Aurora not dead

Se va lo que se pudre. Por eso ya hice el trámite: me anoté en el crematorio, con cajón y todo. No quiero que me muerdan los gusanos, que ya en vida me han mordido bastante.

El señor que me atendió me preguntó: ‘¿Trae el cuerpo para cremar?’. ‘Sí, el mío, pero vas a tener que esperar’. Llené la planilla y escribí mi necrológica. Lo único que no puse es la fecha porque no sé cuándo me voy a morir, pero escribí: Sus restos fueron cremados y sus cenizas, esparcidas en el bosque de La Plata, ciudad a la que amó tanto. Tal cual.

El muchacho me miraba. ‘Nunca me pasó algo igual’, me dijo. ‘Ah, yo soy muy original’, le dije. Después me compré el cajón, pero le dije que quería algo baratito. Total va al horno”.

Aurora Venturini, víctima de la Revolución Libertadora.
Además de escritora, Aurora Venturini, fue amiga de Evita. Fue prácticamente proscripta por su peronismo confeso e incondicional.

Desde el martes por la tarde, nuestros medios anunciaron la muerte a los 92 años de Aurora Venturini, escritora platense que obtuvo el debido reconocimiento recién en 2007, cuando su libro Las primas ganó el concurso Nueva novela de Página/12. El mismo diario publicó ayer esta semblanza redactada por Silvina Friera, periodísta también responsable de esta entrevista realizada en 2008.

De aquel reportaje provienen las declaraciones que abren el presente post, y que pintan de cuerpo entero a esta escritora víctima de la proscripción anti-peronista. Se parecen a aquéllas que Agustina Massa y Fernando Krapp registraron para el retrato cinematográfico que pre-estrenaron en la 15ª edición del BAFICI.

Beatriz Portinari se titula aquel documental memorable no sólo porque contribuyó al descubrimiento de un referente sin precedentes, sino porque dio cuenta de la destreza de los realizadores a la hora de enfrentar el peor contratiempo para un trabajo de estas características: que la figura homenajeada cancele su participación sin previo aviso y en plena filmación.

La resistencia que Venturini opuso desde antes mismo del rodaje también la pintó de cuerpo entero. La estocada final -ese plantón irreversible- ilustró la opinión de la también escritora Mariana Enríquez sobre su admirada colega veterana: “Es una punk de (entonces) 90 años”.

Aquella definición inspiró en algunos espectadores la fantasía de que Diego Capusotto y Pedro Saborido pensaron en la escritora cuando imaginaron la caracterización de Violencia Rivas. Por eso, el mejor homenaje que se nos ocurre en Espectadores es gritar con el puño en alto “Aurora not dead!”.

—————————————————————————————————————————————————————–
Contenidos complementarios

Beatriz Portinari. Un documental sobre Aurora Venturini de Agustina Massa y Fernando Krapp (reseña publicada en el marco del 15° Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente)
 A 60 años de la muerte de Eva Perón, un recuerdo y un reconocimiento atípicos
 No bombardeen Buenos Aires (otra vez)
 Peter Capusotto y sus videos (reseña)

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

One thought on “Aurora not dead

  1. Pingback: Ernesto J. García

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s