La otra Mary Tyler Moore

Por el rol de Beth, Taylor Moore compitió por un premio Oscar en 1981.
Por el rol de Beth, Taylor fue nominada a un Oscar.

Ante la noticia de la muerte de Mary Tyler Moore, Robert Redford recordó ayer el “coraje” de la actriz que aceptó convertirse en la madre hierática del drama Gente como uno a contramano de su especialidad, la comedia. Según Los Ángeles Times, el director de la película ganadora de cuatro premios Oscar en 1981 sostuvo que la entrañable co-star televisiva de Dick Van Dyke encarnó de una manera “enormemente poderosa” el papel “más oscuro” de su carrera profesional.

Por su desempeño en aquel largometraje, Moore fue elegida para disputar la estatuilla dorada a la mejor actriz protagónica, que terminó en manos de la hija del minero, Sissy Spacek. Quizás por el arrojo y la energía que señaló Redford, algunos espectadores recordamos más a la Beth de Ordinary people que a la Loretta de Coal miner’s daughter.

Adaptación cinematográfica de la novela homónima de Judith Guest, Gente como uno describe la profunda crisis que atraviesa una familia de Boston después de un accidente trágico donde un hijo muere y otro sobrevive. Moore y Donald Sutherland compusieron al matrimonio, y el entonces jovensísimo Timothy Hutton interpretó al muchacho sobreviviente.

Sutherland y Hutton, detrás de Moore.
Sutherland y Hutton, detrás de Moore.

Cuando James Lipton lo entrevistó para su programa Inside the Actors Studio a mediados de 1999, Sutherland contó la siguiente anécdota sobre la famosa escena circunscripta a la escalera de la casa. Allí los esposos -Calvin al pie; Beth en la cima- mantienen un diálogo decisivo.

Entre los premios Oscar que ganó Gente como uno, figura aquél a la mejor película.
Entre los premios Oscar que Gente como uno ganó en 1981, figura aquél a la mejor película.

La actuación de Moore había resultado tan impactante que, cuando Sutherland volvió a ver la secuencia grabada en la instancia de edición, se sintió disconforme con su propio desempeño y le pidió a Redford hacerla de nuevo. Como la actriz estaba de viaje en ese momento y los tiempos de producción no admitían mucha dilación, el actor reinterpretó su parte solo, frente al director que decía las líneas de Beth detrás de cámara.

A casi veinte años del suceso, el vívido relato de Donald sorprendió a Lipton, al público presente en el estudio, a más de un televidente atento a aquella emisión. Vale sumarlo a la serie de anécdotas que desde ayer conforman el tributo mediático a la actriz sobre todo recordada por su talento para el humor.

—————————————————————————————————–
Contenidos complementarios
El insurgente

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s