Renovación de votos

Pronetario según la ilustración de una artículo de 2006, que Carlo Revelli publicó en el blog colectivo AgoraVox.

Espectadores vuelve al ruedo online un mes y medio después de haber cerrado su temporada 2015. El nuevo año editorial arranca en pleno proceso de reorganización nacional que la alianza Cambiemos inició apenas asumió el gobierno, el 10 de diciembre. Las resoluciones en materia de comunicación pública amplificaron el discurso monolítico de las corporaciones mediáticas y limitaron el alcance de las voces disonantes. Vale entonces sentar posición en un contexto muy distinto de aquél que enmarcó el nacimiento y crecimiento de este espacio.

Cuando fueron novedad a principios de 2000, los blogs se anunciaron como una herramienta de publicación sencilla, capaz de alterar -aunque sea un poco- la conformación de la denominada ‘agenda periodística’. A mediados de esa década, Joël de Rosnay y Carlo Revelli publicaron en Francia el libro La révolte du pronétariat o La revolución del pronetariado, sobre la “nueva lucha de clases” entre los propietarios y directivos de los grandes medios (“infocapitalistas”) y los pequeños productores de contenidos y servicios online (“pronetarios”).

A nivel global, las esperanzas depositadas en la denominada blogósfera chocaron contra dos fenómenos adversos, casi simultáneos: el uso de la nueva herramienta con fines de marketing o publicitarios, y el creciente protagonismo de Facebook, Twitter y demás redes sociales.

Entre los blogs argentinos que evitaron la pronosticada extinción, se encuentran aquéllos cuyos autores valoramos los esfuerzos del kirchnerismo por diversificar la comunicación social. De manera más o menos sistemática, estos bloggers participamos de la discusión sobre la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, sobre la constitución de un nuevo mapa vernáculo de medios, sobre la dicotomía entre el ejercicio independiente y militante del periodismo.

Fuimos alternativos y críticos para los compatriotas convencidos de la existencia de un statu quo mediático históricamente pernicioso. Fuimos oficialistas, oportunistas, cómplices y/o bobos para los compatriotas que entendieron la “batalla cultural” K como un ataque a la libertad de expresión en general y a los periodistas serios en particular.

Desde la primera perspectiva, nuestros espacios honraron el espíritu revolucionario que De Rosnay y Revelli reivindicaron en su libro ahora pasado de moda. Desde la segunda, provocamos tanta o más desilusión que la porción de blogósfera devenida en plataforma de marketing corporativo.

A fin de año Mauricio Macri firmó un Decreto de Necesidad y Urgencia para derogar artículos de la también llamada “Ley de Medios”, disolver la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual y anunciar el reemplazo de la norma y del mencionado organismo de control nacional. Semanas antes, el entonces flamante ministro de Telecomunicaciones Oscar Aguad había adelantado la resolución del Primer Mandatario.

“Una ley del Congreso no puede limitar la capacidad del Presidente” sostuvo el funcionario al día siguiente de haber asumido su cargo, y a contramano de la definición elemental del concepto de ‘Estado de Derecho’. En esa misma oportunidad prometió que las empresas deseosas de invertir “podrán competir libremente” y deslizó: “trataremos de ayudar” a los medios más pequeños.

El DNU N° 267/2015, el cambio de autoridades de los medios públicos y la reformulación de la línea editorial de la radio, televisión y agencias de noticias estatales iniciaron el proceso de “deskirchnerización” cultural que Cambiemos prometió para garantizar la libertad de expresión y la representación “de todas las voces“. Los ciudadanos argentinos apostados en la vereda opuesta sentimos que estas medidas y el discurso que las justifica nos retrotraen al tiempo en que el noticiero del viejo Canal 9 aseguraba conocer “las dos caras de la verdad“.

El lema pergeñado por el zar Alejandro Romay sintetizaba -sigue sintetizando- la idea de que sólo cierto periodismo sabe contar la realidad tal cual es, incluida su faceta oculta. Ese periodismo se declara inmune al juego de intereses económicos, corporativos, políticos que condiciona la definición de -y el acceso a- la verdad. Quienes lo ejercen y defienden se parecen a los evangelistas que se proclaman voceros exclusivos de un Dios indiscutible.

Espectadores renueva sus votos editoriales en este presente retrógrado. En palabras de los franceses De Rosnay y Revelli, las medidas de Cambiemos a favor de los infocapitalistas exigen mayores esfuerzos para sostener el espacio comunicacional alternativo a aquél que el statu quo mediático de origen privado administra en la Argentina, ahora con la colaboración de los medios estatales reestructurados al servicio de la política neoliberal. Ya que retrocedimos más de diez años, bien vale rescatar las viejas consignas pronetarias y actualizarlas/argentinizarlas para resistir la penetración del discurso único obscenamente amplificado -hoy- hace justo un mes.

————————————————————————————————————
Contenidos complementarios
 ¡Pronetarios del mundo, uníos!
– La nética del pronetariado
 Nueva Ley de Radiodifusión. Invitación al debate
– Nueva Ley de Radiodifusión. Dimes y diretes (falsos)
 Sobre la (verdadera) libertad de conciencia (periodística)
 El relato mediático, ese campo de batalla
– Día del Periodista, versión 2012. Por un reconocimiento libre de sacralización
– Los periodistas argentinos en su día, más retóricos que autocríticos
– Cierre de temporada 2015
– O-posición
– Resistir el cambio regresivo
– Respuesta a Mauricio
 Mauricio Macri, protégé mediático

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

14 thoughts on “Renovación de votos

  1. el blog me pregunta si tengo ganas de opinar… tengo tanto atragantado que me parece más que tengo ganas de vomitar.. Es difícil enfrentar esta realidad sin sentirse bastardeado, toqeuteado, abusado… hay momentos más duros (como hoy al enterarme que lo sacaron a Víctor Hugo), y otros de más sosiego cuando voy a la plaza y veo que hay muchos como yo…. tu blog y algunas paginas son un reparo para poder descansar y pensar que en esto que parece un mar que nos traga, estamos más de uno en el botecito remando para seguir a flote… eso creo que hoy necesito desahogo y se que acá siempre encuentro el hombro para poder hacerlo… Gracias.

  2. La metáfora gastroenterológica es inevitable en estos tiempos, Cynthia. Desde el 10 de diciembre, padezco de un reflujo constante, acaso porque mientras trato de digerir una o varias noticias ya estoy engullendo la(s) siguiente(s). Me llevó días escribir este post y, justo antes de publicarlo, me entero de la desvinculación (éstos son tiempos de eufemismos) de Víctor Hugo Morales de Radio Continental. Sospecho que mi sensación de que Espectadores comenta tarde la actualidad va a aumentar en 2016.

    Agradezco mucho tus palabras. Me conmueve imaginar a este blog como un reparo y como un hombro mullido para el desahogo. En este presente retrógrado, valoro más que de costumbre este (re)encuentro, ya sea virtual o en el mundo real.

    Un abrazo grande.

  3. Querida amiga Maria; bienvenida a la nueva realidad Latinoamericana. En estos lares vivimos el imperio del “chayote” : así llamada en mi Pais a la dádiva, compensación o prebenda que los poderes, públicos y privados, dan a los periodistas y medios de comunicación afines a sus intereses.
    Por cierto el chayote es un fruto con muchas vitaminas y minerales y que en su exterior está cubierto de espinas; desconozco el porqué de la analogía.
    Quien no se alinea, en el mejor de los casos, pierde el trabajo y en casos extremos la vida.
    En los últimos tiempos, que yo conozca y recuerde, independientemente de su orientación política, son Pedro Ferriz de Con y Carmen Aristegui que se han refugiado en You Tube; Raymundo Riva Palacio aún en los medios regulares y años atras, un viejo y querido amigo y compañero de velero, Fausto Fernandez Ponte que vivió seriamente amenazada su vida e intereses por el Presidente Carlos Salines de Gortari.
    Como siempre les mando nuestro cariño y nuestro vivo deseo que este año sea propicio para Uds. y si algo le sirve una sugerencia de este viejo, una frase que algún maestro hace muchos años me sugirió también cuando quería cambiar el mundo “moderación y juicio, suavidad y maña”. ´Cuídese mucho.

  4. Estimado Jesús, gracias por su interesantísima semblanza de la realidad mexicana. Si Espectadores no es el único, seguro formará parte de los escasos blogs argentinos que expliquen la alegoría del chayote. Esta exclusividad augura un 2016 interesante.

    Gracias también por sus buenos deseos para con los argentinos y por la sugerencia, que tengo muy presente. Antes de arrancar este nuevo año editorial, me he propuesto ser (todavía más) juiciosa a la hora de actualizar Espectadores: la rigurosidad a la hora de citar fuentes y de encontrar la palabra precisa debería protegerme de los guadañazos a favor de un discurso hegemónico. También juega a mi favor la pequeñísima envergadura de este espacio.

    Un abrazo grande para usted y el muy querible México.

  5. Querida María: sin ánimo de adularle le diré que la envergadura de su nave no tiene nada que ver con la calidad de su prosa y rigurosos e inteligentes contenidos los que le hacen digna de leer.
    . Es precísamente esa característica la que le hace ser una candela en la obscuridad que brilla a la distancia y el grano de mostaza.
    También un gran abrazo.

  6. Un placer encontrarte nuevamente en la palestra mediática, bastardeada y amordazada por las nuevas autoridades presentes en el gobierno. La información y análisis que compartes es una bocanada de aire fresco que calma este ahogo al que nos están sometiendo. Los Decretos de Necesidad y Conveniencia promulgados por ‘ese hombre’ me saben a lo vivido en los obscuros años de la dictadura. Afortunadamente las posibilidades de comunicación que hoy tenemos permite conocer más de lo que ellos nos permiten. Un gran saludo y el mejor de los augurios para el aciago trance que se ha iniciado.

  7. Ángel y otra vez Jesús, muchas gracias por sus palabras y por los buenos deseos. Me ayudan mucho a reanudar la actividad blogger en una Argentina por momentos parecida a aquélla que Eduardo Lonardi primero y Pedro Eugenio Aramburu después gobernaron hace más de medio siglo, durante poco más de dos años. Un gran saludo para ambos.

  8. Este mes de “cambio” se siente como un año.
    Me alegra el regreso, este blog (y algunos otros), y algunos otros medios alternativos son un refugio y una compañía, y eso no es menor.

  9. Coincido, JC: este primer mes de gobierno macrista se siente como un año. Resulta abrumador. Refugiémonos entonces. Espectadores está abierto en este sentido. Gracias por tu comentario.

  10. Querida María: es preciso señalar que a esta democracia la han degradado quienes han colocado en el gobierno a un pequeño -pero poderoso- grupo de tareas; hoy legitimado mediante el voto. Hemos retrocedido a principios del siglo veinte. Claro que los votantes de estos “buenos muchachos” en general NO votaron esta salvaje regresión, fueron hábilmente engañados por el propagandista fascista Durán Barba. Este personaje bastante conocido en el mundillo de la “nueva política”, fue digitando los disfraces que el monstruo de los globos amarillos, con precisión milimétrica, debía colocarse.. El gran engaño tendría lugar si previamente había calado en parte de la población. No hay duda que ha sido así, lo prueba la calumnia que hizo perder el distrito principal, la provincia de Buenos Aires. Claro que existió lo que Aníbal Fernández calificó de “fuego amigo”, de lo contrario esta victoria sería impensable. Párrafos aparte habría que dedicarle a este desgraciado evento. Volviendo a tu blog: es necesario hoy más que nunca su continuidad. Mi deseo es que todos aportemos, en la medida de nuestras posibilidades, para ensanchar más allá de los fines originales esta vía de comunicación. No habrá cine ni espectáculos para una importante cantidad de espectadores si no lo hacemos. Tu esfuerzo debe dejar de ser individual y convertirse en un cada vez mayor colectivo, que formaremos todos los que leemos -antes pasivamente y ahora participando en forma directa- con aportes a una visión política de cada acontecimiento artístico que surja. Los tiempos han sido cambiados por Cambiemos, debemos entonces aplicar la táctica que corresponde a éstos. No se trata de ser contestatarios, se trata hoy más que nunca de poder rescatar la palabra, el sentido real de todas y cada una de las palabras que siento han sido malversadas: antes era “tarifazo” hoy: sinceramiento de precios… Vaya sólo como ejemplo.

    Abrazo muy fuerte amiga querida, ojalá recuperemos el verdadero sentido de nuestras palabras.-

  11. Hubo un tiempo en que este blog fue una iniciativa colectiva, querido Julio. Desde entonces sigue abierto a los lectores que quieran publicar en este espacio. Sin dudas, la recuperación de la palabra exige un esfuerzo grupal. Un abrazo muy grande.

  12. Bienvenida, pues. Se la extrañaba.
    Y sí ,son tiempos de discurso único. Más o menos la idea clásica de libertad de empresa -digo- expresión, que expresaba Henry Ford cuando decía que se podía elegir cualquier color del Ford T,siempre que fuese negro…

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s