3JO5 en la competencia nacional del BAFICI.

Los admiradores del francés Sylvain George celebrarán la participación de Vers Madrid. The burning bright! (Scenes from the class struggle and the revolution) en la sección Vanguardia y Género.

La nueva sección Vanguardia y Género contará con un anexo retro que consistirá en un desfile de clásicos como La mosca de David Cronenberg, El rey de la comedia de Martin Scorsese y House of bamboo de Samuel Fuller.

A simple vista la conmemoración del 24 de marzo de 1976 en Plaza de Mayo supone un folklore a esta altura bien afianzado: el aplauso cerrado y el abrazo cantado ante la llegada de las Madres y las Abuelas; el desfile de agrupaciones militantes con sus inconfundibles íconos, banderas, ritmos, consignas, cantitos, coreografías; las peleas territoriales ocasionales (ayer volvieron a enfrentarse integrantes de La Cámpora y del Partido Obrero); el ir y venir constante de familias, amigos, parejas y espíritus solitarios dispuestos a charlar con quien(es) tienen al lado; una escenografía donde son protagonistas los pañuelos blancos y los rostros de los desaparecidos («presentes ahora y siempre»); ese raro perfume que combina extractos de pólvora, porro y paty/choripán (para escándalo de los compatriotas bienpensantes); la escasa presencia mediática salvo por algunos fotógrafos encaramados a los lugares más inverosímiles).

Las consignas también parecen repetirse. En relación con el pasado, les rinden homenaje a las víctimas del terrorismo de Estado y subrayan las dimensiones económica, mediática, civil del golpe militar. En relación con el presente, señalan a los cómplices de ayer que hoy atentan contra la estabilidad democrática, y advierten sobre la relatividad del «Nunca Más» mientras sigamos desconociendo el paradero de Julio López y Luciano Arruga

Los colectivos que algunos llaman «minoritarios» también replican sus reclamos. Los pueblos originarios exigen visibilidad y la recuperación de las tierras que les fueron robadas. Las agrupaciones LGTB apuestan a seguir avanzando más allá del matrimonio igualitario y de la Ley de Identidad de Género.

El próximo martes 26 de marzo tendrá lugar la presentación oficial del BAFICI, cuya 15° edición -prevista entre el 10 y el 21 de abril- genera más expectativas que de costumbre. De hecho, además de sorprender con los films, realizadores y conferencistas convocados, en 2013 el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente coqueteará con la promesa de renovación fundada sobre los cambios anunciados meses atrás.

Sin dudas, la novedad más importante -y polémica- fue el nombramiento de Marcelo Panozzo como director del evento, en reemplazo de Sergio Wolf. Tiempo después trascendió la designación de una nueva sede (el Centro Cultural Recoleta) y de un nuevo centro neurálgico de exhibición (el complejo Village Recoleta en vez del acostumbrado shopping Abasto).

En el mencionado CCR se realizará el tradicional acto de lanzamiento, a cargo del ministro de Cultura porteño Hernán Lombardi y de Panozzo. Atrás quedaron las experiencias palermianas de 2012 en el Planetario y de años anteriores en el pintoresco museo Sívori.