La última Navidad de Julius, de Edmundo Bejarano

Cobertura de Espectadores.
Cobertura de Espectadores.

No hace falta conocer de antemano a Julio Barriga para quedarse prendado del retrato que Edmundo Bejarano hizo del poeta boliviano contemporáneo. En menos de cincuenta minutos, el realizador oriundo de Tarija y radicado en Berlín nos contagia su admiración por el autor de versos tan reos como éstos. La última Navidad de Julius se titula el mediometraje que el jurado del 18º BAFICI premió con una mención especial en el marco de la competencia oficial latinoamericana.

Como en un juego de espejos, la admiración de Bejarano por Barriga refleja la admiración de éste por el también poeta tarijeño Roberto Echazú y por la cantante londinense Amy Winehouse. La declaración de amor a la autora de ‘Back to black‘ entre otros hits adquiere una impronta dramática especial pues el destino quiso que la noticia del temprano deceso llegara en pleno rodaje del documental.

El film de Bejarano obtuvo una mención especial en el 18º BAFICI.
El film de Bejarano obtuvo una mención especial en el 18º BAFICI.

En este punto vale citar los siguientes versos:

«Amy canta tosiendo.
Amy canta chupando.
Amy canta llorando.
Y mientras canta, encanta. 
Se cae, se levanta. 
Ves llorar los ojos más hermosos del mundo, 
y los míos se extravían en la quieta llanura
donde ella es la lluvia,
la exhalación perfecta,
buscando nueva vida tan cerca de la muerte”.

Por lo que muestra la cámara de Bejarano, la personalidad de Barriga es tan interesante como su obra. Es que, además de poeta talentoso, Julius es un tipo consecuente con la condición punk que sus seguidores le atribuyen y/o con la fama de los espíritus realmente libres, sin ataduras ni materiales ni académicas.

————————————————————————————————————
Contenido complementario
 Lo mejor de Amy Winehouse