Resistir el cambio regresivo

Las fotos de este post fueron tomados durante el festejo de anoche y fueron extraídas del sitio web Clarín.com HD.
Las fotos que ilustran este post fueron tomadas durante el festejo de anoche y extraídas del sitio web Clarín HD.

Si el ballottage o balotaje programado para fines de noviembre termina consagrando a Mauricio Macri como próximo Primer Mandatario de la Argentina, habrán sido tres las fórmulas presidenciales que voté y resultaron ganadoras en el transcurso de 25 años de vida cívica: 1) Fernando De la Rúa – Carlos Chacho Álvarez; 2) Néstor Kirchner – Daniel Scioli; 3) Cristina Fernández de Kirchner – Amado Boudou. Voté con entusiasmo sólo a la tercera dupla, y celebré la victoria electoral de 2011.

Acompañé al kirchnerismo sobre todo a partir de la primera gestión de CFK, o mejor dicho, a partir de la confrontación con El Campo. Aunque en 2007 no la había votado, en 2008 fui sola a Plaza de Mayo para expresar mi apoyo a la flamante Presidenta electa, a su gobierno, al sistema democrático contra los embates desestabilizadores de la sociedad agro-mediática.

Sobre todo desde entonces me siento identificada con la gestión K, a partir del reconocimiento de varias medidas implementadas. Enumero las que más valoro: la renegociación de la deuda externa; la recuperación de los fondos de las AFJP para la ANSES; la implementación de la Asignación Universal por Hijo; la convocatoria a paritarias; la renovación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación; la anulación de las Leyes de Obediencia Debida y Punto Final; el impulso a los juicios por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura de 1976-1983; la recuperación de YPF; la promulgación de las leyes de Servicios de Comunicación Audiovisual, de Matrimonio Igualitario, de Derecho a la Identidad de Género; la creación de un Ministerio de Ciencia y Tecnología; el lanzamiento de los Arsat 1 y 2; la conformación de la Unasur y el trabajo a favor de la constitución de un bloque regional.

Seguro, la empatía habría sido mayor si hubiera habido un desplazamiento formal de Boudou; si se hubiera conservado a Jorge Taiana y a Nilda Garré en el gabinete; si no hubieran existido designaciones como las de Sergio Berni, César Milani, Martín Insaurralde y como las de los ahora opositores Julio Cobos, Sergio Massa, Martín Lousteau, Martín Redrado, Alberto Fernández; si la Ley Antiterrorista no hubiera prosperado; si la renovación de la red ferroviaria se hubiera realizado a tiempo y no después del choque fatal en Once; si se hubiera protegido (más) nuestro suelo de la explotación minera y sojera, sino no se hubiera desatendido programas sólo en teoría federales como ‘Las víctimas contra las violencias‘, si se hubiera respaldado algún proyecto de ley a favor de la despenalización del aborto.

Este año, me fastidió la progresiva imposición del principal candidato oficialista a contramano del espíritu de la Ley de Democratización de la Representación Política, la Transparencia y la Equidad Electoral, que nació de un proyecto de la propia Cristina. El anuncio del compañero de fórmula Carlos Zannini me retrotrajo a 1999, cuando aposté al -a mi juicio inconsistente- De la Rúa, convencida de que Álvarez representaba una suerte de garantía de lucidez y gobernabilidad.

Ayer domingo voté temprano, escoltada por ese fantasma de fines de siglo pasado. En el transcurso de la jornada, lidié además con el presentimiento de que la nueva concesión no ayudaría a conquistar la victoria electoral en primera vuelta o, en otras palabras, a detener el avance del PRO y sus aliados.

La impresionante performance de Cambiemos en la carrera presidencial, en la Provincia de Buenos Aires y en otros distritos nacionales redujo a la mínima expresión mis esperanzas ya recortadas. La euforia que hoy expresó Wall Street atentó todavía más contra mis esfuerzos por encontrar algún punto de encuentro con los referentes del frente multicolor, con su manera de entender el país, el ejercicio de la política, la gestión estatal, la realidad internacional.

Pasaron sesenta años y nuestra sociedad parece haber madurado desde 1955. Sin embargo, el recuerdo de la topadora que pusieron en marcha los ejecutores de la denominada ‘Revolución Libertadora’ engendra un segundo fantasma que también enfrentamos quienes tememos la concreción del tantas veces anhelado y anunciado “fin de ciclo“.

Me preocupan especialmente las consecuencias del eventual mandato macrista en el plano geopolítico, la suerte que correrán la mencionada Unasur y demás esfuerzos por apartar a la Argentina de la tutela primermundista o, mejor dicho, por darles a nuestro país y a nuestra región cierto margen de acción soberana en un escenario dominado por un poder transnacional que también manda en el cada vez más tambaleante Primer Mundo.

La posibilidad de que Mauricio obtenga la mayoría de votos el 22 de noviembre me provoca una profunda desazón. Para paliarla un poco revivo el entusiasmo cívico experimentado en aquella otra antesala de recambio presidencial, y me propongo recuperarlo con la esperanza de que me ayude a resistir el proceso regresivo que algunos argentinos creemos vislumbrar detrás del imperioso cambio conjugado en primera persona del plural.

————————————————————————————————————————————————————–
Contenidos complementarios
 Cristinismo por un rato
 Desclasada busca metáfora
 Cristina candidata
 CFK x 4 años (más). El primer post
 Reflexiones sobre la negritud
 Reparos de una ciudadana ante el desplazamiento de Nilda Garré
 Anotaciones sobre la mentalidad hípica en época electoral
 Doble desilusión
 Respuesta a Mauricio
 Domingo globalizado: no griego a la Troika; si porteño al PRO

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

15 thoughts on “Resistir el cambio regresivo

  1. Concuerdo ,tus fastidios son mis fastidios Buscando la palabra exacta desazón es lo q tengo ,aunq hasta leerte dije ;tristeza .(.Imaginate q en Morón, es aún peor q en cualquier otra parte ,porq es doble y ya no hay esperanza de ballottage )
    Lo q no termino de entender son los análisis q he escuchado y leído hoy Tengo la horrible sensación de ser la única “tarada “(dice mi amigo Rudman de radio Nacional Mendoza )q no sabía q esto podía pasar.Al parecer todos sabían menos yo .Después releo encuestas y me conformo ;no fui la única .

  2. Que notable comentario el de Maria Bertoni!Que lucidez en la enunciación al incorporar ,historizando,las prácticas de gobiernos anteriores y las observaciones referidas al actual. Desazón es la palabra exacta que utiliza para centrar el énimo de estos dias.Un mesurado y al mismo tiempo agudo aporte destinado a hablar de lo que no podemos silenciar,murmurando entre dientes.Muchas gracias

  3. Esta nota expresa lo que siento, tristeza, desazón, perplejidad por no haber visto un poco más allá aunque a mi alrededor muchos lo estaban cantando …. no puedo digerir la sensación devolver a caer en el vacio y del retroceso al que seremos arrastrados con Macri como ejecutor de las políticas neo liberales , la historia vuelve a repetirse, leerte ayuda ala duelo, gracias

  4. Gracias, Gabriel. Un abrazo.

    Querida Mabel, creo que el batacazo de Cambiemos nos sorprendió a muchos en mayor o menor medida. Nunca esperé que el Frente para la Victoria ganara en primera vuelta pero pensaba que le sacaría entre cinco y siete puntos a la alianza que lidera Macri. En cambio, sí me tomó totalmente desprevenida -diría golpeó- la victoria de María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires así como la derrota de Nuevo Encuentro en Morón y la victoria de ¡Martiniano Molina! en Quilmes.

    Muchas gracias por sus palabras elogiosas, Dra. Giberti. En el recorte de la foto de Macri, dejé ex profeso a Patricia Bullrich, figura emblemática del recorte neoliberal de los ’90.

    Gracias a vos, Lidia, por el comentario. Creo que mantenernos activos -expresarnos, ejercer la (auto)crítica, pensar de qué manera vamos a resistir el eventual proceso de cambio regresivo- es una terapia saludable para mantener a raya la desazón.

  5. Maria,

    muy bueno! Refleja la misma sensación de desazón que tenemos muchos de nosotros. Cariños.

  6. Me identifico absolutamente con tu desazón y no puedo entender la decisión de voto de tantos compatriotas de flaca memoria y poca gratitud…

  7. Estamos en un todo de acuerdo, y nos quedan las esperanzas que la sociedad esté un poco más madura para pensar, y como dijo Sebastiao Salgado”cada vez más el ser humano me decepciona”. ESPERANZA.

  8. hola maria
    solo una cosa sin animo de discutir ni nada por el estilo, el error de muchos del fpv, fue creerse que ya estaba todo cocinado, ergo nunca caminaron la provincia , por ejemplo en quilmes donde vivo, no se si martiniano molina sera bueno o malo, pero no creo que sea peor que el barba, y no es ideologia , son los hechos facticos de lo que un intendente debe hacer en su gestion, ni en los barrios pobres , ejemplo solano , la cañada , hizo nada, solo bla bla bla, y seguramente en otros distritos habra sido lo mismo.
    saludos y respetos
    alejandro

  9. Bienvenido a Espectadores, Alejandro. Gracias por tu comentario.

    A mi juicio son varios los errores que el Frente para la Victoria cometió en esta campaña electoral. Además del que mencionás, creo que hubo falencias a nivel comunicacional. Sin dudas, la estrategia territorial y discursiva de Cambiemos fue más efectiva.

    En cuanto a las diferencias de gestión entre Francisco Barba Gutiérrez y Martiniano Molina, el tiempo dirá…

    Aprovecho esta respuesta para agradecer también las intervenciones del /la lector/a sin firma, de La Resistente, de Diana y de Miguel.

    Saludos a los cinco.

  10. Yo debo de estaar viviendo en otro pais o lo debo haber soñado,porque respetando lo que opinan todos,el que nos conduce a la politica neoliberal de los 90 no es ni mas ni menos que Scioli,que estaba encolumnado con el modelo de Menem,Lo unico que se es que este modelo de pais no da para mas(economia regionales totalmente fundidas,miles de tambos cerrados,negocios que cierran permanentemente,rutas en terrible estado,hospitales totalmente desmantelados,etc,etc)por eso no entiendo cuando la gente defiende a este modelo,salvo que se beneficien de alguna u otra manera,pero cuando tenes que agachar el lomo todos los dias para ir a laburar y la plata no te alcanza,buscas un cambio,
    Mis respetos para todos.

  11. Gente, comparto el estado de ánimo que nos pegó a todos después del domingo. Ahora quiero pedirles que levanten la frente y sigamos con esperanza porque los números todavía nos favorecen. Entiendo que el clima psicológico es el de una derrota, pero en los números todavía no. En el total Scioli sacó más votos que Macri. Seguramente después del 22 podremos discutir y putearnos entre nosotros, a nuestros candidatos, etc. Incluso lamentarnos. Pero ahora intentemos no trasmitir este estado de ánimo frustrado porque eso se contagia hacia afuera y perdemos por “clima”. Ayer todas las agrupaciones kirchernistas tuvieron reuniones de contingencia para hacer catarsis y encarar esta nueva campaña con todas las herramientas que tengamos a mano. Entiendo que esto no es sólo para militantes. Lo que resulte del ballotage nos va a afectar a todos de la misma manera.
    Algunos tips: sabemos que Scioli no es Cristina y nunca lo será. Eso que tal vez nos costó tragar, ahora puede ser un argumento para convencer indecisos. Probablemente ya no habrá cadenas nacionales, ni Cámpora por todos lados, ni publicidad oficial en el fútbol, etc. Eso a algunos les resultará más aceptable que votar a Macri, que tampoco los convence intimamente. Ahora se trata de explicar a los indecisos que elijan el mal menor, si no les sirve por la positiva. Todavía hay buenas chances.

    Abrazos.

  12. Dos cosas cortitas en respuesta a tu comentario, Aberel. La primera: escribí este post con fines catárticos… y también a modo de conjuro. La segunda, más importante: recomiendo la lecura de este post que me recomendó un amigo, y que -creo- coincide bastante con lo que señalás sobre la estrategia de seducir a los indecisos.
    Abrazo para vos.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s