La guerra de Malvinas y Margaret Thatcher según Ralph Steadman

El documental de Charlie Paul se estrenó en el Festival de Cine de Londres en 2012.

A algún lector le molestará que Espectadores invite a conocer a un súbdito británico justo un 2 de abril. Sin embargo, hoy es un buen día para recomendar el documental sobre Ralph Steadman, referente del periodismo que los anglosajones llaman “gonzo” y que transgrede los principios de la prensa objetiva, neutra, independiente. For no good reason es el título original de ese retrato que el ignoto Charlie Paul dirigió en 2012, y que el canal Max viene emitiendo hace algunas semanas y repondrá el 10, 20 y 28 de abril. Más allá de los eventuales reproches técnicos que pueda hacérsele, la película vale en tanto aproximación a un dibujante, caricaturista, historietista empecinado en denunciar las atrocidades que la dirigencia de los países centrales comete contra sus propios compatriotas y en el extranjero.

Además de Steadman, en el largometraje intervienen Johnny Depp (a título de entrevistador), el director Terry Gilliam, los actores Richard Grant y Jann Wenner entre otros amigos y admiradores. Por obra y gracia de material de archivo y filmaciones caseras, también participa el ya fallecido Hunter Thompson, que fundó el mencionado periodismo gonzo y formó dupla profesional con el artista homenajeado.

For no good reason le presta especial atención a la rabiosa postura antibélica del caricaturista. Los planos detalle de la obra que expone las miserias de la guerra y, sobre todo, de quienes la desean (y provocan) evocan el recuerdo de un dibujo que la revista británica de izquierda New Stateman publicó el 14 de mayo de 1982, cuando faltaba justo un mes para que finalizara el enfrentamiento anglo-argentino en las islas Malvinas.

Las moscas representarían a los militares argentinos. La carne podrida, el estado abandonado de las islas bajo responsabilidad británica.

Flies on meat -en castellano, Moscas sobre la carne– se titula esta ilustración que no aparece en la película de Paul, pero que podemos apreciar en el sitio web del Archivo Británico de la Historieta. Steadman imaginó una nube de moscas negras que sobrevuelan dos churrascos podridos con forma de Falklands. Las observa de lejos una mariposa destartalada e impávida que lleva la sigla de las Naciones Unidas en una de sus alas.

Según este catálogo del sitio Imperial War Museums, el autor desplegó una mirada satírica “sobre todas las partes del conflicto”. Mientras la carne agusanada representa la condición inhóspita y abandonada de las islas, las moscas expresan el oportunismo del régimen dictatorial argentino. Por otra parte, la mariposa desconcertada constituye una metáfora crítica de la ONU por no haber intervenido de manera significativa en la resolución del conflicto.

En For no good reason, el dibujante le cuenta a Depp cómo nació la serie de trabajos que tituló Paranoids, y que consistió en el retoque (nada inocente) de fotos Polaroid a Marilyn Monroe, Lady D, Clint Eastwood entre otras figuras famosas.

La película no muestra -pero este blog sí- el retrato deformado de Margaret Thatcher. La polaroid es una de las tantas piezas que Ralph le dedicó en los ’70 y ’80 a la ex Primer Ministro británica. Y porque se relaciona con la guerra de Malvinas, también destacamos esa otra ilustración que muestra a la entonces Dama de Hierro presa de una pesadilla con el hundimiento de nuestro crucero General Belgrano.

La polaroid-paranoid por un lado. La pesadilla con el General Belgrano por el otro.
La polaroid-paranoid por un lado. La pesadilla con el General Belgrano por el otro.

Aunque hayan pasado 33 años desde aquella nefasta y fallida intentona armada por recuperar las Malvinas, el 2 de abril sigue siendo una fecha dolorosa para los argentinos convencidos de que las islas nos pertenecen, y/o conscientes de las implicancias históricas de la fantochada bélica del otoño de 1982. Quizás hoy no sea el mejor día para descubrir (o recordar) la obra de un súbdito británico. O quizás sí, porque el descubrimiento (o recuerdo) renueva la saludable costumbre de entender la guerra como el capricho de algunos dirigentes y no como la elección de los pueblos.

————————————————————————————————————————————————————-
Contenidos complementarios
 
Malvinas
 “Malvinas es el lugar donde nuestros muertos nos esperan siempre”
 Anglofilia argentina
 ¿Y si Morrissey tuviera razón?
 Retazos de Margaret Thatcher en Internet. Necrológica(s) para armar
 La dama de hierro
 Thatcher + Hoover = combo Hollywood

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

2 thoughts on “La guerra de Malvinas y Margaret Thatcher según Ralph Steadman

  1. Muy bueno, María!! Muy interesante, siempre aprendo algo nuevo cuando leo tus entradas al blog. Y sí, es un día triste, para recordar y esto que vos aportás renueva otra mirada de aquellos tiempos y nos da luz sobre el presente (por cierto…oscuro). Yo puedo aportar dos cosas:
    una…el diario La Nación en su versión impresa no dedicó ni un pedacito a homenajear a los caídos. Solo hay un artículo escrito por Taiana. Y en su versión digital tuvieron la linda idea de reproducir los Tweets de los malvinenses…
    dos…estoy leyendo “El príncipe” de Maquiavello y como vos decís “la guerra como un capricho” ya fue hartamente vislumbrado por este analista político quien ve en el príncipe a un político capaz de hacer “grandes hechos” para que otros lo sigan. “Nada hace tan estimable a un príncipe como las grandes empresas y el ejemplo de raras virtudes.” Y continúa dando ejemplos de quienes tomaron ciudades, hicieron guerras, etc…

  2. Me alegra que encuentres en Espectadores un espacio enriquecedor, Carolax. Gracias por señalarlo. 🙂

    Esta mañana, la versión impresa de La Nación llamó mi atención justamente porque la tapa no albergaba ningún adelanto de nota sobre el aniversario del 2 de abril. Más grande fue la sorpresa cuando me topé con el artículo de opinión de Jorge Taiana. Sin dudas, se trató de una edición peculiar.

    El príncipe de Maquiavelo conserva toda su vigencia. Si no lo es ya, debería ser de lectura obligatoria en las escuelas secundarias.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s