‘De jueves a domingo’ de Dominga Sotomayor. Del BAFICI a la sala Leopoldo Lugones

El BAFICI encuentra la manera de quedarse entre nosotros aún después de finalizada su 15ª edición. Por lo pronto, la sala Leopoldo Lugones* estrenará mañana De jueves a domingo, ganadora de una mención FEISAL en el festival internacional de cine independiente del año pasado. Según información institucional, el film de la chilena Dominga Sotomayor se proyectará en la función de las 22 hasta el lunes 6 de mayo.

En éste, su primer largometraje, la directora retrata a un matrimonio en crisis desde la mirada de su hija mayor, una niña de doce años atenta a palabras y gestos que sugieren la inminencia de un anuncio devastador. Esta percepción subjetiva del proceso de desintegración se desarrolla en el contexto de un viaje en auto: el traslado resulta propicio para recrear distintas instancias de la relación entre los adultos en conflicto.

En esta suerte de road movie, cada parada parece definir decisiones y al mismo tiempo postergar la comunicación oficial de separación. De esta manera, De jueves a domingo intenta expresar la elocuencia de lo no dicho, desafío que por momentos le hace perder capacidad de síntesis (la anécdota de la desaparición de la esposa/madre es ilustrativa en este sentido).

La fotografía de Bárbara Álvarez invita a descubrir el Chile desértico, cuyos vastos paisajes desolados evocan el vacío afectivo que distancia a los padres y la sensación de desconcierto que invade a la hija. Esta pertinencia visual es la mayor virtud de una propuesta que conmueve poco, o al menos pierde fuerza en comparación con otros retratos de una familia en crisis: éste por ejemplo.

—————————————————————————————
* Cuesta olvidar la experiencia desafortunada que algunos espectadores tuvimos el viernes pasado en esta misma sala, cuando la (fallida) proyección de Like someone in love de Abbas Kiarostami. Ojalá De jueves a domingo corra con mejor suerte que la tan esperada película del maestro iraní.