Pamplona, te quiero

ffdfdf
Al menos hasta mañana, la producción de Cronopia Films se proyecta a las 16:20 y a las 21:35 en el cine Gaumont.

Las Fiestas de San Fermín o Sanfermines son el escenario central de Blue lips, largometraje con derecho a arrogarse cuatro adjetivos de moda: independiente, colectivo, global, experimental. Independiente porque terminó de financiarse a través del sistema de crowdfunding. Colectivo porque lo filmaron entre seis realizadores. Global por las distintas nacionalidades de los directores y de los personajes que protagonizan las historias narradas y entrecruzadas. Experimental por el desafío que consiste en sostener la continuidad de seis relatos de múltiple autoría y ambientados, primero, en diversos rincones del planeta, luego, en un mismo espacio.

La gente de Cronopia Films también señaló la naturaleza “interactiva” del proyecto. De hecho, cuando buscó donaciones vía Verkami, invitó al público a participar del proceso creativo a través de las redes sociales y de otras plataformas web.

Sin dudas, Blue lips reúne las condiciones necesarias para circular en el mercado cinematográfico internacional como rara avis digna de proyectarse en festivales de cine independiente. El micromecenazgo, la sinergia multicultural, la dirección compartida la posicionan lejos -acaso libre- de los vicios de la producción serial.

Sin embargo, algunos espectadores creemos reconocer en esta coproducción española-argentina una variante de los tributos colectivos dedicados a ciudades con tanto atractivo turístico como Pamplona en época de Sanfermines. Justo diez años atrás Paris, je t’aime inauguró esa pequeña colección dirigida por realizadores de renombre, que luego incluyó los títulos New York, I love you en 2008 y Rio, eu te amo en 2014, y que ahora promete Shanghai, I love you para 2018.

La sensación de más de lo mismo aumenta con el recuerdo de los -entonces innovadores- relatos corales que el estadounidense Robert Altman y el mexicano Alejandro González Iñárritu filmaron antes y después del cambio de siglo: el primero cuando dirigió Ciudad de ángeles en 1993; el segundo cuando hizo Amores perros en 2000 y Babel en 2006.

Según la presentación de Blue lips en Verkami, los realizadores Daniela De Carlo, Julieta Lima, Gustavo Lipsztein, Antonello Novellino, Nacho Ruipérez y Nobu Shima se conocieron en 2001 mientras estudiaban cine en Los Ángeles. Acaso este antecedente explique virtudes y defectos del film: la sólida articulación de los seis relatos y la fotografía de calidad por un lado; el compendio de lugares comunes sobre la soledad, el amor, la vida y la muerte por el otro.

Labios azules será una película independiente, colectiva, experimental, en sintonía con una sociedad globalizada e interactiva. En cambio dista de ser una propuesta novedosa o medianamente original… salvo, quizás, para los ciudadanos del mundo que frecuentan -y adoran- las Fiestas de San Fermín en Pamplona.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s