Conectar Igualdad en el Huffington Post

Captura parcial (y levemente retocada por cuestiones estéticas) del artículo del Huffington Post. Clic para acceder al contenido original.
Captura parcial, apenas retocada, del artículo del Huffington Post. Clic para acceder al contenido original.

Casi tanto como las expresiones de Hugh Grant a favor de regular la prensa británica, sorprende el interés que el Huffington Post le prestó ayer jueves al programa argentino Conectar Igualdad. Es cierto, la entrevista a la directora general ejecutiva Silvina Gvirtz aparece, no en el cuerpo principal del renombrado diario online norteamericano, sino en un blog asociado (éste de temática educativa a cargo de la escritora Cathy Rubin). Aún así, la atención acordada resulta llamativa por su carácter excepcional ¿y acaso promocional?

Si existen (cuesta encontrarlos), serán escasos los antecedentes de notas similares en la prensa del Primer Mundo. Tampoco es habitual que los medios estadounidenses aborden una iniciativa kirchnerista con el entusiasmo de Rubin. Es más, el tono de la entrevista también contrasta con la costumbre local de presentar la entrega gratuita de netbooks a alumnos y docentes de escuelas públicas nacionales como otra práctica demagógica y/o clientelista del gobierno de Cristina Kirchner, en detrimento de «la plata de los jubilados».

Conectar Igualdad es un programa educativo personalizado que busca mejorar el nivel de la educación pública argentina con la distribución de netbooks a estudiantes y docentes de las escuelas públicas secundarias, normales y especiales. El objetivo consiste en derribar barreras de aprendizaje y acercarles contenido académico básico a sectores de bajos ingresos. En la conversación que mantuve con la Dra. Silvina Gvirtz mientras estuve en Buenos Aires la semana pasada, me sentí conmovida por su apasionado compromiso con la equidad educativa en un país donde, según la Universidad Católica Argentina y su Observatorio de la Deuda Social, cerca de 11 millones de personas (sobre una población de 40 millones) vive en la pobreza».

Tras este primer párrafo de la introducción a la entrevista, Rubin repasa sucintamente la trayectoria profesional de Gvirtz (hermana del famoso Diego, agregamos en Espectadores) y adelanta el eje de la charla: «Conversamos sobre objetivos y estrategias del programa, y sobre las esperanzas (de la funcionaria) puestas en el futuro de la educación argentina».

 Silvina, por favor explique brevemente el alcance y el estado actual del proyecto Conectar Igualdad»;

 «Por favor explique brevemente qué software educativo y demás aplicaciones hay en las netbooks»;

 «Cada alumno recibe una netbook pero Usted sostiene que en realidad se trata de una herramienta para toda la familia. ¿Puede explayarse en este sentido?»;

 «¿Qué otros desafíos educativos enfrenta Usted en las comunidades de bajos recursos? ¿De qué otra manera su gobierno se asegura de que los chicos accedan a una educación secundaria de calidad?»;

 «¿Cuáles son las metas principales de Conectar Igualdad? ¿Qué espera Usted de esta iniciativa inspiradora?».

Éstas son las cinco consultas de un cuestionario que algunos compatriotas encontrarán poco (o nada) incisivo, y por lo tanto inconsistente desde el punto de vista periodístico. Si esto es efectivamente así, entonces sorprende aún más la publicación de esta ¿entrevista promocional? nada menos que en el renombrado Huffington Post.

————————————————————————————————————————————————————–
Posts complementarios
 
La precarización del corresponsal
 Jorge Lanata según Le Monde. O la miopía de un medio francés sobre el periodismo argentino
 Lilismo a la canadiense
 Impacto internacional
 Hilachas mediáticas
 Infancia clandestina se estrenó en Francia con críticas a favor… y algún apriorismo en contra
 A vos, Alice Domon