BAFICI 2012. Proyecciones especiales

Además del Cine Planetario especializado en el formato fulldome y de las Odiseas del Espacio que abordan la intersección entre séptimo arte y arquitectura, los programadores de la 14ª edición del BAFICI prometen otras funciones especiales. Una de ellas consiste en la proyección de cuatro películas argentinas que no participan de la competencia nacional pero que sin dudas interesarán al público en cuanto sepa quiénes las dirigieron: Escuela Normal de Celina Murga (documental sobre la Escuela Normal 5 de Paraná, la primera de su tipo fundada por Domingo Faustino Sarmiento); Ánima Buenos Aires de María Verónica Ramírez (film animado que explora distintos rincones porteños); El etnógrafo de Ulises Rosell (retrato del etnógrafo inglés John Palmer, que llegó al Chaco salteño a estudiar a los wichis y que hoy convive con una joven mujer aborigen y cuatro hijos); Caíto, opera prima del actor Guillermo Pfening sobre un hermano discapacitado.

Albertina Carri es otro nombre que hace ruido. Su último trabajo Pets integra la sección La Ley del Deseo, donde el gran protagonista es el sexo. Al parecer, dicho film se sumerge en el costado más animal de la cuestión.

Más apartados especiales… Imágenes Paganas pretende explorar los territorios excluidos de lo sagrado pero con sus propias iglesias e íconos. Anna Pavlova lives in Berlín del alemán Theo Solnik aborda la movida rave; Battle of the queens del suizo Nicolas Steiner se ocupa de los granjeros que hacen luchar cuerpo a cuerpo a sus reses; Civilización del argentino Rubén Guzmán retrata la obra del artista León Ferrari.

El ítem Albúm Familiar mostrará familias de todo tipo: desde padres separados que pelean por sus hijos en Everybody in our family del rumano Radu Jude hasta un padre con tendencias suicidas en El huaso del chileno Carlo Guillermo Proto. La sección Adolescencias, por su parte, exhibirá Nosilatiaj. La belleza de la argentina Daniela Seggiaro; Kids stories del francés Siegfried y El gran río del santafesino Rubén Plataneo.

También podemos asistir a Trances, sesión sobre drogas: no tanto sobre sus efectos sensoriales o las dependencias que ocasionan sino sobre su circulación. Su único exponente es el norteamericano Billy Corben, que en los últimos años parece haberse especializado en el tema y que comparte cuatro producciones: Cocaine cowboys, partes I y II; Limelight y Square grouper.

Un último apartado: La Tierra Tiembla. Se trata de la división más política del BAFICI. En la entrega de 2012 se destacan la italiana White men (sobre el tormento de los albinos africanos que son perseguidos y mutilados para usar parte de sus cuerpos en ritos de brujería) y la chileno-española Sibila (testimonio de vida de la esposa del escritor peruano José María Arguedas, encarcelada por sus vinculaciones con Sendero Luminoso).

Párrafo aparte merece la proyección de una copia nueva de la película India que Armando Bo estrenó en 1960. Esta tercera producción de la dupla que el realizador argentino conformó con Isabel Sarli fue filmada en Paraguay y Misiones, con indios de la tribu Maka como extras (de ahí que gran parte del film se presente hablado en guaraní-maka con subtítulos en castellano). El gran éxito de taquilla no la salvó del periodismo especializado (en ese entonces encarnizado) ni del extravío (hasta que a principio de 2009 investigadores del Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken dieron con una cinta abandonada en el depósito del establecimiento).

También cabe destacar las proyecciones en el marco de los 50 años de la austríaca Viennale. Su director Hans Hurch eligió el BAFICI como uno de los cuatro festivales que compartirán la celebración en representación de distintos continentes (los otros tres son Jeonju en Corea, Indie Lisboa en Portugal y el New York Film Festival en Estados Unidos). En la muestra porteña el festejo consistirá en la presentación de cinco películas: Bottle Rocket de Wes Anderson, Forty shades of blue de Ira Sachs, Lions love de Agnès Varda, Sherman’s March de Ross McElwee, Xala de Ousmane Sembène.

Para terminar, cómo no mencionar los clásicos cortos institucionales del BAFICI. En esta 14ª edición, son responsabilidad de las realizadoras argentinas Ana Katz y Delfina Castagnino y del director uruguayo Federico Veiroj.

————————————————————————————-
Atención. El presente post es la continuación de éste otro.