Asterix en castellano. Precisiones idiomáticas de una edición nueva

Primeros álbumes disponibles de la edición argentina.
Primeros álbumes disponibles de la edición argentina, con tapa blanda y papel mate.

Tras el encuentro del jueves pasado, Leopoldo Kulesz tuvo la amabilidad de enviarle a Espectadores la suerte de carta de presentación de la colección de Asterix que El Zorzal y Planeta lanzaron a fines de marzo pasado en Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile. El documento de siete páginas incluye la siguiente reflexión del propio editor: «Si yo, como lector fanatizado y apasionado de Asterix, recibo la noticia de que a un colega se le ocurrió hacer una nueva traducción, diferente de aquélla que me fanatizó y apasionó, como mínimo organizo un piquete en la editorial exigiendo explicaciones».

A continuación, figura una serie de explicaciones y ejemplos que dan cuenta de la envergadura de este trabajo de adaptación, mucho más consecuente con el ingenio autoral de René Goscinny que la clásica versión española.

Nombres propios
Para inventar los nombres propios de los personajes de Asterix, Goscinny ideó ciertas reglas de declinación. En general, los nombres de los galos -terminados en ix– son derivaciones de palabras que en francés terminan con i, ique, isque y en castellano i, ico, ica, isco.

En la edición argentina de este álbum, el romano Marcus Sacapus se llama Marcus Angulobtus.
En la edición argentina de este álbum, el romano Marcus Sacapus se llama Marcus Angulobtus.

En la edición original, el anciano del pueblo se llama Agecanonix, del francés ‘Age canonique‘ (edad canónica). En la edición española, se llama Edadepiedrix (por ‘Edad de piedra’) o Vegestorix (por ‘Vegestorio’). Como estas alternativas no respetan la regla del excelso guionista, la edición argentina prefirió el derivado de geriátrico: Geriatrix.

Ocurrió algo similar con Asterix y los godos… En este álbum, el nombre del godo Passemoilric proviene de ‘Passe-moi le riz‘ (‘Pasame el arroz’ en francés). La traducción española lo llama Abolladic, que viene de ‘Abollado’, que termina con o. Por eso la edición argentina optó por Neurastenic.

En la edición española de Asterix el galo, el romano Marcus Sacapus se llama igual que en la edición francesa. Sacapus viene de ‘sac à puces‘, que en francés significa ‘bolsa de pulgas’… pero en castellano no significa nada. Por eso este personaje se llama Marcus Angulobtus en la edición argentina.

El Zorzal también rebautizó al gobernador romano de Lutecia, que en la edición francesa de La hoz de oro se llama Gracchus Pleindastus. En francés ‘Plein d´astuce‘ significa ‘Lleno de astucia’. De ahí la ocurrencia de llamarlo Gracus Esunalus.

Falsos amigos
La edición española de Los laureles del César presenta varios casos de falsos amigos que se repiten a lo largo de los 23 álbumes restantes. Al del adjetivo inquiet / inquieto que Kulesz mencionó en la charla con Espectadores, se suman los siguientes ejemplos…

Una buena cantidad de correcciones surgió de la comparación entre las ediciones francesa y española de este álbum.
Una buena cantidad de correcciones surgió de la comparación entre las ediciones francesa y española de este número.

Edición original: Ce n’est pas la peine, maître.
Edición española: No vale la pena, maestro.
Edición argentina: No vale la pena, amo.

EO: Il fera une bonne affaire.
EE: Hará un buen asunto.
EA: Hará un buen negocio.

EO: C´est émouvant.
EE: Es emocionante.
EA: Es conmovedor.

EO: Píèce d´or.
EE: Pieza de oro.
EA: Moneda de oro.

EO: Attention!
EE: ¡Atención!
EA: ¡Cuidado!

Desatinos varios
La edición argentina también corrigió traducciones demasiado literales, interpretaciones excesivamente libres y giros idiomáticos forzados. A continuación, algunos casos encontrados en Los laureles del César.

EO: Mendiants et démarcheurs assaillent les passants.
EE: Mendigos y representantes asaltan a los transeúntes.
EA: Mendigos y promotores acosan a los transeúntes.

EO: Numides et helvètes.
EE: Numidas y helvetas.
EA: Numidios y helvecios.

Leopoldo Kulesz habló con Espectadores el jueves pasado en un café de Barrancas de Belgrano.
Leopoldo Kulesz habló con Espectadores sobre la aventura de volver a traducir Asterix al castellano.

EO: Pour les menhirs, c’est la morte saison.
EE: El negocio de los menhires espera una reactivación.
EA: Para los menhires es la temporada baja.

EO: Reprenons le tour de notre histoire.
EE: Volvamos a seguir el curso de nuestra historia.
EA: Retomemos el curso de nuestra historia.

EO: Je suis fatigué.
EE: Yo estoy fatigado.
EA: Estoy cansado.

EO: Allez-y de ma part.
EE: Vayan allá de mi parte.
EA: Vayan de mi parte.

—————————————————————————————————————
PD
. En un medio impreso, este texto aparecería como recuadro del artículo principal, «Asterix empezó ahora».
—————————————————————————————————————

Más contenidos complementarios
 
¡Astérix en Buenos Aires!
 Astérix en tiempos de animación 3D… y de reconciliación familiar
 Vuelve Astérix, sin Uderzo
 Astérix y los pictos. ¿Un regreso deslucido?
 Sacrilège!
 Astérix, el galo