Once años

En contra de los pronósticos que hace tiempo anuncian la extinción de los blogs, el lunes pasado Espectadores cumplió once años de vida online. Por si hiciera falta, cabe aclarar que la voluntad de continuidad no responde a la necesidad de probar la presunta falsedad de una hipótesis a lo sumo discutible. En honor a la verdad, se trata de un empecinamiento estrictamente personal, que en ocasiones -porqué negarlo- se topa con la tentación del No va más.

Puede sonar paradójico, pero lo cierto es que este espacio se sostiene en el tiempo porque su autora envejece o, dicho con eufemística amabilidad, porque es menos joven que antes. Entonces, por un lado, el decreciente interés en las plataformas de última generación, superadoras de las otrora bitácoras, reduce el riesgo de reemplazo. Por otro lado, la exacerbación de algunas obsesiones alimenta el deseo de escribir, a veces para rasgar la homogeneidad de contenidos impuestos por los medios masivos, a veces para hacer catarsis.

Aunque circule por el carril lento de la autopista digital, Espectadores siente el impacto de los cambios de conducta internauta. Las estadísticas internas de WordPress y las notificaciones de nuevos suscriptores por correo electrónico y de nuevos seguidores a través de Facebook y Twitter indican que aumenta la tendencia a leer menos los posts originales y más las réplicas difundidas por mail y por las redes sociales.

Esta forma indirecta de contacto con el blog impide calcular con precisión la cantidad de gente que lo consume, con perdón del verbo mercantilista. A lo sumo, las mencionadas estadísticas de WP sugieren que, más allá de los picos muy bajos (durante el receso estival) y algunos muy altos (provocados por aciertos ocasionales), este espacio recibe alrededor de trescientos visitantes únicos por día. Si a estas visitas in situ se les suma el registro de lectores de contenidos espejados, entonces el promedio pasa de ser general a mínimo.

En el transcurso de los últimos dos años, Espectadores inspiró más reacciones en las redes sociales que en sus propias páginas. Acaso por este fenómeno, el intercambio de opiniones se redujo a una ínfima expresión dentro del blog y Facebook concentró la interacción con/entre los lectores. En esta red social quedan registradas intervenciones particularmente movilizantes como la que Eva Giberti escribió la víspera del 11º aniversario aquí celebrado.

Espectadores aprovechó el cambio de plantilla que realizó en septiembre pasado para presentarse en tanto medio chico, sin fines de lucro y a cargo de una sola persona. Desde entonces dosifica el uso de la palabra Blog e intenta nombrar sus textos como artículos en vez de posts. Por lo visto el (discutible) pronóstico de extinción le hizo mella de alguna manera.

Por suerte, el empecinamiento personal es más fuerte que la hipótesis apocalíptica. Por otra parte, el envejecimiento -o la experiencia- enseña que el No va más apenas marca el ritmo de un juego. En este sentido Espectadores se parece un poco a la ruleta: hace once años sólo se detiene para ordenar sus apuestas; luego vuelve a girar.

———————————
Cumpleaños anteriores:
Dieznueveochosieteseiscincocuatrotresdosuno.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

15 thoughts on “Once años

  1. No te vayas, das un aporte excelente tanto en las pelis como en tus opiniones. No me gustaría dejar de leerte.

  2. ¡Felicitaciones, María! Hoy más que nunca, hay que aferrarse a una soga de coherencia que nos proteja del desquicio. Abrazo grande.

  3. Siempre encuentro en tu blog un luz que titila como esas estrellas que según dicen ya no existen más pero que siguen estando muy presentes en nuestro universo.

  4. María… mucho lamentaría que desistieras. Tu blog es un hallazgo reciente para mí. Aprecio y confío en tu palabra escrita… que espero diariamente en el correo.Tu pensamiento afín resulta una compañía indispensable en éstos tiempos difíciles.

  5. Estimada tocaya, me conmueve imaginarte a la espera de los posts de Espectadores. Quedate tranquila: no tengo intención de desistir. Cuando a veces fantaseo con tomarme un descanso prolongado, enseguida se me pasa.
    Muchísimas gracias por tus palabras.

  6. La necesidad de cambio está impulsada mediáticamente como una meta a lograr, como un acto que merece ser vivido, como una necesidad primero personal y lugo social, aunque no socialice absolutamente nada. Raramente un acto individual se convierte en un valor social, aunque puede ocurrir. La mercantilización de la cultura la va convirtiendo en baratija para mercachifles. En una sociedad en pugna como la nuestra, nada de lo que parece termina siendo. Por eso es más necesario que nunca que continúes tratando de mostrar un punto de vista diferente, no conformista. En general estimo que es lo que recibimos en cada entrega de tu blog, que implica tu energía personal para sostenerlo. Si lo mirás de otra manera el blog nos sostiene, al mantener una visión del acontecer artístico diferente, más ligada a lo “real”, aunque la realidad es difícil de atrapar tanto por los artistas como para sus críticos. Por lo expuesto: a seguir, que el cambio mentiroso algún día terminará y serán necesarias nuevamente las reflexiones que tu blog nos “obliga” a realizar. J.S.-

  7. Lectores de Espectadores y quien suscribe nos sostenemos mutuamente. Muchas gracias por tus palabras lúcidas y alentadoras, mi muy querido Julio: bien sabés lo que significan para mí. Te mando un abrazo muy grande.

  8. ¡Once años! ¡Cuánto tesón y honestidad intelectual! Una publicación mensual dice de sí que es “una voz clara en medio del ruido”. Le robo al “Diplo” esta definición para definir a “Espectadores” pues de eso se trata tu blog,María.
    Así que recordando a un trío español,espero,deseo y te pido ” que cumplas muchos más”.

  9. ¡Muchas gracias por los buenos deseos, La Resistente! Y por el robo al Diplo, que honra mucho al blog.
    Gracias, además, por ser una de las lectoras más veteranas de Espectadores. Incluyo a Mabel en esta suerte de podio.

  10. Querida amiga: Tu tarea es valiosa y debe continuar. Nunca se renuncia a luchar por una sociedad más justa. Tu blog, al plantear una mirada aguda y muchas veces brillante, nos ayuda e incita a seguir buscando la perdida Atlántida. Los dichos populares siempre encierran grandes verdades: “No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista”. La lucha por mantener nuestros derechos se ha convertido en lucha por recuperar los que ya nos han quitado. De la mano de la gigantesca transferencia de recursos a la clase dominante como primera medida y prueba de su desparpajo, mentira tras mentira aun se sostienen. Es necesario colocar la mejor energía para volver a ser gobierno y discutir desde allí el poder. La Historia de esta parte del globo es de lucha, allí estaremos una y otra vez, todos los que queremos una sociedad más justa y realmente inclusiva. Con el afecto de siempre te abrazo muy fuerte. J.S.- 

  11. Este blog es útil para mirar la vida desde una perspectiva amable, reflexiva, respetuosa y profunda. Felicitaciones por la persistencia.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s