Devenir de un flechazo virtual

La Asociación de Directores de Cine (PCI) apadrina la proyección de la opera prima de Nico Casavecchia en el Cultural San Martín.

La desopilante escena donde el traductor de Google adquiere absoluto protagonismo ilustra el sentido del humor original, inteligente, certero que el argentino Nico Casavecchia desarrolla en Finding Sofía, comedia sobre el devenir del flechazo virtual que un joven neoyorkino siente por una muchacha porteña. La intervención acordada a la voz cibernética constituye uno de los gags más ocurrentes sobre una sociedad que se declara globalizada e híper comunicada, y que sin embargo sigue tropezando con sus habituales taras idiomáticas e idiosincráticas.

Con similar tino, Casavecchia también bromea sobre los quince minutos de fama que la mayoría de los mortales busca –y en ocasiones consigue– gracias a Internet, y sobre la discusión en torno al arte verdadero, aquél inmune al virus de la mercantilización. El realizador les confió la representación de las posturas extremas a Sam Huntington, el Jimmy Olsen de Superman regresa, y a Rafael Spregelburd. El resultado es inmejorable.

La dirección del elenco, que también integran las impecables Andrea Carballo y Sofía Brihet, es otro aspecto encomiable de esta opera prima rodada casi por completo en el Delta de Tigre. Al parecer, el escenario donde Martín Piroyansky filmó su refrescante Vóley, resulta propicio para retratar el amor menos como una experiencia mística que como la resultante del azar online y de una convivencia tan forzada como (al principio) ríspida.

Aunque ya la vimos en otras comedias románticas indies, por ejemplo Más extraño que la ficción y 500 días con ella, la inclusión de fragmentos animados aquí también entretiene y contribuye a agilizar el relato. Casavecchia vuelve a hacer gala de su creatividad cuando ilustra el desafío de encontrar a una persona desconocida con recreaciones del juego que consiste en unir con un lápiz puntos numerados para descubrir un dibujo escondido.

Finding Sofía se exhibió por primera vez en la Ciudad de Buenos Aires el año pasado, cuando participó de la competencia argentina del 18º BAFICI. A partir del sábado próximo, se proyectará los siguientes días de julio en el Centro Cultural San Martín.

Sábado 1, 8, 15 y 22 a las 22.
Domingo 2, 16 y 23 a las 20.
Jueves 6, 13 y 20 a las 20.
Viernes 7, 14 y 21 a las 22:15.

La película también se proyectará el miércoles 28 de junio a las 20, a modo de pre-estreno.

——————————————
Ésta es una versión apenas retocada de la reseña que Espectadores publicó el 17 de abril de 2016, en el marco del 18º Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente.

——————————————
Contenidos complementarios
– 500 días con ella de Marc Webb (reseña)
– Más extraño que la ficción de Marc Forster (reseña)

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

2 thoughts on “Devenir de un flechazo virtual

  1. Desopilante: hace mas de veinte años que no escuchaba esa palabra.
    Gracias Maria.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s