El “apagón” de Movistar, o cuando la seguridad informática es un gasto y no una inversión

Por Beardy Cube
—————————–

Antes de ayer, lunes feriado, unos 16 millones de clientes de Movistar Argentina quedaron incomunicados por un desperfecto catastrófico ocurrido en el servicio de seguridad informática de la empresa. El periodismo primero informó que falló “un software” a secas; luego replicó declaraciones emitidas por la Comisión Nacional de Comunicaciones sobre “una falla en el software de Telefónica, en particular en el sistema de señalización que permite realizar llamadas, y que afectó a la telefonía móvil y en algunos casos a la fija”.

¿Pero acaso esto es algo nuevo o excepcional?

La verdad es que son muy poco probables los desperfectos en programas informáticos de edad madura, y por lo tanto sometidos a años de control, de mejoras (parches), de evolución. Una aplicación es un proceso virtual, distinto por ejemplo de una plaqueta ordinaria que suele emanar un delgado hilo de humo para anunciar que no sirve más.

El software no falla, no se quema, no se rompe a menos que…

Antes de trasladarlo al barrio porteño de Barracas (unos ocho años atrás), Movistar tenía su centro de control en un primer piso ubicado en la zona de Flores. Era una oficina atiborrada de gente, que un vidrio dividía en dos compartimentos: en uno estaban los súper servidores Sun; en el otro trabajaba el personal contratado para evitar que se cayera la red.

Ahora bien, ¿por qué contar con estos empleados si el sistema es tan eficiente y estable como sostienen los voceros de la compañía? Pues porque los aplicativos encargados de mantener el balizamiento y el tráfico de la red se basan en programas que no fueron diseñados para espacios confinados.

Aquella oficina de Flores no sólo era pequeña para los trabajadores sino que resultaba insuficiente para los clientes. De hecho, por falta de inversión, los servidores operaban a pleno y lidiaban con enormes colas de tráfico que provocaban numerosos desbordes de memoria.

Tanto era así que, cuando detectaban el parpadeo de una alarma en alguno de los enormes monitores Sun, los operadores solían arrastrar con el mouse un ícono a la papelera. En la jerga de esa época se hablaba de “purgar la memoria llena” o de “borrar los SMS pendientes cuando son demasiados” (esto explica que en esos años iniciáticos los mensajes de texto tardaran en llegar a destino o simplemente se perdieran en el camino).

Ocho años atrás, Movistar Argentina compró nuevos servidores con más capacidad y los mudó a Barracas. Allí montó un lugar algo más cómodo para los empleados y con más espacio virtual a favor de los clientes. En cambio a nadie le consta que la empresa haya vuelto a desarrollar expansiones masivas, y eso que la cantidad de usuarios aumentó notablemente.

Como otras grandes compañías instaladas en nuestra país, ésta tampoco invierte en tecnología de base: los sistemas no se duplican y las instalaciones menos todavía. Movistar no pedirá todo por triplicado pero, a diferencia de las empresas que se toman la infraestructura tecnológica en serio, tampoco dispone de un centro de control principal y de uno de resguardo cerrado, con las luces apagadas y listo para arrancar en caso de emergencia.

Claro que, si tardaron casi dos años en comprar los sistemas Sun porque costaban 1.5 millones de dólares, resulta fácil imaginarlos reticentes a la hora de ampliar el espacio del software que corre en esos sistemas, o de montar un edificio como el de Barracas en otro punto del país (porque el duplicado, backup, o como quieran llamarlo debería encontrarse en otra ciudad).

Las fallas catastróficas no sólo ocurren en los equipos informáticos… Incendios, terremotos, disturbios sociales, cortes de energía también las provocan.

Sin dudas sobran motivos para pensar en seguridad informática. Sin embargo, parece que Movistar la concibe como un gasto y no como una inversión. Y bien sabemos que los gastos son lo primero que toda empresa quiere minimizar.

One response to “El “apagón” de Movistar, o cuando la seguridad informática es un gasto y no una inversión

  1. Estimado,
    En mi opinion has minimizado los sistemas de Movistar, creo que no estas informado de los distintos sites que tiene en el pais, dado que solo hablas de Barracas, (supongo que te referis a la calle Isabel la catolica, lo que internamente se llama Barracas I y II), por otro lado hablas de equipos Sun, como si fuera la unico que existe y dejas afuera los miles de equipos propietarios y otras empresas que atienden los servicios que usa la gente y ni mencionar los mainframes que hay.
    Movistar seguro que no es un lujo, pero te aseguro que hay mucha redundancia a nivel de sofware y networking.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s