Gracias, Selección

Gracias, Selección, por conquistas que superan el título de subcampeones… En la edición brasileña del Mundial, los argentinos ganamos un equipo que apostó a la construcción colectiva más allá de la manija que la prensa deportiva y nuestra opinión pública les dio a algunos jugadores ascendidos a categorías heróicas y/o divinas.

Ojalá el espíritu de grupo se nos vuelva costumbre y nos defina en cada competencia nacional e internacional. Cuando se siembra esfuerzo, coraje, humildad, dignidad, se cosecha algo más que Copas.

Ojalá los argentinos sepamos prolongar el sentimiento de unidad, la condición de hinchada que no deja de alentar, más allá de este mes de duelos mundialísticos, más allá de lo que sucede en una cancha de fútbol, tenis, rugby, hockey. Si esto fuera posible, entonces el sentimiento de gratitud hacia nuestra Selección sería extensible a una ciudadanía también consciente de que el compromiso con el país es un ejercicio constante además de colectivo.

————————————————————————————————————————————————————–
Contenido complementario
Ya está
 Corneliu Porumboiu, del anuncio de una película nueva al análisis de la televisación del Mundial
 Mundial 2014. La derrota ante Argentina según la prensa suiza
 El otro barrilete cósmico de Maradona y Víctor Hugo
 El árbitro de Paolo Zucca. Estreno ¿con una ayudita de Nishimura?
 Siamo fuori