Lo primero es la familia

Giralt presentó su película en el 18° BAFICI.

Seguro en honor al título, la película más reciente de Santiago Giralt (fue presentada meses atrás en el 18° BAFICI) se estrenó en nuestro circuito comercial ayer 1° de septiembre, es decir, justo el primer día del mes que los argentinos asociamos con el fin del invierno, la proximidad del verano, los festejos por el Día del Estudiante. Bien por la distribuidora que consiguió la fecha: Primavera promete bastante de lo que encontramos en la también llamada “estación del amor”.

Escenarios luminosos, ropas livianas y coloridas, flores que imaginamos perfumadas, calesita de personajes desinhibidos -a veces eufóricos-, besos furtivos, coqueteos y romance varios, (re)nacimiento(s). Todo eso hay -o pasa- en el vodevil que tres integrantes de la familia Mutti-Spinetta protagonizan junto con estrellas de distintas dimensiones y constelaciones: Luisa Kuliok, Moria Casán, Victoria Xipolitakis, Mike Amigorena, El Chino Darín entre otras.

Actores y vedettes encarnan una versión exagerdada de sí mismos, sobreactuación admisible en el marco de un ejercicio que unos cuantos críticos (sobre)calificaron de almodovariano, y que también responde a la decisión autoral de encomendarle la narracción a un chico de once años, a cargo de Angelo Mutti Spinetta.

Leopoldo es testigo y relator de los (des)encuentros entre miembros de su familia: una familia ensamblada, con más virtudes que defectos, en parte porque su gran motor es el amor (amor paterno-filial, fraterno, romántico hétero u homosexual). La pre-adolescencia del narrador es el cristal a través del cual observamos el fresco que propone Giralt.

Por momentos el largometraje parece un acto escolar concebido para ilustrar e inculcar la definición amplia de familia, aquélla que se extiende más allá del determinante genético. Por suerte su realizador no pretende hacer docencia, así que nos ahorra la -en esta ocasión innecesaria- lección sobre los cambios que las leyes de divorcio, adopción, matrimonio igualitario, fertilización asistida, identidad de género aceleraron en la sociedad argentina.

Primavera habría resultado una propuesta irreverente -indigesta para una buena porción de espectadores- si se hubiera filmado y estrenado unos cinco o seis años atrás. En el contexto actual, se trata de un divertimento que resultará más o menos entretenido según la predisposición estacionaria de cada espectador. Algo es seguro: al término de la función, más de un veterano recordará el famoso lema de La familia Benvenuto.

————————————————————————————————————
Contenidos complementarios
 El sabor del (re)encuentro
– Upa 2! de Santiago Giralt, Tamae Garateguy y Camila Toker (reseña)
– Upa! de Santiago Giralt, Tamae Garateguy y Camila Toker (reseña)

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s