Murió Norma Pons. Nos queda la González

Ante la inesperada noticia del fallecimiento de Norma Pons, somos varios los espectadores que enseguida recordamos a la González, burócrata rasa de pasado dudoso y grisinómana -con perdón del neologismo- que la ex vedette y hermana de Mimí encarnó, un poco a la sombra de Antonio Gasalla, en el sketch de la empleada pública (Flora). Si bien ambas agentes estatales atendieron a Gerardo Sofovich, a Imanol Arias, a Arnaldo André entre otras figuras del espectáculo, esta noche elegimos recordarlas en el siguiente número donde participó la entonces debutante Laura Oliva.

No me llevo. Soy una profesional que está a su lado. No recuerdo haber compartido tres cafés en una mesa de bar. Sé de su respeto por mí como profesional. El es más que un genio, es un ícono. Cada día se pone más exigente, y hay que tratar de no desentonar. Antonio es impresionante, como observador de la realidad y para darse cuenta de lo que sucede alrededor»

Así contestó la actriz cuando el periodista de Página/12 Mariano Blejman le preguntó en 1998 cómo se llevaba con el capocómico argentino. Mientras trabajaron juntos en nuestra televisión abierta, Pons también compuso a la directora de escuela que soportaba las tropelías de la maestra Noelia y a Marta, la hija de la tiránica Yolanda.

Por si hiciera falta, cabe aclarar que Norma tuvo brillo propio. Se lució en el teatro de revista en sus años mozos y como actriz dramática cuando terminó su ciclo con Gasalla. Los cinéfilos recordamos su brillante participación en la injustamente olvidada Sotto voce de Mario Levin; también esta última (y fallida) aparición en la pantalla grande.

———————————————————————————————————————————————————
Post complementario
El pozo de Rodolfo Carnevale (reseña)