Siete años, siete

– Qué querés que te diga, me quedo con los blogs.
– Y… Es como si te quedaras con los tranvías”.

La transcripción de más arriba recrea una porcioncita de conversación con el amigo Jorge, a propósito del fenómeno de comunicación online sobre todo a través de Twitter y Facebook. Desde entonces (un par de meses atrás) sigo pensando en esta metáfora del blog como medio extemporáneo: imposible ignorarla justo hoy, cuando Espectadores cumple siete años.

La nueva edad evoca la crisis pronosticada a todo matrimonio joven. La sola mención del número cabulero basta para advertir sobre los desencuentros que atentarán contra el proyecto de vida en común, y que habrá que reparar con ternura, imaginación, voluntad, paciencia, tal vez con algo de resignación.

La comezón del séptimo año refleja el paso del tiempo: la convivencia -con la pareja, con un blog- erosiona el estado inicial de novedad. A la distancia, otros amores (aquéllos que experimentamos en nuestro inconfesable pasado y/o aquéllos que hoy reconocemos en nuestro entorno) lucen más pasionales.

Desde esta perspectiva, es innegable que Espectadores pierde el tren (de nuevo la metáfora transportista) en términos 2.0. Por un lado, su frecuencia de actualización resulta irrisoria frente a la inmediatez de las redes sociales. Por otro lado, el uso que este blog hace de Twitter, Facebook, Google+ se limita a la réplica automática de posts. En otras palabras, no aprovecha dichas plataformas para ofrecer contenidos suplementarios.

Al margen de estos síntomas de extemporaneidad, nuestro blog también atraviesa una pequeña crisis existencial, en parte atribuible a sus flamantes siete años, en parte originada en la pretensión de una diversidad temática impracticable: cine, literatura, televisión, teatro, música, medios son demasiados rubros para un emprendimiento unipersonal.

Tanto tiempo de continuidad online exige cambios más allá de la incorporación de aplicaciones (en especial widgets) y de cierta renovación estética a partir de la alternancia de headers. En 2013 da la sensación de que, salvo en casos excepcionales (la cobertura del BAFICI por ejemplo), las reseñas cinematográficas perderán su protagonismo habitual.

En contra de lo que algún lector pueda pensar, esta decisión no supone el abandono de la sección Cine sino el intento de una aproximación distinta, libre de la compulsión de comentar la mayor cantidad de estrenos, y en cambio más atenta al séptimo arte en tanto fenómeno ideológico. Los artículos sobre Zero Dark Thirty (éste fue el más reciente) y The internship ilustran un poco esta decisión (extensiva, dicho sea de paso, a la sección TV).

En este sentido el tranvía Espectadores también atrasa con respecto a las redes sociales, especialistas en anunciar primicias cinematográfico-televisivas y en evaluar un film/programa con una sola oración (¡a veces unimembre!).

A sus siete años recién cumplidos, este blog lleva publicados casi 2.100 posts y unos 16.400 comentarios. Con semejante carga, es lógico que transite por el carril lento de la autopista virtual (con perdón del oxímoron). Descartada la velocidad, deberá perseguir otras metas -otras virtudes- para madurar con dignidad y por lo tanto para evitar convertirse en pieza de museo. Quizás los tranvías de las ciudades modernas valgan como fuente de inspiración.

—————————————————————-
Cumpleaños anteriores: seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

17 respuestas a “Siete años, siete

  1. Leia el blog, vi la foto del transvia, y asocie/recordé 2 cosas:
    Don Bartolo y Cinema Paradiso…
    Será que son 2 cosas que siempre perdurará y será siempre un clásico, aunque la realidad los “devore”…
    ¡Feliz Cumpleaños Espectadores!

    Salute!
    Nico

  2. ¡Ojalá Espectadores también se convierta en un clásico, Nico!
    Gracias por tus buenos deseos y por estar siempre del otro lado.
    ¡Salute! 😉

  3. El Blog nos aporta una visión diferente,no queda atrapado por las velocidades de fb o Twiter. Está más cerca de un libro,por la extensión de sus textos, que de un llamado telefónico con pantalla ilustrada-. Y ejerce presencia y permanencia.

    Muchas felicidades en este dia. Festejo y alegrias.
    Eva Giberti

  4. “Presencia” y “permanencia”…. Quizás éstas sean las virtudes a las que Espectadores aspira con el tiempo, tras haber dejado atrás la condición de mera “novedad”.

    Muchas gracias por los deseos de festejo y alegrías, Dra. Giberti. Es un gusto volver a leerla por aquí.

  5. Coincido con Eva Giberti!!! No sé si será una cuestión generacional, pero yo no hago a tiempo a digerir el bombardeo de FB o Twitter, donde hay que consumir rápidamente todo lo que aparece en la góndola, sin tiempo para reflexionar…. Rescato la lectura en profundidad de un buen libro, en este caso, del blog….. Puede pasar que nosotros lectores tampoco hagamos a tiempo a ver los estrenos, entonces se hace difícil una devolución, a lo sumo me anoto la peli en mi agendita para conseguirla después (encima vivo en provincia….).

    Pero me parece que los que amamos el cine disfrutamos de los comentarios de un montón de películas que no son estrenos, y rescato la que mencionó Nico copiándoles algo que dijo Enrique Pinti:

    “Cuando ví “Cinema Paradiso” lloré a moco tendido. Tuve que verla por segunda vez para que, entonces, mi llanto no empañara mis anteojos y me dejara gozar. Pero la segunda vez lloré más que la primera porque ya sabía lo que iba a venir, y la tercera empecé a llorar en los títulos. Si hubiera una cuarta, mi llanto comenzaría en el cartón de la calificación del Instituto de Cinematografía.”

    Feliz cumpleaños!
    Stella

  6. Linda manera de celebrar una película como Cinema paradiso, Stella. Quienes la disfrutamos valoramos ese homenaje al viejo rito (¿en vías de extinción?) de asistir a una sala de barrio para entregarnos a la aventura que supone el cine.

    Gracias por tu deseo de feliz cumpleaños. Es bueno saber que también te hacés un tiempito para visitar Espectadores. 😉

  7. Cuando uno suma creo , gana Un obviedad No hay q excluir pués cada medio tiene su encanto ,su objetivo ,su utilidad .De hecho tw es un disparador para venir aca y leer tu perspectiva siempre distinta y honesta y muchos comentarios enriquecedores .
    Hace mucho dicen q al radio muere ,las cartas de amor son rídiculas ,”tablet mata libro “y “todo verdor perecerá “,,,,Falta para el apocalipsis y todos los medios siguen “vivitos y coleando”
    Hacé lo q quieras y lo demás no importa.
    Feliz cumpleaños

    Pd ;Stella yo lloro cdo escucho los primeros acordes de la música aún cdo mi memoria a veces tarda en identificar si es la de Cinema Pqradisso o cualquier otra .

  8. ¡Mabel! ¡Asidua lectores de Espectadores, si los hay!

    Tenés mucha razón: Twitter y Facebook contribuyen con el panorama mediático que nos hacemos de la realidad. Como toda herramienta, sirve cuando sabemos utilizarla.

    Gracias por tus lindas palabras, y por la compañía y los aportes de siempre. Un abrazo.

  9. diré que con el blog, se toma unos u tiempo para leerlo y meditarlo hay temas que merecen una reflexión y así hacer uncomentario, sin apuros , ami me gusta este método, y los sigo siempre,
    Desde Uruguay saludos y por muchos añso más

  10. En diversas oportunidades elogié este espacio, así que voy a repetir adjetivos ya repetidos. Seria, plural, comprometida, necesaria, original, interesante, encantadora, honesta, son características de la la página y a su creadora y editora.
    Además, los lectores de blogs tengamos en cuenta el alto mérito de mantener el sitio on line durante siete años.
    Feliz Cumple, Espectadores. Es un orgullo ser tu amigo.

  11. ¡Qué grandes tú y este espacio, María! Por muchos años más, tranvía o Airbus, que a muchos se nos hace un lugar con el que contar. Es más difícil regresar a lo breve, lo efímero de las redes sociales; regresar aquí es fácil y sobre todo necesario, como bien dice Jorge.

  12. María, no quería dejar pasar este aniversario. Un abrazo, querida amiga! Felicidades por el nuevo cumple, Espectadores!

  13. Beatriz, muchas gracias por los buenos deseos desde el entrañable Uruguay. Gracias, además, por darte una vuelta cada tanto por este pequeño blog.

    Jorge, Pati, Ceci, tres tesoros que también le debo a Espectadores. Gracias por sus palabras. Algún día, estoy segura, soplaremos velitas en el mundo real. 😉

    Un abrazo para los cuatro.

  14. Hace apenas unas horas volvió la luz a mi casa y con ella la posibilidad de desear un muy feliz cumpleaños a Espectadores.

    Que tu blog siga siendo un “tranvía”,María.Comemos apurados,leemos apurados,hasta dormimos apurados… Las buenas cosas como el vino,las comidas de la abuela,las reuniones con amigos no son cortas ni rápidas.

    Me impresionan mucho el afán por la velocidad,el deseo de ganar tiempo,la casi imposibilidad de detenerse para reflexionar y/o disfrutar de momentos que necesitan extenderse para ser enriquecedores.

  15. Muchas gracias por los buenos deseos, La Resistente. Celebremos la recuperación del servicio eléctrico además del cumpleaños de Espectadores y su modalidad anti-fast. 😉

  16. María,

    Tengo las mismas impresiones que “La Resistente” frente al mundo de hoy, a lo que sumaría una creciente dificultad para convivir y registrar los derechos del otro en cualquier ámbito (los ruidos y conductas molestas en la sala de cine es solo un ejemplo entre muchos). Me entristece mucho este estado de cosas.

    Y siempre fue muy bueno para mí encontrar en “Espectadores” un espacio donde poder parar un poco y leer textos que me conectan aquellos temas del presente sobre los que realmente vale la pena detenerse.

    Un abrazo y felicitaciones por los siete años de persistencia.

  17. ¡Caro! Compartimos el amor por el cine y la resistencia a cierta vorágine del mundo actual (y del online). Me alegra mucho que encuentres en Espectadores un espacio reparador en algún sentido.

    Me pasa algo similar con Morir en Venecia donde siempre disfruto de los textos (tuyos y ajenos), y donde reencuentro pinceladas de una cinefilia que a veces parece perdida en la velocísima autopista virtual.

    Gracias por tus palabras. Un abrazo para vos.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s