Financiación del cine argentino: nuevo reclamo por el impuesto al streaming

Los integrantes de la Coordinación Audiovisual Federal reclamaron que el fondo de fomento al cine nacional perciba una porción del IVA que el Estado argentino les cobra a Netflix, Amazon, Cablevisión Flow y otras plataformas de streaming que operan en nuestro país. Lo hicieron a partir de este corto y de una gacetilla de prensa.

Difundidas a principios de esta semana, ambas piezas comunicacionales explican que la Ley Nº 17.741 –de Fomento de la Actividad Cinematográfica Nacional– y sus modificatorias concibieron un fondo destinado a estimular la producción de películas y a sostener económicamente al organismo que lo administra, el INCAA, y a la ENERC. Estas normas establecen que dicha reserva debe conformarse con el diez por ciento del dinero recaudado por dos vías –la venta de entrada a salas de proyección, y la venta y alquiler de VHS y DVD– y con un 25 por ciento de la recaudación del ENACOM.

Los autores de esas nomas no anticiparon ni la extinción de los videoclubes, ni el aislamiento anti-coronavirus que impuso el cierre de todas las salas por tiempo indeterminado, ni la proliferación de servicios especializados en exhibir películas y series online. Por el primer fenómeno, el fondo de fomento se redujo progresivamente y por el segundo la situación es crítica. A esto hay que sumarle la reducción a la mitad de los aportes del Ente Nacional de Comunicaciones.

Los integrantes de la Coordinación Audiovisual Federal advierten que en tiempos de cuarentena el consumo audiovisual «se realiza casi con exclusividad a través de las plataformas de streaming«. Algunas cifras son bien ilustrativas, incluso éstas que datan de antes de la pandemia: en abril de 2017 Netflix contaba con 847.458 suscriptores; en febrero de 2020 alcanzó los 4,5 millones.

Las plataformas online no aportan de ninguna manera al Fondo de Fomento Cinematográfico Nacional. Dicho sea de paso, tampoco respetan la cuota de pantalla que la misma Ley Nº 17.741 establece para garantizar la difusión de nuestras películas y series en una oferta cada vez más digitada por los popes de la industria globalizada.

Los servicios de streaming tributan en nuestro país; falta que ese dinero llegue a nuestro cine.

La CAF apoya dos proyectos de ley que esperan tratamiento en nuestra Cámara de Diputados: éste que el macrista Daniel Lipovetzky presentó en 2019 para trasladar al Fondo de Fomento una porción del IVA que los servicios de streaming pagan en nuestro país, y éste que el kirchnerista Pablo Carro presentó en 2018 para anular los incisos e e i del Artículo 4 de la Ley Nº 27.432, sancionada en 2017, que establecen la desfinanciación del Fondo de Fomento Cinematográfico a partir de 2023.

Cuando presentaron este Informe de Gestión a mediados de abril pasado, las autoridades del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales anunciaron que dejarían «para más adelante» la decisión de extender a los abonos de Netflix y demás plataformas montadas con capital privado la lógica de financiación derivada de la venta de las entradas a salas de cine. «Hemos dicho públicamente que creemos que el streaming y los cambios en los hábitos sociales  (…) deberían incrementar los ingresos al Fondo de Fomento con un impuesto razonable, simple y justo (…) pero no no coincidimos con que éste sea el momento para impulsar la idea», sostuvieron.

La Coordinación Audiovisual Federal está conformada por Documentalistas de Argentina, Colectivo de Cineastas, Mujeres Audiovisuales, Red Argentina de Festivales y Muestras Audiovisuales, Realizadores Integrales de Cine Documental, ADN Doc y otras 17 asociaciones de realizadores que buscan aunar esfuerzos para trabajar organizados sobre la urgencia que atraviesa el sector. Sus integrantes se proponen reconocer y atender –entre otras problemáticas del sector– la situación de los trabajadores, la igualdad de cupo de género, la democratización de contenidos, la federalización de esta industria y la elaboración de un nuevo plan de fomento.

———————————————
Contenidos complementarios
El cine argentino, en busca de (una nueva) normalidad
Como gato entre las leñas
Emergencia del sector audiovisual: a la espera de una declaración oficial
La exhibición de cine en tiempos de coronavirus
El cine argentino en estado crítico