Tu basura es mi tesoro, de Marisa Turco

«Tu basura es mi tesoro» reza (o rezaba) el grafitti en un muro del barrio porteño de Villa Crespo, que sintetiza el espíritu de Ricardo Coco Niz y de su cooperativa El CorreCamino, concebida en 2001 y con todos los engranajes en marcha desde 2011. En 2013, la consigna se convirtió en título del corto documental que Marisa Turco escribió, dirigió y produjo (sin ninguna ayuda financiera) en cuatro fructíferos meses, con la intención de dar a conocer «este ejemplo a seguir» y de concientizar a los ciudadanos para que separen los residuos y de esta manera colaboren con las cooperativas especializadas en reciclaje ecológico.

Marisa cursa el último año de la carrera de Diseño de Imagen y Sonido de la Universidad de Buenos Aires, y ya proyectó Tu basura es mi tesoro en la Muestra Anual de Diseño que organiza la Cátedra Bornia y en el 2° Ciclo de Realizadores Audiovisuales auspiciado por la Facultad de Filosofía y Letras de la misma UBA. Mientras busca otros espacios de exhibición, se hizo un tiempito para conversar con Espectadores que, además de transcribir algunos pasajes de la charla, comparte con sus lectores la (muy recomendable) película.

E: ¿Cómo se te ocurrió la idea de filmar este cortometraje?
MT: Todo empezó a partir de la curiosidad. Yo veía a Coco siempre de camino a mi trabajo y me llamaba bastante la atención, hasta que un día fui a preguntarle qué hacía y su actividad me pareció más que interesante. Es un ejemplo a seguir.

E: ¿Cuánto tiempo te llevó a hacerlo? ¿Contaste con algún apoyo institucional y/o financiero?
MT: Me llevó cuatro meses: un mes de guión y pre-producción, dos meses de rodaje y un mes de post-producción. El guión es propio, el rodaje lo hice absolutamente sola y la post también. En la post-producción de sonido conté con la ayuda de Martín Camauer y Luciano José Corigliano, a cargo de la musicalización. El proyecto avanzó bajo la tutela de mi profesor de Diseño 2, Alberto Masliah. En cuanto al apoyo financiero, no tuve ninguno: usé mi dinero.

E: ¿Cuáles fueron las mayores dificultades en el proceso de realización?
MT: La mayor dificultad fue trabajar sola. Además tuve una mala experiencia en el centro de reciclaje del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, donde me trataron muy mal y no me dejaron filmar. Intenté hacerlo de todos modos, y obtuve un material de calidad bastante mediocre que terminé descartando para la versión final del documental. Es una pena porque me hubiera encantado incorporar esas imágenes.

E:¿Qué expectativas tenés con Tu basura es mi tesoro?
MT: En primer lugar me encantaría concientizar al ciudadano, al vecino para que empiece a separar la basura según su origen y colabore con diferentes cooperativas. Por otra parte me gustaría darme a conocer como realizadora, para poder afrontar nuevos proyectos.

E: ¿Tenés algún otro proyecto en mente o ya estás trabajando en algo nuevo?
MT: Estoy trabajando en un videoclip en este momento. Estoy en plena etapa de pre-producción.

E: ¿Cómo te definirías en tanto espectadora? ¿Qué tipo de cine te gusta?
MT: Me definiría como una espectadora bastante exigente y una cinéfila entusiasta. Voy al cine, como mínimo, una o dos veces por semana. Me encantaría que el día tuviera más horas para poder ver más películas y series. Entre mis directores predilectos figuran Martin Scorsese, David Fincher, Darren Aronofsky, Woody Allen y Quentin Tarantino. Aunque me falta mucho camino por recorrer, siento que los años de estudio me han hecho ver el cine de otra manera, más allá del entretenimiento».