Tributo a la cinefilia porteña

La película de Calori se proyectará los próximos viernes y sábados de septiembre en el Centro Cultural San Martín.

Para algunos espectadores, la proyección de Un importante preestreno de Santiago Calori figura entre los recuerdos más placenteros del 17º BAFICI. Por eso este mismo público celebra -celebramos- el anuncio de exhibición en la sala 1 del Centro Cultural San Martín los viernes y sábados de este septiembre, a partir del próximo 18.

El co-fundador de la revista La Cosa reconstruyó con una justa combinación de sensibilidad y sentido del humor el pasado reciente de la distribución, exhibición y censura cinematográficas en la Ciudad de Buenos Aires. Básicamente utilizó dos materias primas: documentación histórica, por ejemplo la foto que ilustra esta reseña, y el testimonio de investigadores, coleccionistas, distribuidores, exhibidores, cinéfilos que se destacan en otros rubros: Daniel Melero, Bobby Flores, Guillermo Hernández.

Calori explota al máximo el conocimiento y la buena predisposición de los entrevistados mencionados y de otros como Fernando Martín Peña, Axel Kuschevatzky, Alejandro Sammaritano (hijo del gran Salvador), Hernán Gaffet, Raúl Manrupe, Bernardo Zupnik, Cristian Sema, el titulero (además de niño prodigio y conductor televisivo) Claudio María Domínguez. Emocionan especialmente las intervenciones del entrañable Fabio Manes, que falleció en enero pasado, y de Pascual Condito, que en abril de 2013 comunicó su decisión de dejar de distribuir cine nacional para luego anunciar su regreso a la actividad (menos mal).

El realizador supo combinar datos duros y anécdotas de tal manera que la crónica resulta tan enriquecedora como entretenida y emotiva. Dicho sea de paso, la ausencia de solemnidad aparece anunciada en el subtítulo del film: Una historia oral e improbable de la cinefilia porteña: del arthouse al grindhouse.

Anuncio de estreno en el cine Paramount, en los albores de nuestra democracia. Imagen extraída del sitio RaroVHS.com.ar
Anuncio de estreno en el cine Paramount, en los albores de la democracia alfonsinista. Imagen extraída del sitio RaroVHS.com.ar

El documental le dedica un espacio central al ejercicio de la censura estatal. Son desopilantes algunas de las historias en torno a la figura del higiénico Miguel Paulino Tato y sobre las estrategias que distribuidores y exhibidores implementaron para luchar contra prohibiciones y tijeretazos. El montaje de Wenchi Bonelli y Laureano Rizzo imita con sorna aquellas mutilaciones en teoría destinadas a preservar el buen gusto, la moral y la salud mental de los argentinos.

Además de homenajear a la cinefilia porteña entre los años sesenta y ochenta, Un importante preestreno le rinde tributo a la memoria colectiva, a la reconstrucción histórica que puede hacerse a partir de la consulta a distintas fuentes especializadas. Sin dudas, el hecho de contar con el aporte de tantos referentes de calidad hace a la solidez del film.

Una advertencia antes de terminar… La transcripción de la leyenda “Manes not dead” entre los créditos finales corre serios riesgos de producir un nudo en la garganta a los seguidores del co-conductor del ciclo Filmoteca.

—————————————————————————————————————————————————————-
Contenido complementario
 
BAFICI 2015. Balance

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s