Caricias marchitas

¿La nueva película de Peter Strickland será tan impactante como Berberian Sound Studio?
La nueva película de Peter Strickland se proyectó a fines de la semana pasada en Buenos Aires, en el marco del festival Asterico.

El Duque de Burgundy podrá gustar (un poco) menos que Berberian Sound Studio, pero satisface las expectativas de quienes creímos encontrar en Peter Strickland un cineasta osado, inteligente, impredecible. La reivindicación del sonido como recurso narrativo, la ambientación extemporánea -acaso onírica- del relato, la confianza depositada en la imaginación del espectador son algunas de las marcas de autor que aseguran un reencuentro feliz con este realizador británico premiado por el jurado del 15° BAFICI.

Si bien es digno de un festival de cine sobre diversidad sexual (por las dudas cabe recordar la reciente proyección porteña en Asterisco), el film desborda las categorías etiquetadas con las siglas LGTB y BDSM. De hecho, Strickland se concentra en un problema común a la mayoría de las parejas estables: la rutina.

La rutina -parece afirmar el realizador- es un flagelo inevitable, tanto que corroe incluso a las parejas consideradas no convencionales. En este sentido, las protagonistas Evelyn y Cynthia constituyen un caso de estudio por demás ilustrativo, puesto que su apartamiento de la norma (es decir, su condición de lesbianas y su práctica de juegos sexuales con roles fijos de dominación-sumisión) no las preserva del hastío.

Para desilusión de los espíritus afectos al voyeurismo, El Duque de Burgundy sugiere mucho más de lo que muestra (he aquí un punto en común con su antecesora). El truco de la puerta que se cierra en las narices del espectador y la recreación de lo que Evelyn alcanza a ver a través del ojo de una cerradura evocan el recuerdo de Una relación particular de Frédéric Fonteyne.

Como en Berberian Sound Studio, aquí también Strickland monta una escenografía deliberadamente artificiosa. Hasta se permite colocar manequíes entre el público que asiste a las conferencias de Cynthia y sus colegas entomólogas.

Por momentos, el realizador parece estar a punto de perder pie y caer por el barranco del absurdo (dicho sea de paso, cuesta poco imaginar una versión abiertamente cómica o satírica de esta fábula libre de presencia masculina). Sin embargo se las ingenia para mantener el equilibrio mientras pisa terreno resbaloso.

Strickland tiene razón cuando pide en esta entrevista que no lo definan como un director lyncheano y no acerquen tanto El Duque… a Mulholland Drive (que en Buenos Aires se exhibió con el título El camino de los sueños). La ambientación onírica que ambos directores eligen para sus historias y la relación lésbica que retratan en esas películas no constituyen razón suficiente para tamaña homologación.

“Las caricias que mojan la piel y la sangre amotinan se marchitan cuando las toca la sucia rutina” cantaba Joaquín Sabina en ‘Mentiras piadosas‘. Eso mismo señala Strickland en su film, a diferencia de David Lynch.

————————————————————————————————————————————————————
Contenidos complementarios
 El nuevo film de Peter Strickland, en Buenos Aires
Con The Duke of Burgundy, Peter Strickland seduce en Toronto
Después de Berberian Sound Studio, The Duke of Burgundy
Berberian Sound Studio de Peter Strickland. Deleite para cinéfilos
 15° BAFICI. Anuncio de ganadores y sensaciones (des)encontradas

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s