Paternidad sin cotillón

Por este film, González ganó el premio de la crítica internacional en el 31° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Una sola escena basta para acordarle a Los globos un puesto destacado en –si existiera– el ranking de películas nacionales que abordan la (compleja) construcción de la paternidad. Es que la reacción del protagonista cuando escucha “Papá” en boca de su hijo no sólo evita el lugar común que nuestras agencias de publicidad explotaron hasta el hartazgo; también resignifica con una potencia arrolladora esa suerte de hito fundacional en la narrativa familiar occidental.

A juzgar por ése y otros aciertos de su debut como director, el actor Mariano González se anuncia –con perdón del neologismo– como un buen resignificador. Por lo pronto, este admirador confeso del cine de Luc y Jean-Pierre Dardenne parece trabajar a su manera la misma materia prima que los hermanos belgas esculpieron más de una década atrás, para El hijo primero y El niño después.

Como el carpintero que Olivier Gourmet interpretó para el film de 2002, César también es un personaje taciturno, que parece encontrar refugio y cierta expiación en su taller (el suyo, muy precario, montado para fabricar globos de cumpleaños). Como la pareja joven que Jérémie Renier y Déborah François compusieron para el largometraje de 2005, el personaje a cargo del mismo González tampoco sabe qué hacer con su pequeño Alfonso.

César crece desde el punto de vista narrativo tanto como aquellos personajes inolvidables de los Dardenne. Quizás porque también la escribió, González encarna esta historia con una consistencia y coherencia encomiables. Acaso haya ayudado el hecho de que su hijo y su padre en la vida real interpretaron al hijo y al suegro del protagonista en la ficción.

“Papá, si hay un puma, no te preocupes: yo te voy a proteger”. Algo así le dice Alfonso al fabricante de globos cuando termina la “exploración” que emprendieron juntos a metros de la ruta, y a modo de recreo de un viaje en auto. A partir de esas palabras que fuera de contexto también pueden resultar publicitarias, arranca la secuencia memorable de esta aproximación a la paternidad que curiosamente (o no) carece de cotillón.

El año pasado, Los globos ganó el premio FIPRESCI en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. A partir del próximo 9 de julio, la opera prima de González se proyectará los domingos de este mes a las 18 en el microcine del Malba. Antes, el jueves 6, desembarcará en el BAMA Cine de la Ciudad de Buenos Aires y en salas de Córdoba, Neuquén y La Pampa.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s