Daniel Giménez Cacho, desde ahora Zama para Lucrecia Martel

Algunos espectadores celebramos por partida doble el anuncio que la agencia de noticias Reforma difundió el sábado pasado: Daniel Giménez Cacho encarnará al protagonista del nuevo largometraje de Lucrecia Martel, Zama. Por un lado nos entusiasma la elección del experimentado (y siempre versátil) actor hispano-mexicano. Por otro lado entendemos la noticia como una confirmación de que el ambicioso proyecto de la cineasta salteña sigue en marcha.

Según el mencionado medio azteca, quien supo trabajar bajo las órdenes de Arturo Ripstein, Alfonso Cuarón, Pedro Almodóvar entre otros directores renombrados se instalará en nuestro país de febrero a junio del año próximo. Primero estudiará el libreto en Buenos Aires y luego se entregará a las doce semanas del rodaje que –anticipó EFE en diciembre pasado– tendrá lugar en Corrientes y Formosa.

Cuesta poco imaginar a Cacho en la piel de un funcionario de la corona española que, a fines del siglo XVIII, se siente estancado en Asunción mientras aguarda por lo menos cinco cosas: la recomendación de un superior, el anuncio de su traslado a una sede de mayor prestigio (Buenos Aires, Lima, Santiago de Chile o la codiciada Madrid), un barco con noticias familiares, un sueldo siempre demorado y la oportunidad de protagonizar algún acto heroico que lo redima.

Don Diego de Zama se llama el personaje central de la novela que el argentino Antonio Di Benedetto escribió en 1956, y que Martel se propuso adaptar hace cuatro largos años. En el transcurso de los dos siglos que los separan, existe cierta continuidad histórica entre este exiliado castizo al servicio del virreinato y el Dorantes que Giménez Cacho interpretó en esta vieja película de Nicolás Echevarría sobre el conquistador Álvar Núñez Cabeza de Vaca.

El anuncio de la elección del actor de Profundo carmesí, Y tu mamá también, La mala educación ahuyenta el miedo a la eventual cancelación de Zama. Algunos espectadores lo sentimos especialmente a fines de 2013 cuando relacionamos la noticia del reemplazo de productores (en diciembre Benjamin Domenech y Santiago Gallelli de Rei Cine ocuparon el puesto vacante que dejó Lita Stantic) con la experiencia fallida de El eternauta.

————————————————————————————————————————————————————-
Contenido complementario
 
Zama de Lucrecia Martel. ¿Proyecto encaminado?
 La mujer sin cabeza de Lucrecia Martel (reseña)
 Aballay, adaptación de un cuento de Di Benedetto (reseña)
 Ejercicio de ascetismo

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s