Carta de intención para 2015

Con esta carta de intención, Espectadores arranca su edición 2015.
Espectadores arranca el año nuevo con una carta de intención.

Espectadores arranca oficialmente 2015 con la publicación de esta carta de intención que eventualmente será citada para fundamentar opiniones vertidas en futuros posts y/o para responder la interpelación de algún lector. La idea es precisar algunos de los criterios que regirán la actualización del blog en un año signado por las elecciones nacionales que tendrán lugar el 9 de agosto y el 25 de octubre en nuestro país, sobre todo por las expectativas y discusiones -a veces encontronazos- que genera el recambio presidencial.

Antes, cabe recordar que éste es un blog unipersonal sin fines de lucro ni vocación de alcance masivo. Es independiente a medias: carece de auspiciantes y padrinos (nadie paga por publicidad ni lo financia de otro modo) pero se encuentra sujeto a las reglas de la empresa que lo aloja gratis en sus servidores: la estadounidense WordPress.

La actualización de Espectadores es responsabilidad de quien suscribe. Los contenidos publicados a su nombre se encuentran condicionados por convicciones, inquietudes, apreciaciones personales y defectos de formación.

A lo mejor esta suerte de mini-manifiesto nos libre de asistir a la reedición de las letanías que algunos lectores ocasionales redactaron el año pasado en este post sobre el merchandising de la (in)seguridad, en este otro sobre un hoax antiK, en esta respuesta a un mail de campaña de Mauricio Macri. A lo mejor nos ahorramos unas cuantas discusiones estériles si queda claro que Espectadores no adhiere al principio de neutralidad mediática.

Con la esperanza de reducir el intercambio de suspicacias, este año electoral quien suscribe asume de manera explícita el lugar ideológico desde donde mira y escribe, proclamando su intención de voto (para las PASO por ahora). A contramano de las buenas prácticas que dicta nuestro periodismo imparcial, la administradora de este blog revela su adhesión a la precandidatura de Jorge Taiana por razones seguramente discutibles, que desarrollará en otro post.

Por si hiciera falta, cabe aclarar que Espectadores no hará campaña a favor del ex canciller y actual legislador porteño ni a favor del candidato elegido para los comicios de octubre (tampoco a favor del Movimiento Evita ni del Frente para la Victoria). En pocas palabras, la decisión de visibilizar la intención electoral sólo responde a la idea de sentar posición a partir de la reformulación de un viejo refrán: «Dime a quién votas y te diré cómo concibes la realidad y qué país quieres».

La dificultad que los argentinos tenemos para discutir sin agredirnos aumenta en tiempos de campaña proselitisa, más aún cuando ésta gira en torno a la elección presidencial. También se hace manifiesta cuando nos impacta alguna noticia proveniente del extranjero (el atentado a la revista francesa Charlie Hebdo es el caso más reciente).

Dada esta realidad, quien suscribe les tendrá menos paciencia a los internautas que intervengan una o más veces en este blog con el único propósito de vomitar ofensas. Los compatriotas incapaces de disentir sin agraviar harán bien en trasladarse a las versiones digitales de los diarios de mayor circulación nacional y/o a alguna red social.

En 2015 Espectadores actualizará las secciones de Cine y TV con menos reseñas y más adelantos. Las reseñas se apartarán cada vez más de las reglas que respetan los críticos profesionales.

Es probable que en el transcurso del año quien suscribe declare la caducidad de las categorías Literatura y Teatro/Música/Danza y traslade los posts allí alojados a la sección Visto y Oído (¡más!), que pasará a llamarse ‘Visto, Oído, Leído (¡más!)’. También existe la posibilidad de que los textos publicados en Universo Web terminen conviviendo bajo un mismo apartado con aquéllos de Periodismo/Medios.

Hace tiempo el blog viene reconociéndose incapaz de tratar todos los rubros que pretendió abarcar al principio de su vida online. De ahí el proyecto de reformular las categorías para (empezar a) acotar el espectro de temas abordados.

También está sujeta a revisión la frecuencia de actualización habitual (un post diario de lunes a viernes), que seguro se mantendrá interrumpida hasta Semana Santa. Para después, son altas las chances de que Espectadores termine flexibilizando su cronograma de publicación: lo acelerará en casos especiales (por ejemplo cuando cubra el 17° BAFICI); lo desacelerá cuando necesite ajustar detalles de agenda y/o corregir su rumbo.

Hoy viernes 16 de enero, 2015 promete ser un año bisagra para este espacio. De resultar así, ojalá los amigos de la casa sigan sintiéndose tan cómodos como antes, y los visitantes ocasionales encuentren algún motivo para regresar más de una vez y eventualmente quedarse. Nuestra novena temporada blogger arranca con esta ilusión.

—————————————————————————————————————————————————————–
Contenidos complementarios

 2014, un año para armar
 A propósito del protagonismo argentino en el Festival de Cannes
 Política editorial de Espectadores
 Ocho años, ocho