El mundo es un poco menos maravilloso sin Gabriel García Márquez y Jacques Le Goff

“En la Edad Media lo maravilloso es bien real” sostuvo Jacques Le Goff en un coloquio cuya transcripción apareció publicada en el número 36 de la revista L’Histoire, a mediados de 2007. El especialista en medioevo aprovechó esta charla organizada en la abadía de Fontevraud para explicar que aquella época tuvo su cortejo de leyendas y maravillas, así como la Antigüedad tuvo sus mitos. “La palabra merveillos es la traducción al francés antiguo de un término del latín que prácticamente se usaba sólo en plural: mirabilia. El sustantivo femenino merveille (maravilla en castellano) apareció en el siglo XI para designar una colección de seres, objetos, fenómenos que ‘sorprendían’ en el sentido más contundente del verbo” dijo en esa ocasión.

Dos años antes Le Goff describió a la imaginación medieval en esta entrevista concedida a nuestro diario La Nación:

Estaba constituida por un mundo sin fronteras entre lo real y lo fantástico, entre lo natural y lo sobrenatural, entre lo terrenal y lo celestial, entre la realidad y la fantasía. Si bien los cimientos medievales de Europa subsistieron, sus héroes y leyendas fueron olvidados durante el Siglo de las Luces. El romanticismo los resucitó, cantando las leyendas doradas de la Edad Media.

Hoy asistimos a un segundo renacimiento gracias a dos inventos del siglo XX: el cine y las historietas. El medioevo vuelve a estar de moda con Harry Potter, La guerra de las galaxias y los videojuegos. En realidad, la Edad Media tiene una gran deuda con Hollywood, y viceversa.

Pensé alguna vez que provocaría un escándalo afirmando que el medioevo se había prolongado hasta la Revolución Industrial. La verdad es que ha llegado hasta nuestros días”.

La autora de este viejo artículo publicado en Tiempo Argentino recuerda la famosa declaración en boca de Gabriel García Márquez a propósito de Cien años de soledad: “Mi problema más importante era destruir la línea de demarcación que separa lo que parece real de lo que parece fantástico. Porque en el mundo que trataba de evocar, esa barrera no existía. Pero necesitaba un tono inocente, que por su prestigio volviera verosímiles las cosas que menos lo parecían, y que lo hiciera sin perturbar la unidad del relato. También el lenguaje era una dificultad de fondo, pues la verdad no parece verdad simplemente porque lo sea, sino por la forma en que se diga”.

Ese mundo que el escritor colombiano trató de evocar también aparece referenciado en una porción de la entrevista concedida a Rodolfo Bracelli. “Para nosotros la realidad no es la realidad concreta, escolástica, de que si usted se golpea aquí, se rompe la cabeza” explicó el presunto padre del realismo mágico antes de la siguiente definición:

“La realidad también son los muertos que salen, los desaparecidos, las magias, Dios, los milagros, todo, ¡todo! No hay una frontera. Se pasa de una cosa a la otra…”.

Le Goff murió el martes 1º de abril y García Márquez, el jueves 17. Si la Parca hubiera espaciado más sus citas con el académico francés y con el escritor colombiano, difícilmente los habríamos relacionado.

Es que en principio no tienen nada en común un europeo especialista en medioevo y un latinoamericano experto en recrear la “realidad desaforada” de nuestro continente. Sin embargo, la cercanía de estas muertes resulta reveladora en cuanto a una coincidencia ni siquiera sospechada: en apenas dieciséis días, partieron un historiador y un narrador embarcados en la ardua tarea de reconciliar la física y la metafísica en contra del legado cartesiano.

Para algunos, el mundo recuperará materialidad, objetividad, neutralidad, asepsia tras la partida de Monsieur Jacques y Don Gabo. Otros tememos que empiece a maravillar (sorprender) un poco menos.

————————————————————————————————————————————————————-
PD
. En abril (el domingo 13) también murió Ernesto Laclau. A algunos espectadores el fallecimiento del politólogo argentino nos conmovió tanto como los decesos de Le Goff y García Márquez.

————————————————————————————————————————————————————-
Contenidos complementarios
A propósito de las cuatro décadas que Cien años de soledad cumplió en 2007
Sobre las adaptaciones cinematográficas de parte de la obra literaria de Gabriel García Márquez

 

 

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

3 respuestas a “El mundo es un poco menos maravilloso sin Gabriel García Márquez y Jacques Le Goff

  1. Además de las novelas, nos queda nuestra ubicación geográfica….¿cuántas veces hemos dicho: “Dios mío, esto parece Macondo”? A García Márquez lo siento como un tío, como un miembro de la familia……
    Un beso
    Stella

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s