Albert Nobbs

Además de Desmadre, la esperada Albert Nobbs también desembarca -hoy jueves 14 de junio- en la cartelera porteña. Aunque dirigida por Rodrigo García, la película es esencialmente un proyecto de Glenn Close, que participó (junto con István Szabó, Gabriella Prekop y John Banville) de la adaptación del libro homónimo de George Moore, la produjo y la protagonizó*. Meryl Thatcher Streep le arrebató el Oscar a la mejor actriz protagónica en la última entrega de la estatuilla dorada; el solo anuncio del estreno reedita la santa indignación experimentada cuatro meses atrás.

Esta historia de crossdressing remite a la problemática feminista antes que a la de diversidad sexual. De hecho, la protagonista se traviste para sobrevivir, como mozo de un hotel, en la Irlanda del siglo XIX. Incluso el intento de conquistar a otra mujer apunta a concretar un sueño de independización laboral, libre de toda impronta sensual y romántica.

Distinto es el caso de Hubert Page (a cargo de Janet McTeer, merecedora del Oscar a la mejor actriz de reparto que terminó en manos de Octavia Spencer). Este personaje disruptivo en la vida de Nobbs encarna el tipo de conversión estructural, irreductible a una estrategia forzada por las circunstancias.

La interacción entre ambos personajes invita a reflexionar sobre la complejidad de un fenómeno más allá del corset decimonónico. Sin dudas, el estreno local de este film cae en un momento propicio, a semanas de la aprobación de la Ley de Identidad de Género en nuestra Argentina.

Darle vida a Nobbs supone un desafío profesional que permite el lucimiento sin fisuras de la camaleónica Close. Por momentos cuesta reconocer a la misma actriz que en 1988 interpretó a la perversa y sensual marquise Isabelle de Merteuil en las Relaciones peligrosas de Stephen Frears y, un año antes, a la psicópata Alex Forrest en Atracción fatal.

Glenn podría prescindir del maquillaje, y su interpretación seguiría siendo magistral. Al dominio del cuerpo en general y de la mirada en particular le debemos escenas memorables, por ejemplo la corrida en la playa y el breve raconto autobiográfico en casa de Page.

Sólo Mia Wasikowska y el menos conocido Aaron Johnson desentonan un poco en el elenco también conformado por Pauline Collins, Bronagh Gallagher, Brendan Gleeson, Jonathan Rhys Meyers. El desnivel interpretativo tal vez se deba a un guión que les retacea matices a sus Helen y Joe.

————————————————————————-
* Glenn Close encarnó a Albert Nobbs en una versión teatral realizada treinta años atrás en el Manhattan Theater club. Aquí figura un artículo (en inglés) donde la actriz evoca aquella experiencia y se refiere al fantasma del personaje que la acompañó hasta la realización de la película.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s