“Un inmenso gracias que no me cabe en el corazón”. Cristina dixit

“Un inmenso gracias que no me cabe en el corazón”. Con esta metáfora, Cristina Fernández de Kirchner inició el discurso que dio como candidata presidencial tras el anuncio de los primeros resultados de las tan temidas/ resistidas elecciones primarias. A continuación, algunos de los puntos sobresalientes del speech en el bunker del Frente para la Victoria.

  Las primeras elecciones primarias constituyen un hecho histórico que amplía la democracia, y que constituye una auténtica reforma política. Siento orgullo por haber podido coronarla porque la soñé siendo senadora opositora.

Los argentinos estamos dando una lección de democracia, no sólo en términos de participación ciudadana sino porque todos los partidos políticos han podido acceder democráticamente a los medios audiovisuales de comunicación y a la difusión de sus programas y candidatos.

El peso específico de los medios es imprescindible. Hasta esta elección, sólo podían acceder a la gran difusión aquellos partidos con el patrimonio suficiente. Hoy también podemos hablar de la igualdad de los partidos políticos. No es una cuestión menor, porque esto permite comenzar a construir la autonomía de la política del poder económico. Es casi una cuestión de supervivencia social, para que no haya un pensamiento y una teoría únicos.

Además de cuidar la democracia política, debemos cuidar la democracia económica, que también es constructora de igualdad.

Saludamos a las otras fuerzas políticas que también concurrieron a hacer su propuesta a la ciudadanía.

Apostamos a la continuidad del proyecto político que nació el 25 de mayo de 2003 y que pudo transformar a un país devastado.

No esperen de mí en esta noche maravillosa ninguna palabre que ofenda, menoscabe, agravie. Necesitamos la unidad de todos los argentinos para seguir trabajando. Más humildad que nunca; más trabajo que nunca.

Convocamos a todos los argentinos y a todas la fuerzas políticas porque el mundo es un gran tembladeral. Necesitamos de una dirigencia unida, cuya tranquilidad y sapiencia nos permitan seguir sobrellevando con éxito el desastre de 2008 y la crisis de 2009. Imitemos hacia dentro lo mismo que están haciendo los países miembros de la UNASUR.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

5 thoughts on ““Un inmenso gracias que no me cabe en el corazón”. Cristina dixit

  1. Realmente fue un buen discurso .
    Supongo debe ser díficil elaborar ,improvisando sin machete , un discurso con conceptos ,en medio de tanta jarana y emotividad
    Lo de democracia económica es un concepto nuevo y bueno (q por supuesto hay un grupete de posesivos avariciosos no quiere entender )
    Imagino q será una gran responsabilidad gobernar sabiendo q el 50 por ciento espera ir por más y q los demás no llegan ni a menos .
    Imagino también q será una gran tentación pensar como hijo”: Q `palizaaaaaaaaaa !!!!”y dormir sobre los laureles .
    Realmente me siento muy orgullosa de ser parte de este momento histórico Espero q los argentinos sepamos aprovecharlo .

  2. A mí también me gustó el comentario sobre la democracia económica, Mabel. También rescato el reconocimiento a la Ley de Medios y el deseo de que la dirigencia argentina enfrente el tembladeral mundial inspirada en la conducta de los dirigentes miembros de la UNASUR.

    Este fin de semana fue demasiado ajetreado (y discutido) como para esbozar un análisis más o menos pertinente de los primeros resultados de las elecciones primarias y de los discursos post-electorales de los candidatos participantes. Me conformo entonces con la transcripción parcial de un discurso a mi juicio promisorio.

    ————————————————————-

    PD. Registro del título de Clarín y de una coincidencia excepcional entre el Gran Diario Argentino y Espectadores.

    Captura de la home de Clarín a las 23 hs.

  3. Extrañamente esta mañana me levanté con un par de cosas rondando mi cabeza. Por un lado buscaba en la red comentarios de la Sra Carrió. Y por otro esperaba leer “Espectadores”. Ambas espectativas diamentralmente opuestas me habían perseguido en mis sueños nocturnos. Imaginaba a Lilita leyendo Espectadores e imaginaba a “los padres de Espectadores” escribiendo mientras Lilita les decía “quiero leerlos ya” con un látigo en mano y por suerte sin ropa de cuero.

    Luego de una ajetreada noche de pesadillas (por Lilita, no por Espectadores) me encuentro con una muy mesurada y objetiva pincelada de María sobre el día de ayer y me pregunto:

    ¿Acaso nadie se puso a pensar en la extraña situación de Clarín (por supuesto su CIO) que hicieron un gran esfuerzo corporativo para que esto no fuera así? Tal vez lo pensaron, tal vez desayunaron pensando en “Magneto” (No el de X-Men). Pero realmente yo no pienso en el esfuerzo de Clarín para seducir y convocar. pienso en algo mucho nás risueño, más espontáneo y lleno del sarcástico humor que tanto amo.

    ¿Se dieron cuenta de que el 50% de los empleados de Clarín votaron a Cristina?

  4. La mesura ante todo, Horacio. No tanto por indicación de la Presidenta sino por simple cábala… hasta el 23 de octubre.

    A lo sumo, hoy me permito compartir el registro de una última expresión lilista nada más y nada menos que desde Canadá. 😉

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s