P3ND3JO5 de Raúl Perrone llega al Malba

P3ND3JO5 de Raúl Perrone desembarcará el próximo 6 de septiembre en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires para proyectarse todos los viernes del mes a las 22. Son varias las razones para recomendar esta exhibición que debería extenderse en el tiempo y, porqué no, a otras salas porteñas. La primera, quizás más circunstancial pero también más efectista, nos retrotrae al pre-estreno baficiano y evoca la (merecida) distinción otorgada al director.

El segundo gran motivo se relaciona con el adjetivo “independiente” que en principio define al mencionado festival y que sin embargo les cabe a pocos de los títulos selecionados para la programación correspondiente. En este sentido, P3ND3JO5 representa una saludable excepción no sólo en una muestra que explota, cada año un poco más, su veta comercial sino dentro del cine argentino en general.

La inscripción del sello Películas Independientes Anti-Autor en los créditos de apertura remite inmediatamente a las convicciones y estilo de este cineasta aferrado a su Ituzaingó natal, pero siempre inmune al vicio del localismo y por lo tanto capaz de presentar frescos de envergadura universal. Reacio a cualquier fórmula o lógica del cine para consumo rápido, Perrone -o P3RRON3 en esta ocasión- se permite experimentar una vez más.

En esta ocasión se anima con una cumbiaópera de 2:40 horas de duración, compuesta por tres actos y una coda (término musical para epílogo), protagonizada por skaters adolescentes y filmada en blanco y negro.

Quienes el año pasado vieron Las pibas reconocerán en P3ND3JO5 el mismo tipo de retrato empático con esa juventud del conurbano, que el statu quo se empecina en estigmatizar: víctimas habituales de las “masacres por goteo” que Eugenio Raúl Zaffaroni denuncia en La cuestión criminal. En este sentido, dista de ser inocente la decisión narrativa de intercalar un tramo del noticiero conducido por Guillermo Andino en la crónica de una tragedia anunciada.

Los extractos de La pasión de Juana de Arco y los versos de Pier Paolo Pasolini sobre Cristo también confirman la perspectiva ideológica de este retrato generacional. En otras palabras, estos pendejos de Ituzaingó comparten con La Pucelle de Orléans y Jesús de Nazaret la condición de individuos marginales, incómodos, incorregibles, peligrosos, subversivos, sacrificables.

Algunos espectadores también encontrarán cierta coincidencia con Kids de Larry Clark. Por lo pronto ambos films parecen emular una suerte de trabajo de campo antropológico que revela la incomunicación entre padres e hijos. Existe una diferencia clave, sin embargo: mientras la película norteamericana no muestra a ningún adulto, la argentina sí los incluye o bien como incapaces de mantener un diálogo o bien como (posibles) victimarios.

El permanente coqueteo con el amor y la muerte convierte a estos P3ND3JO5 en seres a veces fantasmagóricos, a veces vampirescos. En las mezclas cumbio-operísticas que incluyen sonidos de disparos y de sirenas policiales, sobresale una guitarra que ejecuta la melodía de “Stairway to heaven“. De esta manera también, Perrone sigue visibilizando realidades perturbadoras y demoliendo prejuicios con sensibilidad poética y social.

—————————————————————-
Posts complementarios
Las pibas. Mini-reseña de la película presentada en el BAFICI 2012
BAFICI 2010. Anteúltimo maratón (post que incluye un breve comentario sobre Los actos cotidianos)

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

4 thoughts on “P3ND3JO5 de Raúl Perrone llega al Malba

  1. Decálogo de Raúl Perrone, escrito en 1998. Entre paréntesis, las actualizaciones hechas por el mismo “Perro” en 2012:

    1) Filmar con una sola cámara. (PERO DE FOTOS)

    2) Cagarse en el formato: si lo que tenés para decir no se sostiene en VHS, tampoco se va a sostener en Beta, en Super 8, en 16, ni en 35mm. (NI CON UNA CÁMARA DE FOTOS)

    3) Utilizar muchos exteriores para no discutir con el director de fotografía (y además para ahorrar luz). (YA NO TENGO ESE PROBLEMA PORQUE LO HAGO YO)

    4) Utilizar sonido directo. Si es muy bueno, ensuciarlo. (Y “LUPEARLO”)

    5) Tirar una sola toma, en caso extremo dos. (MUY EXTREMO)

    6) Trabajar con actores y actrices creíbles, con músicos de rock y siempre con cuatro o cinco vecinos. (SÓLO CON GENTE)

    7) El equipo técnico no debe superar las diez personas. (SOBRAN SEIS)

    8) El rodaje durará como máximo, ocho días. (PERO LA EDICIÓN, EL TIEMPO QUE HAGA FALTA)

    9) Grabar la música en un porta-estudio, si pasa algún auto o ladra un perro, mejor. (CADA VEZ PONER MENOS MÚSICA)

    10) Pase lo que pase, terminar la película. (ESO SIEMPRE)

    Links:
    http://www.raulperrone.com/images2012/decalogo2012opt.jpg
    http://www.raulperrone.com/index2011.html

  2. Puse esa lista como dato de color. Personalmente no sé si comparto su idea (tal vez algunos puntos sí, otros no).
    En realidad no son los diez mandamientos, más bien una lista de tips. Me parece que la misma existencia de esa lista es contradictoria con la propia filosofía de Perrone. De hecho, él mismo reniega del Dogma y todas esas tendencias.
    Creo que el único “mandamiento” que resumiría su filosofía debería ser: “filmá como te dé la gana”.
    El punto 8 da una pista: tomate el tiempo que haga falta para la edición. De alguna manera está diciendo “todo libre, precario, natural, con dos mangos, etc, pero la clave de la obra está en la edición; ahí mete todo el esfuerzo”. Lo cual es algo muy cierto: la edición es fundamental. En el recorte, en la elección de tomas, en la manera de presentarlas, está el discurso del autor.
    Creo que esto vale no sólo para el cine, también para el periodismo, no?

  3. Gracias por transcribir el decálago de Perrone, Aberel.

    No conozco personalmente al director pero, tras haber leído otros textos suyos y entrevistas concedidas a los medios, intuyo que la redacción de estos consejos fue más un divertimento que el producto de una reflexión sesuda. Aún así, creo que el manifiesto revela la manera en que Perrone entiende y hace cine.

    Estamos de acuerdo en que la edición o montaje es una herramienta e instancia fundamentales en la realización cinematográfica pero -escribo por las dudas- esto no debería llevarnos a subestimar el trabajo previo: la elaboración de los parlamentos, la determinación de los planos (otra manera de recortar la historia), la selección de los actores, de la banda sonora.

    La aclaración es válida para el periodismo: sin un buen “material crudo” (es decir, sin un buen trabajo de investigación y redacción), ni el mejor editor puede hacer milagros.

  4. Totalmente de acuerdo. Seguro fue más un divertimento.
    Y es cierto que todos los elementos que mencionás conforman la obra total. Lo que Perrone parece decir es que todo eso no importa tanto (especilamente la superproducción, vamos, la plata!), y en parte debe ser cierto, aunque en definitiva a mí lo que me importa es la calidad del resultado, si el artista queda conforme con lo que quiso expresar, sea con $50 o con 1 millón.
    Lo del periodismo lo agregué porque, como ya comentaste en otros posts, la elección del “recorte” es en sí mismo una opinión, una editorial.

    Dicho todo esto, me avergüenzo de opinar sobre Perrone sin haber visto ninguna de sus películas, así que debo ponerme al día antes de hablar! 😀

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s