El derecho al agua, según el cine

Del 30 de mayo al 6 de junio.

Agitemos las aguas es el lema del cuarto Festival Internacional de Cine Ambiental que tendrá lugar del 30 de mayo al 6 de junio en la Ciudad Buenos Aires. La selección de más de ochenta películas apunta a denunciar y, si fuera posible, a ayudar a combatir las violaciones al derecho humano por excelencia: el acceso universal al recurso natural que los científicos sintetizan con la fórmula H20.

En un documental de 2005, el entonces presidente de Nestlé Peter Brabeck-Letmathe calificó de “extremo” el concepto de derecho público y sugirió ponerle un precio al agua “como a cualquier otro producto alimenticio”. En 2013, la inventora de la economía circular Ellen Mac Arthur advirtió sobre la creciente contaminación de los mares y pronosticó que en 2050 habrá más plástico que peces si no cambiamos algunas conductas de consumo. Hace años, la prensa y el cine libres de ciertas ataduras comerciales denuncian los negocios inmobiliarios que destruyen humedales, manipulan desagües naturales, privatizan lagos enteros, financian incendios intencionales y otros métodos de deforestación brutal.

A este contexto global aluden los films argentinos y extranjeros que se proyectarán en el Gaumont, en el Cultural San Martín, en el auditorio que la Alianza Francesa tiene en la avenida Córdoba, en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, en el Museo del Hambre, en el Centro Cultural Paco Urondo, en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de la UBA. Es gratuita la entrada a la mayoría de las salas; 40 pesos es el precio máximo de aquéllas que la cobran.

El gran público desconoce a los autores de las obras seleccionadas (la lista completa de directores figura en la página 6 del catálogo del festival). Pero un recorrido por la presentación de cada film conduce a propuestas tan interesantes como la película de apertura Thank you for the rain de la noruega Julia DahrBlue de la australiana Karina Holden (de su documental sobre la contaminación de los océanos es la foto que ilustra este adelanto), El maíz en tiempos de guerra del mexicano Alberto CortésLa tierra que arde del argentino Pablo Pérez Fiedler.

Según la grilla disponible aquí, el cuarto FINCA albergará tres competencias oficiales (una internacional de largometrajes, otra internacional de cortos y mediometrajes; otra latinoamericana de documentales) y varias secciones especiales: Somos Agua, Justicia Climática, Soberanía Alimentaria, Horizontes Energéticos por ejemplo. Asimismo cabe destacar dos pre-estrenos mundiales –50 metros bajo tierra del argentino Lucas Van Esso y el mencionado trabajo de Pérez Fiedler–, una quincena de pre-estrenos regionales y una treintena nacionales.

El Festival Internacional de Cine Ambiental es una iniciativa del mismo Instituto Multimedia DerHumALC que organiza el Festival de Cine y Derechos Humanos. Presidida por Julio Santucho y dirigida por su hija Florencia, esta asociación sin fines de lucro alterna cada año entre una y otra muestra: en 2017 tuvo lugar la 17ª edición del FICDH; en 2016 fue el turno del tercer FINCA.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s