Google Now, ¿otro paso hacia una tecnocracia orwelliana?

«Porque se desató una guerra para ganar tu mente» es una traducción posible para el lema de Infowars, sitio que el «conspiracionista» (según sus adversarios) Alex Jones montó como extensión online de su propio programa de radio, emitido en los Estados Unidos a través de unas sesenta emisoras AM, FM, de onda corta y por Internet. El principal objetivo editorial de esta plataforma periodística consiste en mostrar la cara oculta (¿verdadera?) de la información corporativa que el statu quo mediático difunde masivamente para convertirnos en individuos sin espíritu crítico y, por lo tanto, sin juicio propio.

La aclaración pretende poner en perspectiva este artículo que Paul Joseph Watson publicó el jueves pasado a propósito del futuro desembarco de Google Now -aplicación con GPS y función de reconocimiento de voz, originalmente concebida para dispositivos móviles– en las computadoras de escritorio. El anuncio tuvo lugar el día anterior en la conferencia Google I/O para desarrolladores (aquí, la noticia según el medio especializado CNET).

«Google sabe cuando estás en casa» se titula la nota en cuestión. Allí el editor de Infowars y autor del libro Order out of chaos acusa a la corporación tecnológica de haber pergeñado «otra ingeniosa manera» para conseguir que la gente revele alegremente los datos de su ubicación en tiempo real.

En esta ocasión, la estrategia consiste en promocionar los recordatorios de índole espacio-temporal que incluye la flamante aplicación. Para explicarse, Watson cita a Business Insider, que menciona algunas bondades de Google Now: al parecer, desde nuestra computadora del trabajo podremos pedirle al nuevo chiche que nos recuerde sacar la basura cuando lleguemos a casa; efectivamente el recordatorio se activará en cuanto el mismo software instalado en nuestro smartphone detecte nuestro regreso al hogar».

En otro artículo linkeado por Watson, la misma Business Insider cuenta que Google Now también fue concebido para recomendar actividades según dónde se encuentre el usuario y qué le gusta y/o acostumbra hacer. Se trata de la herramienta «Activity Recognition» o «Reconocimiento de Actividad», capaz de detectar si estamos caminando, manejando o andando en bicicleta.

«Si esto suena completamente invasivo, orwelliano y en última instancia molesto, es porque lo es para quienes deseamos preservar alguna porción de nuestra privacidad», sostiene el editor de Infowars. «Ya nos encontramos atados a nuestros dispositivos móviles que vibran y suenan ante cada mensaje de texto, mail, comentario de Facebook y Twitter, y ahora Google nos distrae, no sólo con cosas que acaban de suceder, sino con lo que debe suceder y corremos el riesgo de olvidar, y con lo que debería suceder en el futuro».

Tras preguntarse «dónde nos lleva todo esto», Watson cita al Washington Post que en 2008 imaginó un mañana dominado por los «servicios vitales de Google». El ejercicio futurista lleva a suponer que la gente pagará una suscripción mensual por la administración de su tiempo de trabajo y ocio, siempre bajo la mirada de esta nueva versión del Gran Hermano. 

«Google Now representa un paso más hacia esta visión tecnocrática de una vida plena en términos de conveniencia y eficiencia clínica», advierte el editor de Infowars para por fin concluir: «Mientras aumentamos nuestra confianza en las computadoras, alentamos la fusión entre hombre y máquina, y en el camino vamos perdiendo cada vez más piezas de nuestra humanidad».

Algunos lectores pensarán que ésta es pura dialéctica conspiracionista. Otros tememos habernos topado con un pronóstico atinado.

————————————————————————
Posts relacionados
 Googléame, de Barbara Cassin
 Ja!
 Círculo vicioso, falso consuelo
 El círculo necrófilo de la información
 De los doodles de Google a los criterios de noticiabilidad de nuestro periodismo online
 Buscador necesita cuchara
 Cuidado. Google evangelizando
 Google extiende su fama a Hollywood