Por una Justicia insensible a la derecha más retrógrada

Pando se divierte capturando gente. Copyright Infojus.
Pando se divierte capturando gente. Copyright Infojus.

Salvo contadas excepciones (La Nación por ejemplo), nuestros diarios visibilizaron el inicio del proceso judicial que la apologista del terrorismo de Estado Cecilia Pando reclamó contra Barcelona por un fotomontaje que la revista satírica le dedicó en una contratapa de 2010. De las coberturas consagradas a la primera audiencia de testigos que tuvo lugar ayer en Tribunales, la de Infojus es la más detallada, en parte porque incluyó la seguidilla de tweets que conformaron una suerte de crónica en vivo.

Entre los mensajes replicados, impresiona éste que la directora de la publicación Ingrid Beck emitió desde Tribunales: «No hablé con Pando, pero ella filmó con su celular a toda la gente que nos acompañaba en el juzgado y fue al baño rodeada de policías«. Lo que impresiona es el contraste de actitudes en una misma persona: una arrogante que consiste en filmar -o capturar en términos castrenses- al otro; una cobarde que consiste en solicitar protección oficial contra ese otro recién provocado.

Tal vez sin proponérselo, Beck describió algo más que el comportamiento de Pando en este contexto particular de demanda judicial. También sintetizó la mentalidad y conducta de quienes conciben el Estado como órgano nacional al servicio de sus intereses privados: cuando lo administran, lo convierten en instrumento de poder absoluto (asesino en caso necesario); cuando no lo administran, le exigen trato privilegiado, en especial protección incondicional y -si fuera posible- impunidad total.

En su cuenta de Twitter, quien adquirió protagonismo mediático por justificar el golpe de 1976, minimizar los crímenes de lesa humanidad cometidos por el gobierno de facto y reclamar la libertad de los genocidas apresados se refirió brevemente a la jornada de ayer. El lunes anunció «Mañana martes tengo la primera audiencia contra la revista Barcelona. Vamos a ver hasta dónde llega la libertad de expresión!» y en dos o tres oportunidades repitió «Usar a la mujer como un objeto sexual no es libertad de expresión… Es violencia de género!!!».

Otra vez, constatamos el uso cínico que la derecha hace de expresiones y/o consignas progresistas. El doble discurso también serpentea entre la fotos papales que decoran la página de Pando en Twitter. La de Juan Pablo II tiene inscripta la palabra ‘Esperanza’; la de Benedicto, la palabra ‘Fe’.

La imagen que ilustra este post en la home de Espectadores forma parte de la cobertura de Infojus. Muestra a Beck y a Pando en un presunto pasillo de Tribunales, tal vez a la espera de ser citadas. Ambas evitan el cruce de miradas: mientras la periodista inclina levemente su cabeza hacia abajo, con actitud pensativa, la titular de la AFyAPPA parece atenta a un/a interlocutor/a que no distinguimos (ni siquiera estamos seguros de que efectivamente exista).

Recordemos esta foto mientras sigamos el desarrollo de este proceso tan indignante como aquél que los descendientes de José Martínez de Hoz llevan adelante contra Osvaldo Bayer, Felipe Pigna y Mariano Aiello por Awka Liwen. Hagamos nuestros el disgusto y la preocupación que transmite la directora de Barcelona y repudiemos cualquier amague de la Justicia por congraciarse con nuestra derecha más retrógrada… y peligrosa.

————————————————————————————————————————————————————–
Posts complementarios
 
La derecha argentina en su closet
 Abel Posse, todo un restaurador
 Miedo
 Recalculando
 Desdoblamiento periodístico en torno a la inseguridad
 Con Osvaldo Bayer
 Con Osvaldo Bayer, otra vez