This is my land… Hebron

———————————————————
Especial. Cobertura DerHumALC 2012
———————————————————

This is my life… Hebron ganó anoche el primer premio de la competencia oficial de largometrajes en el 14º Festival Internacional de Cine y Derechos Humanos, que hoy miércoles llega a su fin*. El documental del norteamericano Stephen Natanson y de la italiana Giulia Amati (que conversó con el público tras la proyección del sábado pasado en el cine Gaumont) merece sin dudas la distinción: difícilmente los espectadores argentinos tendremos otra oportunidad de asomarnos a la faceta más radical del conflicto israelo-palestino.

El fresco de una localidad sitiada (en este caso por colonos judíos y soldados del ejército israelí que los protegen) nos invita a reflexionar sobre el fundamentalismo en general, fenómeno universal que cambia apenas según los distintos contextos (dicho de otro modo, no se trata de algo propio de una geografía, religión, cultura o nacionalidad). Lo que sí tiene de impactante el caso de Medio Oriente es la sensación de reedición histórica que provoca.

La denuncia que El árbol de lima hizo sobre el avance israelí en territorio cisjordano cobra una fuerza extraordinaria con las imágenes capturadas por Amati y Natanson. Casas expropiadas, pasajes enrejados, mercados clausurados, detenciones injustificadas, maltratos sistemáticos evocan la persecusión antisemita durante el nazismo. Confirman esta terrible vuelta al pasado el graffiti que reclama “cámara de gas para los árabes”; los discursos sobre derechos adquiridos por mandato divino y sobre la necesidad de una solución/erradicación final/definitiva; los insultos, pedradas y escupidas que mujeres, adolescentes y niños judíos lanzan a cuanto palestino se les cruza.

A diferencia de The green wave, This is my land… contextualiza la problemática descripta. Por lo pronto, recuerda antecedentes, entrevista a los distintos actores implicados y presenta las versiones encontradas. A las imágenes y testimonios se les suman los análisis provenientes de tres grupos: uno conformado por dos voceros de los colonos judíos en Hebrón; otro constituido por un periodista, un ex soldado y un ex parlamentario -todos ellos israelíes- que repudian el fanatismo de sus compatriotas; un tercero compuesto por referentes de las comunidades palestina e internacional.

En la pequeña charla que brindó el sábado pasado, Amati celebró la existencia de las nuevas tecnologías -en especial el auge de las cámaras hogareñas e incluso de los celulares aptos para fotografiar/filmar- que ayudaron (y siguen ayudando) a registrar pormenores de esta ocupación territorial y masacre por goteo en nombre de la religión. Posiblemente el premio del DerHumALC también reconoce el esfuerzo y coraje colectivo tanto de quienes hicieron el documental como de quienes intervinieron ante cámaras para denunciar el infierno que padecen los palestinos de Hebrón.

———————————————————
*
La cobertura de Espectadores, en cambio, se prolongará hasta el sábado.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s