Emergencia del sector audiovisual: a la espera de una declaración oficial

Puenzo según Ignacio Sánchez para La Nación.

«Aunque no acordamos con la necesidad del gesto, lo haremos» anunció el presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales en esta carta abierta que circula desde ayer martes por Internet. En la misiva dirigida «a las entidades de la industria audiovisual», Luis Puenzo adelantó la decisión institucional de declarar la «emergencia del sector» ante el perjuicio que la cuarentena anti-coronavirus provoca en la producción cinematográfica y televisiva, y en el desempeño del mismo INCAA.

El también autor de La peste y La historia oficial aprovechó la ocasión para señalar dos iniciativas que el organismo desarrolló en este contexto crítico: la programación de películas argentinas para adultos mayores en Cine.ar Play y la habilitación de estrenos en Cine.ar Estrenos. «Estamos trabajando con el Ministerio de Cultura y con el Ministerio de Producción, que reconoce a las industrias culturales entre las áreas más afectadas» aseguró.

La difusión de esta carta parece responder a dos solicitadas recientes: una emitida a nombre de la Mesa de Directores de Cine; la segunda firmada por la Federación de Sociedades de Autores e Intérpretes Audiovisuales.

ADN, DOCA, RDI y otras asociaciones de documentalistas que integran la mencionada Mesa reclamaron la declaración del «estado de emergencia de la actividad cinematográfica», la conformación de un «comité de crisis especifico para las películas en rodaje», la prórroga de plazos estipulados por la Resolución INCAA Nº 1/2017, la suspensión de intereses de todas las deudas mientras dure la pandemia. Entre otras medidas, también pidieron la liquidación «inmediata» de los subsidios en proceso administrativo, el reconocimiento de los estrenos en Cine.ar y otras plataformas online como «condición suficiente» para acreditar los medios electrónicos en reemplazo transitorio a los estrenos en sala, la difusión publicitaria «seria e intensa» de los estrenos en las plataformas online del INCAA y en emisoras del sistema de Medios Públicos, la aprobación administrativa «de todos los subsidios» solicitados para la posproducción de los documentales digitales.

En su comunicado, la FSAIA solicitó que los programadores de los canales de televisión abierta y por suscripción destinen «una porción significativa de su horario» a la emisión de obras de ficción realizadas en nuestro país. En términos inclusivos explicaron que infinidad de películas, novelas, series oportunamente aceptadas y aplaudidas por nuestras audiencias «bien podrían reemplazar a los programas extranjeros que hoy ocupan las pantallas». En ese caso, guionistas, directores, actores percibirían el cobro de los derechos de reproducción, y de esta manera paliar la falta de ingresos que padecen tras la suspensión de obras de teatro, rodajes cinematográficos y grabaciones de televisión en todo el territorio nacional.