Mugica según Mariotto

Apertura del documental, con los créditos de rigor.
Apertura del documental, con los créditos de apertura de rigor.

Se encuentra disponible en YouTube* el documental Padre Mugica, que Gabriel Mariotto realizó década y media atrás, y que él mismo presentó a mediados de la semana pasada en la Biblioteca Nacional con motivo del 40° aniversario del asesinato del cura villero. En 1999, el entonces docente de la Universidad de Lomas de Zamora y actual vicegobernador bonaerense escribió y dirigió el largometraje junto con Gustavo Gordillo, en parte para repasar nuestra Historia reciente, en parte para despejar dudas sobre la autoría intelectual del crimen, en parte para rendirle homenaje a esta otra víctima del terrorismo de Estado.

Tres hermanos de Carlos Mugica, el historiador Fermín Chávez, la actriz y cantante Marilina Ross, los ex militantes montoneros Graciela Daleo y Mario Firmenich, los compañeros de sacerdocio Domingo Bresci y Alejandro Mayol integran la lista de entrevistados que contribuyen a reconstruir y contextualizar la vida del incomodísimo párroco de la Villa 31. La voz en off de Rubén Stella articula los testimonios grabados con material de archivo de la prensa gráfica y televisiva.

Para quienes conocemos la trayectoria del sacerdote (su origen social, su compromiso religioso y político), la mayor revelación del documental consiste en el abordaje tangencial de su relación con los medios de comunicación. Por ejemplo, entre otros registros televisivos, impresiona especialmente la cobertura que el noticiero de Canal 13 le dedicó en febrero de 1970 a un incendio de una casilla en la villa de Retiro. Cuando le toca entrevistar a Mugica, el movilero Tico Rodríguez Paz pregunta si siniestros como ése ocurren por negligencia de los habitantes del asentamiento. Luego, tras pedir disculpas de antemano (la mala leche resulta evidente), pregunta si ésta es «gente de trabajo».

Aunque su mirada encendida revela indignación, Mugica no se permite perder la compostura ante cámara. Aún cuando el periodista lo interrumpe constantemente, el entrevistado se las ingenia para denunciar las razones estructurales de las tragedias que padecían entonces -siguen padeciendo ahora- sus hermanos villeros.

Esta joyita prueba que la estigmatización mediática -sobre todo televisiva- de nuestras clases bajas es un fenómeno histórico, irreductible a nuestro presente. Los interesados encontrarán aquí una transcripción -incompleta, eso sí- del audio correspondiente y la secuencia entera a partir del minuto 12.49 de este tercer fragmento subido a YouTube.

Ubicado entre Tico Rodríguez Paz y el Padre Mugica, el dirigente villero José Valenzuela agacha la cabeza cuando el periodista pregunta si la de la villa es ‘gente de trabajo’.

Algunos espectadores criticarán la ausencia de testimonios representativos de la porción de argentinos escandalizados con las declaraciones y acciones de Mugica (en este punto cabe preguntar si en la actualidad alguien se animaría a expresarse públicamente en contra). Tampoco hay demasiado espacio para la versión de que el crimen fue obra de Montoneros (tal vez porque el hermano menor del sacerdote, Alejandro Mugica, la refuta de manera contundente).

Sin dudas, Padre Mugica dista de ser una investigación neutra u objetiva. Justamente por eso se trata de un retrato a medida del homenajeado, hombre vehemente, convencido de la imperiosa necesidad de comprometerse y tomar partido.

El documental de Mariotto y Gordillo se presentó por primera vez en agosto de 1999 sólo en el cine Cosmos (lo habrán visto pocos compatriotas). Tras la reciente proyección en la Biblioteca Nacional, cuesta encontrar información sobre alguna eventual reposición, que algunos imaginamos en el circuito de exhibición del INCAA.

Ante la posibilidad de que no exista siquiera esa intención, cabe conformarse con la edición disponible en YouTube que, con sus limitaciones, hoy consigue conmover por partida doble: por virtudes propias y porque sin dudas influye la triste constatación de que, a cuarenta años de haber sido cometido, el de Carlos Mugica es un crimen esclarecido a medias.

———————————————————————————————————————————————————
*
El film fue subido a YouTube por segmentos. Éste es el link directo al primero. 

———————————————————————————————————————————————————
Posts complementarios
A vos, Alice Domon
La otra foto de Alice y Léonie
Missionnaire, un camino de liberación de María Cabrejas y Fernando Nogueira (reseña)
De dioses y hombres de Xavier Beauvois (reseña)