Nueva estocada contra el cine nacional

Justo una semana después de la conferencia de prensa donde una parte considerable de nuestra comunidad audiovisual volvió a denunciar la «crisis inédita» que atraviesa el sector, la Cámara Argentina de Distribuidores Independientes Cinematográficos (CADICINE) y la Asociación de Directores de Cine (PCI) emitieron, cada una, un comunicado donde advierten sobre la intención oficial de suprimir el incentivo a la distribución de cine argentino. Se trata de la posible derogación de la Resolución INCAA N° 981/2013 que establece un premio para las distribuidoras especializadas en cine nacional o, en términos leguleyos, que «distribuyan películas nacionales, en por lo menos un 50 % respecto del total de películas distribuidas por año calendario».

Tras adelantar que la mencionada norma será reemplazada «por un nuevo mecanismo de apoyo al estreno de películas nacionales», la cámara de distribuidores sugiere que el cambio resultará estéril «en un ecosistema en el cual, definitivamente, no hay espacio para el cine independiente». En este punto, los autores del primer texto institucional señalan las mismas irregularidades denunciadas en la conferencia que la Mesa de Directores presidió el miércoles 4 de septiembre en el primer piso del Gaumont: falta de previsibilidad en fechas y condiciones de los estrenos, incumplimiento de la cuota de pantalla, obscena ocupación del circuito de exhibición por pocas películas (en su mayoría, producciones de la industria globalizada).

Como otros referentes del sector, CADICINE le reprocha a la actual gestión del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales la «falta de medidas concretas para equilibrar el mercado de la exhibición», es decir, para asegurar la igualdad de condiciones entre los distribuidores de cine independiente y las distribuidoras asociadas a la industria del entretenimiento, también conocidas como majors.

Sin contundentes los títulos de los comunicados que CADICINE y PCI publicaron ayer.

«A la crisis que sufre la producción de cine, se suma ahora la de distribución» se lee en la gacetilla firmada por Benjamín Ávila, Daniel Rosenfeld, Lucía Puenzo, Diego Lerman, Edgardo Cozarinsky, Ana Katz, Celina Murga, Anahí Berneri, Vanesa Ragone, Natalia Smirnoff, Juan Villegas, Nicolás Gil Lavedra y demás integrantes de PCI. Según este segundo comunicado, el INCAA al mando de Ralph Haiek discontinuó el programa de formación de públicos y estrategias de distribución que este colectivo impulsó en torno al acuerdo bilateral que nuestro país firmó en 2016 con Francia.

Cuando intervinieron en la conferencia de prensa convocada por la Mesa de Directores, tres distribuidoras de cine independiente pidieron «más cuota de pantalla» para las ficciones y documentales que les escapan a las reglas del consumo masivo, y «políticas de protección para exhibidores que programen cine de autor argentino fuera de los Espacios INCAA». A la luz de esos reclamos, la eventual derogación de la Resolución N° 981/2013 adquiere los visos de una provocación.

——————————————
Contenidos complementarios
«Estamos filmando contra viento y marea»
Documentalistas argentinos cuestionaron datos del observatorio del INCAA