Arriba y abajo, de Nicolas Steiner

Cobertura de Espectadores.
Cobertura de Espectadores.

“El documental exige mucho trabajo de investigación” definió Nicolas Steiner el domingo pasado, tras la primera proyección de Above and below en el 17º BAFICI y antes de contar que fue su tesis de graduación el documental seleccionado para competir en la sección oficial internacional del festival. Coherente con sus dichos, el realizador suizo se tomó más de un año para rastrear a los entrevistados y convencerlos de que accedieran a ser filmados. El resultado es este retrato descorazonador de los Estados Unidos en particular, y acaso de nuestra civilización occidental en general.

Al otro extremo de la entrañable ¡Vivan las antípodas! que Víctor Kossakovsky presentó cuatro años atrás en el 26º Festival de Mar del Plata, el film de Steiner pinta un arriba y un abajo desoladores, sin lugar para la noción de cielo a modo de esperanza o consuelo religiosos.

A lo sumo, el arriba es un proyecto de salvación con miras al traslado del ser humano a Marte. El fantasma de Ray Bradbury merodea entre las declaraciones de April, geóloga miembro del equipo de la NASA que actualmente se entrena en Utah a la espera de que la ciencia se declare lista para empezar a colonizar el planeta rojo.

Los habitantes del abajo, en cambio, se encuentran condenados a una sobrevida parecida a la que Aldous Huxley imaginó para gran parte del género humano en Un mundo feliz. Acaso uno de los cinco entrevistados (el ex camionero Dave) represente el caso menos sombrío, en parte porque -a diferencia de los homeless Lalo, Cindy y Rick- no vive en una alcantarilla de Las Vegas.

Las imágenes y las declaraciones obtenidas por Steiner despedazan, no sólo el mito del american dream, sino toda defensa del capitalismo. No es casual que el realizador suizo haya elegido la ciudad del juego como escenario principal de este documental que tal vez podría haber sido un poco menos extenso, pero que permanecerá en nuestra memoria por la contundencia de la fotografía de Laura Killian (aquí, una muestra) y por muchas de las reflexiones en boca de April, Lalo, Cindy, Rick y Dave.

———————————————————————————————————————————————————–
Contenidos complementarios
 ¡Vivan las antípodas! de Víctor Kossakovsky (reseña publicada en el marco del 26º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata)
 Ray Bradbury
 Un mundo feliz de Aldous Huxley (reseña)

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s