Bill Plympton recurre al financiamiento colectivo para producir su octava película

Siempre es un desafío hacer una película de manera independiente. Cuesta recaudar fondos sin abandonar el control creativo. Por suerte nunca tuve que pasar por eso.

El mayor desafío es terminar el film a tiempo con un equipo reducido de trabajo. La realización de mi último largometraje, Cheatin’, se postergó varias veces por razones ajenas a mi voluntad, pero conseguimos terminarlo e incluso ganamos premios.

Ésta es la segunda vez que uso Kickstarter en busca de fondos para una película, y aprendí mucho. Ochenta mil dólares es el monto mínimo que necesitamos para seguir adelante. Si alcanzamos esta meta, ¡podremos finalizar Revengeance el año próximo para esta misma fecha! Si recaudamos más dinero, quizás terminemos antes”.

Ésa es la traducción de la suerte de solicitada que Bill Plympton hizo pública a través de la mencionada plataforma de crowdfunding (o micro-mecenazgo) en busca de ayuda financiera para la producción de su octava película animada, y primera elaborada con guión ajeno. Allí mismo el célebre historietista escribió la siguiente declaración, con link ya incorporado: “Siempre me resistí a trabajar a cuatro manos porque nunca encontré a nadie capaz de recrear los personajes que engendra mi retorcida imaginación. Esto fue así hasta que descubrí los cortos animados de Jim Luján“.

Rod Rosse y Cara de Muerte. Clic en la imagen para agrandarla.
El caza-recompensas Rod Rosse y el senador Cara de Muerte. Clic en la imagen para agrandarla.

Según el adelanto filmado que el dibujante subió a Kickstarter, Revengeance gira en torno a Rod Rosse, caza-recompensas de bajo presupuesto que se ve envuelto en una peligrosa trama cuando acepta trabajar para Deathface (o Cara de Muerte), un ex ciclista y ex luchador devenido en senador de los Estados Unidos. El protagonista debe recuperar algo que le robaron a su patrón y encontrar a la ladrona en cuestión.

Asediado por policías corruptos, por una patota de motoqueros despiadados y por el culto a beber sangre, Rosse descubrirá en poco tiempo los trapos sucios que se esconden detrás de la tarea asignada. Al parecer, el sol de California terminará matándolo si las balas no lo hacen antes.

Luján y Plympton, socios por primera vez.
Luján y Plympton, socios artísticos por primera vez.

Plympton y Luján comentan el proyecto en el corto promocional. El primero elogia el libreto “tan gracioso y bien escrito” de su socio creativo. Tras definir esta oportunidad con el autor de Your face y Guard dog como un “sueño hecho realidad”, el segundo asegura que los admiradores de Pulp Fiction y El gran Lebowski disfrutarán especialmente de Revengeance.

“El guión y el diseño de los personajes ya están terminados” revela Luján antes de agregar: “Bill está trabajando en la animación mientras nosotros trabajamos en la banda de sonido, algo muy divertido”. Por su parte, Plympton explica que “éste es un film dibujado de manera tradicional” y que los dibujos -unos cuarenta mil- los hace él a mano. “Luego llamo a mi equipo para que los limpie y coloree”.

Al momento de la publicación de este post, la página a nombre de Revengeance en Kickstarter registró 127 mecenas y un total de 6.409 dólares recaudados. Hay tiempo hasta el 21 de mayo para dejar algunos morlacos haciendo clic en una de las categorías pre-determinadas: cinco dólares es el monto mínimo; diez mil, el máximo.

Tal como estipula el sistema de crowdfunding, las recompensas varían según el monto de la donación. La compensación más discreta, correspondiente a la colaboración de cinco dólares, consiste en un fondo de escritorio de Revenganza y en un agradecimiento de Plympton vía Twitter. A su vez, las almas generosas que desembolsen diez mil dólares tendrán derecho a una cena con el realizador luego de acompañarlo a alguna proyección de su nueva película en Nueva York.

“La venganza es un plato que se sirve animado” reza la línea promocional del film, evidente paráfrasis del célebre proverbio popular. A tono con el juego de palabras, estamos en condiciones de pronosticar que -seguro- Bill y Jim se salvarán de comer solos y despacio gracias a las contribuciones de sus fans.

————————————————————————————————————————————————————-
Contenidos complementarios
 Cheatin’ de Bill Plympton (pequeña reseña publicada en el marco del 16º BAFICI)
 El Festival de Annecy, más allá de la estrategia promocional de Pixar
 BAFICI animado. Primera edición
 Apuesta periodística al micro-financiamiento colectivo, en busca de la independencia perdida
 Tercer revés para documental de Osvaldo Bayer. Apuntes varios

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

4 thoughts on “Bill Plympton recurre al financiamiento colectivo para producir su octava película

  1. Tu último renglón es muy optimista!!! Me genera admiración que el dibujante viva esta aventura de esta forma y no como una situación angustiante que no sabe cómo irá a terminar. Me refiero a contratar un equipo, tener otro socio, dedicar su tiempo… y qué pasa si no llega con los fondos?
    Debe estar muy seguro de su talento, que lo tiene claro pero me pregunto también cuánto levanta (público lleva…) un corto o medio animado?
    Me alegra la noticia de su nuevo trabajo, para mí este dibujante es un descubrimiento reciente, pero no deja de generarme angustia que no tenga la platita para terminarlo!!!

  2. ¡Daniela! ¡Qué bueno reencontrarte en Espectadores! 😀

    Es cierto que soy optimista con respecto al nuevo proyecto de Plympton. Apuesto a que le irá bien por dos motivos. El primero: la experiencia con Kickstarter fue exitosa cuando buscó financiación para Cheatin’. El segundo: a dos días de la activación de la cuenta correspondiente a Revengeance, las donaciones cubren más del 8% del presupuesto calculado (mientras escribo este comentario, la cantidad de mecenas ascendió a 133 y el dinero recaudado, a 6.694 dólares).

    Faltan 43 días para que cierre la convocatoria. A este ritmo, Plympton y Luján superarán la meta de ochenta mil dólares.

    Supongo que él habrá hecho números antes de lanzarse a la nueva aventura.

  3. Para satisfacer la curiosidad de los lectores, podrás agregar el link de la recaudación para que podamos ir siguiendo la evolución? Gracias!

  4. El link figura en el post, Daniela (al principio del cuarto párrafo, en la expresión “a través de la mencionada plataforma de crowdfunding“). Aún así, lo reproduzco aquí.
    PD. Mientras escribo este comentario, Kickstarter registra 149 mecenas y 12.490 dólares recaudados.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s