Susurros

La primera Asamblea Abierta de la Comunidad Audiovisual tuvo lugar el 13 de abril pasado.

La Asamblea Permanente en Defensa del Cine Argentino convocó para el 28 de septiembre a partir de las 18 a una nueva movilización y concentración en la puerta del INCAA. Ahora en repudio a la Resolución N° 942/2017 que el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales aprobó a mediados de mes, esta porción considerable de nuestra comunidad cinematográfica volverá a exigir la revisión de una reglamentación estatal amable con las grandes productoras de cine comercial, y en cambio proclive a limitar la producción de películas independientes o, en otras palabras, ajenas a las exigencias temáticas y estéticas que impone el marketing a escala global.

Este jueves, la APDCA también exigirá la conformación de un nuevo Consejo Asesor, órgano de co-gobierno que garantiza el desempeño democrático y autárquico del INCAA; el cumplimiento efectivo de la cuota de pantalla de cine nacional; la adecuación de la vía digital al costo medio de una película nacional. Estos reclamos se articulan con las críticas que la Multisectorial Audiovisual, la Sociedad General de Autores de la Argentina (Argentores), los Directores Argentinos Asociados (DAC), la Asociación de Directores de Cine PCI expusieron días atrás en uno, dos, tres, cuatro comunicados.

Los DAC también difundieron este análisis de la mencionada Resolución. Además de estipulaciones monetarias y procedimientos burocráticos, esta asociación de directores advirtió sobre el uso de un lenguaje que delata la intención estatal de dejar de estimular la producción cinematográfica nacional, para concentrarse en financiar los proyectos de las grandes productoras. Podrán sonar parecido pero se trata de dos objetivos distintos.

La APDCA también retomará algunos de los reclamos tratados en la asamblea abierta de documentalistas que tuvo lugar el lunes 11 de septiembre en la Manzana de las Luces, tres días antes de la publicación de la Resolución N° 942/2017. Por si hiciera falta, en este punto corresponde aclarar que la convocatoria para el jueves pretende expresar el rechazo, no sólo a esa norma, sino a las demás medidas que el Ministerio de Cultura de la Nación y el Instituto de Cine impulsaron desde principios de 2016 según ordena la estrategia comercial que la alianza gubernamental Cambiemos ideó para nuestra producción cinematográfica.

Se trata de volver a expresar un malestar que lleva casi dos años, y que se agravó en abril pasado tras la operación mediática que precipitó la remoción de Alejandro Cacetta de la presidencia del INCAA y de Pablo Rovito del rectorado de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC). De hecho, desde entonces la asamblea en defensa del cine nacional se declara en estado de alerta permanente.

Como ante otros reclamos efectuados desde otros segmentos de nuestra sociedad, Cambiemos también (des)califica esta movida de una parte de la comunidad cinematográfica como una operación manejada por y al servicio del kirchnerismo. Mientras funcionarios gubernamentales denuncian la politización de la discusión sobre el desempeño actual del INCAA, los medios afines al oficialismo contribuyen a la politización con la difusión de informes que demonizan la gestión anterior. El canal América TV presta sus servicios de buen grado, a juzgar por el rol que cumplieron sus programas Animales sueltos en abril y La Cornisa antenoche.

Justo el jueves de la semana pasada, el presidente del Instituto de Cine Ralph Haiek y el ministro de Cultura de la Nación Pablo Avelluto presentaron la sexta edición de la Semana del Cine Argentino, que este año transcurrirá del 1 al 4 de octubre, a 35 pesos la entrada en salas de todo el país. En el acto de lanzamiento del nuevo ciclo, se anunció el objetivo de “que las películas que hacemos los argentinos, las vean los argentinos a un precio módico”, y se proyectó el spot Susurros donde interviene el actor, productor y gerente de programación Adrián Suar.

A partir de la elección de este referente del business audiovisual criollo, se nombra sotto voce qué tipo de cine busca estimular la alianza Cambiemos. Y en voz todavía más baja, se desliza a qué (otro) tipo de cine se le destinará cada vez menos fomento y pantalla.

——————————————
Contenidos complementarios
En peligro
Clase pública en el umbral del BAFICI
Festival sujeto a intermitencias

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s