Gajes de la (in)visibilidad, a tres años de aprobado el matrimonio igualitario

¿Por qué nadie quiere pasarlo?… Tal vez los temas relacionados a la diversidad sexual se han caído de la agenda; tal vez se prefiera tener historias conmovedoras contadas desde la extranjería del colectivo LGTB; tal vez lo que se busca es que sigamos siendo víctimas. Nada de eso está en Visibles: hablamos desde nosotros y nosotras a todos y todas para celebrarnos y para naturalizar esto de la diversidad que obviamente no es excluyente del colectivo LGTB.”

El próximo 15 de julio habrán transcurrido apenas tres años desde aquella inolvidable madrugada en que nuestro Senado convirtió en ley el proyecto de matrimonio igualitario, y sin embargo -ya en abril de 2012- Marta Dillon barajaba ante el sitio Sentido G la hipótesis de que nuestra opinión pública hubiera perdido interés en las parejas homosexuales cuyas pretensiones maritales provocaron tanto revuelo mediático. Desde esta perspectiva, el nuevo aniversario de aquel hito legislativo debería ayudar a promocionar el ciclo televisivo que la periodista y guionista produjo junto con su esposa Albertina Carri, y que finalmente se estrenó -primero en octubre pasado- en un canal de Ushuaia y, recién a mediados de junio, en la pantalla de 360 TV y en los canales 2504 de la TDA, 10 de Telecentro HD y 723 de DirecTV.

Los lunes a las 23 es el horario catódico de Visibles, que los interesados también pueden ver por Internet (en la plataforma CDA). La propuesta conducida por Lisa Kerner y Diego Trerotola consta de trece entregas que invitan a reflexionar sobre cuánto cambió la vida familiar y social de las parejas gays tras la aprobación y reglamentación de la Ley 26.618.

Cada capítulo intercala la entrevista a uno o dos invitados especiales que los anfitriones reciben en el piso o en el estudio (por ejemplo Greta Pena y Florencia Feldman en la primera entrega y María Luisa Peralta en la segunda) con la proyección de distintos testimonios pre-grabados y de animaciones destinadas a ilustrar particularidades del lenguaje, síntesis cronológicas, informes varios. El cierre recrea el momento previo a irse a dormir de Kerner y Trerotola, que justo antes de acostarse intercambian recomendaciones de libros y películas relacionados con el tema abordado.

Las declaraciones de Dillon a Sentido G en abril de 2012 revelan que la producción de Visibles data de más de un año. La demora en la emisión desactualizó -por suerte en muy pequeña medida- parte de la información brindada. Por ejemplo, la ley de identidad de género aparece mencionada como el próximo paso a dar en materia de lucha LGTB (recordemos que se promulgó en mayo de 2012) y la Argentina, como el único país del continente americano con matrimonio igualitario (hace poquito perdió la exclusividad tras los avances de Uruguay y de los Estados Unidos).

Lejos de jugar en contra, esta suerte de asincronismo patea a favor del principal objetivo de Visibles: probar que la conquista de derechos supone una lucha continua, si se quiere, interminable. De ahí la imposibilidad de abarcarla toda en un solo programa (o película o libro). De ahí los eventuales altibajos percibidos en términos de (in)visibilidad mediática.

——————————————————————————————————
Posts relacionados
 Habemus matrimonium
 Listo el traje
 Matrimonio gay: corazonada y catarsis
 Aplicación de dos varas y dos medidas para distintos padres “de corazón”
 Homosexualidad y desinformación según el (viejo) esquema de Jakobson
 El discurso reaccionario y la simplificadora negación del sufrimiento (ajeno)
 Putos Peronistas. Cumbia del sentimiento (reseña)
 La niña guerrera (reseña)
 La familia en desorden (reseña)
 23 pares (reseña)