Where is my house?, de Matteo Di Calisto

———————————————————-
Especial. Cobertura DerHumALC 2013
———————————————————-

La problemática habitacional en Roma es el tema central de Where is my house?, que el 15º Festival Internacional de Cine y Derechos Humanos inscribió en la sección Panorama y proyectó el viernes pasado en una única función en el auditorio de la Biblioteca del Congreso de la Nación*. Un inmigrante peruano, otro afgano y dos ciudadanos italianos son los cuatro entrevistados principales cuyas historias de vida ilustran este otro síntoma de la crisis capitalista que se extiende en la Unión Europea (pensemos en el fenómeno de los desahucios en España) y que afecta a nuestro país (imposible olvidar a los «errantes» que Lisandro González Ursi y Diego Carabelli retrataron años atrás en nuestra Ciudad de Buenos Aires).

La contradicción entre el aumento de personas sin hogar digno y la también creciente cantidad de edificios en construcción con escasas chances de ser terminados y vendidos/alquilados se revela como inquietud central del director Matteo Di Calisto y su co-guionista Giulia Agostini. La ausencia del Estado, incapaz o sin voluntad de resolver este conflicto; las diversas estrategias de resistencia por parte de los sin-techo; las manifestaciones callejeras que las nuevas generaciones organizan a favor de un necesario cambio de rumbo conforman los otros ejes temáticos del documental que dura una hora exacta.

Los casos de Lucio, Ahmed y Manuela corresponden a la versión más actual de un problema de larga data, como bien sugiere el testimonio del cuatro entrevistado: un homeless que vive debajo de un puente hace más de quince años. La afluencia migratoria proveniente de países periféricos como Perú, Afganistán, Rumania (si tenemos en mente a la familia que aparece al principio del film) y la precarización de parte de la población italiana- sobre todo de los jóvenes- aportan más elementos a este fresco romano de una realidad que sin dudas admite un título en inglés, idioma referente de una globalización cuyas características perversas también afectan la cuestión habitacional.

——————————————————————————————————
* Aunque no haya más funciones de Where is my house?, vale la pena hacerse una escapada hasta la Biblioteca del Congreso de la Nación para visitar el ensayo fotográfico Rostros II que Pablo Tesoriere montó en la antesala del mencionado auditorio y que el DerHumALC auspicia más allá de su 15ª edición, hasta el martes 20 de agosto.

La exposición consiste, por un lado, en una serie de retratos fotográficos de ciudadanos argentinos que luchan por la memoria y la justicia en nombre de algún ser querido asesinado o desaparecido. Entre los más reconocibles, figuran las madres de Lucas Menghini Rey y Wanda Taddei, la hermana de Luciano Arruga, los padres de Carolina Aló y Natalia Melmann.

Por otro lado, una pantalla de televisión proyecta en cámara lenta la preparación de los deudos justo antes de someterse a las sesiones fotográficas previas a la muestra. Todos ellos exhiben un objeto o tatuaje relacionado con el hijo o hermano que ya no está; sin embargo la cámara parece concentrarse en las miradas desoladas y las bocas tensas -algunas arqueadas hacia abajo- de quienes no pueden (acaso ni siquiera quieran) disimular el dolor ante la muerte irreparable y la amenaza de impunidad.