No se olviden de Adams Ledesma

“Adams Ledesma”, “Adam Ledesma”, “Adam(s) Ledezma”… La variación ortográfica no impide reconocer el nombre del periodista de origen boliviano, director de Mundo Villa, asesinado en el barrio porteño de Retiro hace dos años. Sin embargo, tal discrepancia revela la atención displicente que nuestra opinión pública le prestó al crimen dos años atrás, y que ahora le dedica al juicio oral y público iniciado el martes pasado en el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de la Ciudad de Buenos Aires.

La cobertura mediática pasa tan desapercibida que pocos lectores advertirán las diferentes transcripciones de un nombre sin la fama de Claudio Escribano, Héctor Magnetto, Daniel HadadJorge Fontevecchia o Sergio Szpolsky.

Con algo de suerte, los internautas atentos retendrán la alternativa “Adams Ledesma (Valenzuela)” porque parece la versión correcta, y porque en última instancia es la más difundida en estos días (gracias a un cable de la agencia Télam que replicaron Terra Argentina. el portal Online-911 y la versión digital de La Nación). En cambio serán excepcionales quienes hayan notado que el martes 28, el miércoles 29 y ayer jueves 30 los redactores de Mundo Villa insistieron en escribir con “z” el apellido de su ex director.

Los sitios Diario sobre Diarios, Señales y twitteros varios ya se encargaron de cuestionar la indiferencia de los medios grandes en torno al juicio por el asesinato de un periodista que algunos colegas considerarán “de segunda” cuando no “falso”. Por su parte, Espectadores simplemente se limita a aportar un granito de arena a partir un aspecto tan anecdótico como el ortográfico, pero con la misma intención de repudiar el ninguneo.

——————————————————————————–
PD. El título de este post parafrasea el slogan o lema que la prensa en general y los reporteros gráficos en particular utilizaron durante años para reclamar justicia por el asesinato del fotógrafo de la revista Noticias, José Luis Cabezas.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

8 respuestas a “No se olviden de Adams Ledesma

  1. Fijate que coincidencia: cuando desaparecio JORGE LOPEZ, hasta su abogada comenzo a llamarlo Julio. Le escribi varias veces tanto a ella como a organizaciones de DDHH de La Plata solicitando que no lo hagan desaparecer por tercera vez cambiandole el nombre y me contesto que la familia lo llamaba Julio. Como soy pesada, averigue y supe que en su familia lo llamaban TITO . Yo decia en ese momento, que no se olviden de JORGE LOPEZ, segundo nombre Julio y sobrenombre Tito. Ahora tengo que decir que no se olviden de Ledesma que es tambien Ledezma y Adams como el Chicle pero tambien Adam. Lo desapareciero a Jorge segundo nombre Julio y tratan de desaparecerlo a Adams, primer periodista asesinado por narcos

  2. Gracias por el comentario, Estela. No conocía (o no recordaba) el primer nombre de Julio López. En casos como éstos, la importancia del nombre cobra mayor relevancia. Cuidémosla.
    Un saludo.

  3. Ya se hace difícil recordar cada caso dado el carácter espasmódico y fugaz de la mirada mediática, ni hablar si lo ningunean sistemáticamente. Y es triste como se considera a algunos periodistas como de segunda y por lo tanto pasibles de olvido si algo les sucede… la solidaridad de los periodistas corporativos es una manta corta.

  4. “La solidaridad de los periodistas corporativos es una manta corta”. Qué buena frase, Iris.

    —————————————————-

    La sentencia que los miembros del Tribunal Oral y Criminal N° 2 pronunciaron ayer martes 4 de septiembre en la causa por el asesinato de Adam(s) Ledesma (o Ledezma) ocupó más espacio en la agenda mediática porteña que el desarrollo del juicio. La condena a 18 años de prisión aplicada al acusado Cristian Espíndola o Espínola (otra vez hay discrepancia ortográfica) fue noticia en la agencia Télam, Clarín, La Nación, Página/12, Ámbito Financiero, Diario Popular, Perfil y por supuesto en el sitio web de Mundo Villa.

  5. No sólo eso, Helge… También linkeó mal: lo hizo a la home y no al post correspondiente, con lo cual los lectores de Perfil entiende poco y nada a qué viene la ¿sorprendente? mención.

    Desde ya, éste es un desliz menor en Fontevecchia y su periódico al lado de notables inconductas. Otra vez en relación con Espectadores, recuerdo cuando en agosto de 2011 Perfil republicó esta exposición de Raúl Zaffaroni (que este blog obtuvo de manera exclusiva) sin mencionar la fuente.

    En fin… Como dice el refrán, “errar es humano; perdonar es divino”. 😉

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s