Placer o martirio

Para el jueves próximo está previsto el estreno comercial del largometraje que ganó la competencia nacional del 17º BAFICIPlacer y martirio de José Celestino Campusano. La película gustó mucho o nada en aquella ocasión. “Reveladora” y “rupturista” fueron los calificativos más utilizados por los críticos que elogiaron el nuevo trabajo del polémico realizador quilmeño (por eso la habrán distinguido los integrantes del jurado festivalero). Los detractores alternaron entre el adjetivo “fallida” y el sustantivo “decepción”.

A juicio de quien suscribe, el film divide aguas a partir de la forma que el realizador eligió para contar la crónica del vínculo de dominación-sometimiento que une al enigmático Kamil y a la aburrida Delfina. Los espectadores que la tomen al pie de la letra sentirán indigestión ante parlamentos y actuaciones que por momentos parecen inspirados en los telefolletines que el recién fallecido Alejandro Romay produjo en los ’90. La composición artificiosa de la pareja a cargo de los desconocidos Rodolfo Ávalos y Natacha Méndez también evoca el recuerdo de algunas parodias telenoveleras de Diego Capusotto y Pedro Saborido.

La artificiosidad de las actuaciones y los diálogos representará un martirio para quienes hayan encontrado en la sinopsis de la película la promesa de un retrato crítico de la burguesía porteña, y en la protagonista femenina una suerte de versión contemporánea y vernácula de Madame Bovary. En cambio, el largometraje resultará un hallazgo -acaso placentero- para el público que entienda el derroche de ampulosidad como una recurso narrativo destinado a subrayar con intención satírica la falsedad del mundo y de las relaciones que frecuentan Delfina y Kamil.

Aunque el cine del BAFICI no siempre genera la misma reacción en el circuito comercial que en el festival, es bastante probable que la ganadora nacional de la 16ª edición vuelva a dividir aguas de manera tajante a partir del jueves próximo. Provocará o placer, o martirio, a contramano de la conjunción aditiva presente en el título del film.

Conviene entonces advertir a los espectadores ilusionados con la posibilidad de que Campusano haya transitado el sendero de Michael HanekeLars von Trier y otros retratistas del costado sórdido, perversón de las clases altas: Placer y martiro corre serios riesgos de resultarles un homenaje póstumo, con un toquecito de porno soft, al zar Romay.

————————————————————————————————————————————————————–
Actualización del jueves 2 de julio
Al menos por ahora, Placer y martirio se proyectará únicamente en los cines Gaumont y Artemultiplex Belgrano.

————————————————————————————————————————————————————–
Contenidos complementarios
 BAFICI 2015. Ganadores
 BALANCE 2015. Balance
 Madame Bovary de Gustave Flaubert (reseña)
 Escondido de Michael Haneke (reseña)
 Antichrist de Lars von Trier (reseña)

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s