Raymundo, siempre presente

Fernando Krichmar Port habló en representación de las asociaciones de documentalistas argentinos. Lo escoltan Juana Sapire y Cynthia Sabat.
Fernando Krichmar Porto habló en representación de las asociaciones de documentalistas argentinos. Lo escoltan Cynthia Sabat y Juana Sapire con un viejo cartel que recuerda la fecha de la desaparición de Raymundo.

“No es posible desaparecer a Raymundo; Raymundo está acá” aseguró anoche Juana Sapire en el cine Gaumont, cuando presentó con Cynthia Sabat el libro que escribieron en el transcurso de un intenso lustro, y que el INCAA publicó el año pasado. Antes, Fernando Krichmar Porto leyó un documento en representación de los organizadores del homenaje. Visiblemente emocionado, el integrante del Grupo de Cine Insurgente sostuvo que, a cuarenta años del secuestro a manos de la dictadura cívico-militar, Raymundo Gleizer “es pasado, presente y futuro del cine documental en Argentina” y además “vive en cada documentalista latinoamericano”.

Minutos antes del acto convocado a las 19, la cola para entrar a la sala 1 del Gaumont bordeaba la avenida Rivadavia hasta dar la vuelta por Rodríguez Peña. Cuando por fin ingresó media hora más tarde, el público colmó el recinto más grande del Espacio INCAA Km 0.

“Raymundo estará siempre presente en sus películas, en sus amigos, en su familia, en sus compañeros del grupo Cine de la Base, en los jóvenes documentalistas”, agregó la mujer de Gleyzer, co-autora de Compañero Raymundo e infatigable guardiana de las películas hoy restauradas. Atrás asomaban tres ejemplares del libro por ahora disponible únicamente para instituciones nacionales educativas y/o ligadas a la actividad cinematográfica.

Sabat explicó luego que, mientras trabaja en un esquema de comercialización, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales entregará (gratis) esta publicación sólo a las entidades que la soliciten formalmente. La periodista y realizadora de Fuego eterno agradeció a José Martínez Suárez y al INCAA por el apoyo, y reivindicó la “decisión política” que posibilitó la concreción de su anhelado proyecto editorial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“El libro es un trabajo colectivo y su columna vertebral es el relato de Juana” sostuvo también Sabat, en alusión a la doble autoría y a la colaboración del curador Fernando Martín Peña y de los cineastas Ernesto Ardito y Virna Molina. También al testimonio de familiares, amigos y compañeros de militancia del documentalista desaparecido.

Después habló Greta Gleyzer, hermana de Raymundo. “Te recuerdo íntegro, inclaudicable, firme en tus convicciones, luchando por una América Latina unida” le dijo al espíritu cuya presencia antes había señalado Juana.

Greta aprovechó su intervención para rendirle tributo a su mamá Sara, que acompañó a las Madres de Plaza de Mayo. “Con ellas transitamos el camino de la Verdad y la Justicia”, recordó.

Volante de la convocatoria.
Volante de la convocatoria.

El homenaje de ayer viernes 27 de mayo coincidió no sólo con el 40º aniversario del secuestro de Gleyzer, sino con el Día del Documentalista, declarado en su honor. El acto también consistió en la proyección de la versión restaurada de Los traidores y en una charla-debate posterior.

Antes, Lucas Guidalevich de Cinecolor se refirió al trabajo de digitalización en alta definición. “Buscamos que el material se viera como en el momento del estreno, pero la calidad cambia en función de cada película”, explicó.

“Juana acompañó todo el proceso”, agregó Guidalevich. “Yo cuidé esto con todo tezón, con aire acondicionado y con mi fuerza”, había dicho Sapire apenas iniciado el evento.

La edición de Compañero Raymundo incluye un DVD con las copias restauradas de la obra de Gleyzer. En representación del INCAA, la coordinadora de la Unidad de Monitoreo y Comercialización, María Pincolini, agradeció a Liliana Mazure por el primer impulso al emprendimiento, a su sucesora Lucrecia Cardoso por el gran espaldarazo y al actual titular del Instituto, Alejandro Cacetta, por asegurar su continuidad.

Desde Estados Unidos donde vive, Diego Gleyzer -hijo único de Raymundo- mandó este video que no llegó a proyectarse en el Gaumont. Entre otras cosas dijo:

La maldad sólo puede ganar si dejamos que gane. Nosotros, siendo buenas personas, siendo buenos uno con el otro, sabiendo perdonar, sabiendo amar, sabiendo tener empatía… Todo este tipo de cosas nos hace a nosotros mejores que ellos. Nos hace seres humanos, cuando ellos son basura. No dejen nunca de pensar en el bien y en la bondad de la gente. Sigan para adelante todos”.

Como su hijo, Sapire también vive en Estados Unidos. Viajó a Buenos Aires para acompañar el trabajo de restauración de la obra de Gleyzer, para presentar Compañero Raymundo, y para recibir de manos de la Comisión por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires los informes que la Dirección de Inteligencia de la Policía Provincial elaboró sobre el documentalista y el grupo Cine de la Base con intención de criminalizarlos y así justificar el aniquilamiento.

————————————————————————————————————
Créditos fotográficos. Las imágenes de la cola o fila sobre la avenida Rivadavia y del hall de entrada del cine Gaumont fueron tomadas por la autora de este blog. Las demás son obra del fotógrafo Gaspar Galazzi de la agencia Foto Sur.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

One thought on “Raymundo, siempre presente

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s