Adónde está la libertad

La película de Nacho Garassino se estrenó el jueves pasado en el cine Gaumont.
La película de Garassino se proyecta, desde el jueves pasado, en el cine Gaumont. A las 13:30 y a las 20:05.

Adónde está la libertad,
no dejo nunca de pensar.
Quizás la tengan en algún lugar,
que tendremos que alcanzar”.

Después de ver Pegar la vuelta, vale imaginar que Norberto Pappo Napolitano compuso y cantó los versos de más arriba con María Luz Carballo en mente, y en el corazón. Por lo pronto, en el retrato cinematográfico que dirigió Nacho Garassino, la sobrina de Celeste, prima de María Gabriela Epumer y obsesión tardía del fallecido Carpo se revela como una mujer decidida a alcanzar -y a ejercer- la libertad artística y personal que aparece asociada al blues.

La música es el Norte que quince años atrás la llevó a Chicago, y que hoy podría hacerla regresar definitivamente a su Buenos Aires natal. Mientras la acompaña en las presentaciones de aquí y allá, Garassino le pide que cuente su derrotero profesional, y esta otra Carballo regala anécdotas memorables como la del primer reconocimiento de su pasión por el blues (a los cinco años, mientras se hamacaba en una plaza) y “picantes” -según su propias palabras- como su historia con Pappo (más de un espectador la repetirá en alguna discusión sobre las brutales declaraciones de Gustavo Cordera).

Garassino retrata a María Blues -así la conocen en Chicago- de manera pluridimensional: como música que también incursionó en el gospel y en el tango, como madre soltera de Lucille y Luna, como inmigrante (primero ilegal; luego portadora de una Green Card), como buscavidas dueña de una brújula inalterable, como amiga de sus amigos, como espíritu libre y sin embargo con raíces profundas en la tierra de su Mamma y demás afectos.

Pegar la vuelta evoca el recuerdo del retrato que Juan Villegas hizo de Victoria Morán, otra música argentina que labró su carrera -ella en los rubros Tango y Folklore– con un admirable sentido de la independencia, de la coherencia, de la dignidad. Esta coincidencia aumenta las esperanzas puestas en los realizadores interesados en rescatar del ninguneo mediático a los grupos y solistas que crecen por fuera de la industria del entretenimiento.

La dedicatoria inicial al fallecido Sergio Bellotti adelanta el compromiso de Garassino con un cine que resiste -o mejor aún, combate- la homogeneización cultural. Sin dudas, el realizador santafesino también recurre a la figura de María Luz para pensar en la libertad con la ilusión de alcanzarla en algún lugar.

————————————————————————————————————
Contenidos complementarios
– Declaración de independencia (reseña de Victoria de Juan Villegas)
– Que sea rock (reseña del documental de Sebastián Schindel y Nicolás Avruj)

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s