Nueve años, nueve

Hoy empezamos a inflar el décimo globo de Espectadores.
Hoy Espectadores empieza a inflar su 10º globo, que terminará de llenar el 3 de abril de 2016.

«Antes que cumplir x años, estás empezando a transitar tus x+1 años», advierte una amiga de la infancia toda vez que celebra -o simula celebrar- el aniversario de algún natalicio. Un poco como las famosas provocaciones zodiacales de la Tana Ferro, la observación desencaja a más de un interlocutor. Incluso les agua la fiesta a los homenajeados sensibles al paso del tiempo y/o anclados en la ilusión de la eterna juventud.

A contramano de aquellos mortales, Espectadores reconoce este 3 de abril como la fecha de su noveno cumpleaños y como la jornada en que comienza a transitar su primera década de vida online. Si a cada edad nueva le corresponde un globo, entonces ya está en camino ése que falta en la imagen del costado. Es más, ya empezamos a inflarlo.

Según acordamos con algunos lectores un año atrás, en 2016 habrá festejo cara-a-cara. En principio, la reunión tendrá lugar el sábado 9 o el domingo 10 de abril (horario a confirmar) en alguna confitería cercana al cine Gaumont.

En 2015, en cambio, la celebración se circunscribe a este post y a la página casi homónima. Los «nueve años, nueve» invitan a rescatar aquel primer articulito que dio la señal de largada junto a tres páginas complementarias de la home: una breve presentación del blog (intacta desde entonces), los considerandos de una incipiente política editorial y las credenciales de la autora (que usó seudónimo entre ese 3 de abril de 2006 y algún día de noviembre de 2009).

Clic para ver completo el primer post, con su diseño original.
Clic en la imagen para ver completo el primer post, con su diseño original.

Aunque heredó lectores de iniciativas anteriores (Celuloide y Cinestesia), Espectadores tardó en conseguir un elenco más o menos estable de seguidores. Mejor así pues, de lo contrario, habría asistido a la deserción inmediata de quienes hubieran identificado el inexcusable error ortográfico que se coló en el primer párrafo de aquella reseña inaugural.

A principios de 2008, quien suscribe publicó una fe de erratas con la intención de actualizarla de manera sistemática, es decir, a medida que detectara alguna nueva metida de pata. Aunque (o porque) quedó trunco, el proyecto sigue dando vueltas. Sin dudas, un registro de estas características constituye una práctica muy saludable: por un lado revela -o recuerda según el caso- que nadie es infalible; por otro lado subraya la importancia de la revisión.

Espectadores acumuló más traspiés que pegadas a lo largo de nueve años, pero nunca dejó de darle satisfacciones a su autora. Una de ellas tiene que ver con la conformación de una pequeña comunidad de lectores, cuyas intervenciones enriquecen posts y representan un estímulo para seguir escribiendo y pergeñando novedades de diagramación y diseño. De ahí la ocurrencia de organizar un celebración en el mundo real para el décimo aniversario.

Este blog tiene la férrea intención de cumplir muchos años más. Como los enamorados, nosotros también nos comprometemos a envejecer juntos, a entender cada aniversario como una buena ocasión para repasar el camino recorrido e imaginar todo lo bueno que vendrá. Por eso hoy, en honor a la boutade de esa amiga de la infancia, celebramos no sólo nuestro noveno aniversario, sino el primer día del decenio que empezamos a transitar.

————————————————————————————————————————————————————-
Cumpleaños anteriores: ochosieteseiscincocuatrotresdosuno.