¿Quién mató a Mariano Ferreyra? De Rodolfo Walsh a Martín Caparrós

A la prepotencia de las patotas sindicales, Diego Rojas opone lo que podríamos llamar “la prepotencia del archivo”. Pero no solamente, pues hay otra forma de la memoria que supera los hechos mismos para cubrirlos con los afectos, y con la indignación que surge cuando se evocan  los hitos de violencia policial. Es la otra forma del archivo, el otro archivo que me atrevería a llamar “literario”, porque está más allá de la comprobación, de la verdad y del cálculo. Cito una escena en la que se narra la marcha de los tercerizados:

Una joven codea a su compañero y señala unas letras pegadas en las rejas de la estación: “IXAM OIRAD”, dicen vistas desde la calle. “Es por Maxi y Darío, le cambiaron el nombre a la estación”, explica. La movilización avanza.
(p. 50-1).

El otro archivo, el archivo literario, ni miente ni agrega nada, ni siquiera el adorno de la ficción, o la eficacia del buen decir; si algo superpone es la posibilidad inapelable de lo que se intuye como cierto, como más cierto que la verdad de los hechos a los que no contradice sino que los arranca de sí mismos para hacerlos al fin propiedad de todos. El hilo que ata la represión ferroviaria del 20 de octubre de 2010 con la muerte de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán no es solamente una cuestión de archivo, sino de la conciencia que las luchas de la clase obrera tienen de sí mismas, algo que ningún manifestante pudo dejar de sentir”.

Éste es apenas un extracto de la muy interesante -y convincente- reseña que Jorge Panesi le dedicó en mayo de 2011 a ¿Quién mató a Mariano Ferreyra?, libro de Diego Rojas que inspiró el docudrama homónimo de Alejandro Rath y Julián Morcillo. El largometraje se estrena hoy jueves en estas salas, días antes de que la Justicia dicte sentencia contra los diecisiete imputados por el crimen del militante del Partido Obrero.

Ojalá la película conserve las virtudes que Panesi encontró en el trabajo de Rojas. En principio, los admiradores de Rodolfo Walsh también nos ilusionamos con la decisión de mantener -al menos desde el título parafraseador– el homenaje a uno de nuestros mejores periodistas de investigación a partir de la alusión evidente a ¿Quién mató a Rosendo?.

Dicho esto, cuesta digerir el eventual paralelismo entre las figuras del también autor de Operación masacre y de Martín Caparrós. Por las dudas, cabe aclarar que el ahora columnista (blogger en términos estrictos) del diario español El País encarna el rol protagónico (una suerte de alter ego ficiticio) en la recreación cinematográfica del intento periodístico-detectivesco por esclarecer el asesinato del joven Ferreyra.

—————————————————————————–
Posts relacionados
 Crimen de Mariano Ferreyra. Efecto residual
 Crimen de Mariano Ferreyra. Cuando la muerte también provoca regocijo
 La muerte de Kirchner, ¿un final merecido?
 Néstor Kirchner, la película
 El perfume de la memoria

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

5 thoughts on “¿Quién mató a Mariano Ferreyra? De Rodolfo Walsh a Martín Caparrós

  1. Tengo todos los prejuicios con Caparròs en esta pelìcula.

    Los directores y èl mismo aceptan que no tiene experiencia en cine pero en un reportaje dicen que es valioso que “lo haya conocido a Walsh” . Un argumento extravagante en una pelìcula que no trata sobre Walsh.

    Igual, a Caparròs le gusta mencionar su condiciòn de cadete de 16 años que llegò a cronista en el diario de Bonasso-Walsh-Gelman-Urondo . Se trata de una carrera meteòrica , ya que el diario saliò durante 9 meses , y a nuestro muchacho le alcanzò para llegar de cadete a cronista y ahora a protagonista principal de una peli.. Un prodigio.

  2. Me pasa igual, Jorge… Me refiero a los prejuicios con Caparrós.

    Al margen del eventual talento para la actuación y del argumento extravagante sobre la relación profesional con el autor de ¿Quién mató a Rosendo?, me cuesta digerir la invitación a ver en Caparrós una suerte de reencarnación literario-cinematográfica de Walsh.

  3. Dicho sea de paso, también me choca que Caparrós acapare el afiche de la película y que la figura de Mariano Ferreyra brille por su ausencia. Acaso la decisión responda a algún criterio de marketing.

  4. Sì, supongo que ignorar en los afiches el rostro de Mariano es un criterio de marketing para señoras que se indignan en la cola del Pago Fácil por las patotas sindicales pero tambièn se agitan espantadas con los jóvenes revolucionarios.

    . Hay una onda de pelìcula opositora la regimen y seguramente por eso les gustò la imagen de Caparròs, luego de descartar a Majul y Lanata porque les resultaban muy caros , aunque tan antitroskistas y procapitalistas como Caparròs

    Mariano Ferreyra y Rodolfo Walsh nada tienen que ver con esto.

  5. Escuché al hno de >Mariano decir q a pesar de tener reparos polìticos c la peli le parece buena idea para mantener en los medios la memoria de su hno Habrà q verla para opinar .
    Lo del afiche es para q quede claro q no importa quien protagonice lo q importa es quien relata el protagònico

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s